lunes, 8 de abril de 2013

LA CASA CONDAL DE TALLEYRAND-PÉRIGORD

LOS TALLEYRAND-PÉRIGORD
 
 

De ilustre y antigua nobleza del Périgord, los Talleyrand o "Taillerand" -como se les nombraba hasta el siglo XVIII-, descendían en línea directa de los antiguos condes soberanos de Périgord, y eran los titulares del más antiguo condado de Francia, así reconocidos oficialmente en 1613 por cartas patentes del rey Luis XIII en favor de Daniel de Talleyrand-Périgord, príncipe de Chalais, marqués d'Excideuil, conde de Grignols y de otras baronías. Tenían por blasón "en campo de gules tres leones rampantes de oro, armados y coronados de azur, corona de príncipe sobre el escudo y corona ducal sobre el manto forrado de armiño". La divisa de la familia da una idea del orgullo de sus miembros que parecen desconocer la autoridad real: "Re Que Diou" (Nada más que Dios).

Nos cansaríamos de enumerar los pillajes y las crueldades a las que se libraron como tantos otros linajes durante la Edad Media, las brillantes alianzas, los importantes mandos militares y los grandes cargos oficiales ocupados por los Talleyrand-Périgord.



Una única mancha en la trayectoria de esta gran casa: Henri de Talleyrand-Périgord, conde de Chalais (c.1599-1626), amigo de infancia y compañero de juegos, favorito de Luis XIII de Francia, tira por la borda su prometedora carrera dejándose engatusar en un complot organizado por el hermano del rey, Gastón de Orléans; pese a su alta posición y a su estrecha amistad con el soberano al cual ha traicionado, debe encararse a un juez implacable en la persona del todo-poderoso Cardenal de Richelieu. La Razón de Estado teniendo prioridad sobre cualquier asunto, el joven marqués es ejecutado en Nantes en 1626.

Luis XIV reinando, un sobrino del decapitado que responde al nombre de Conde de Chalais, y casado a la célebre hija del Duque de Noirmoutier, Marie-Anne de La Trémoïlle, futura Princesa degli Orsini (princesa de Los Ursinos), participará igualmente en un complot contra la Corona y, descubierto, tendrá que tomar el camino del exilio para no acabar como su desgraciado predecesor. Su viuda casaría en segundas nupcias con el Duque de Bracciano, Príncipe degli Orsini, gran aristócrata romano y, viuda por segunda vez, se labrará una fulgurante carrera en la corte del rey Felipe V de España.



El último representante de la rama de Chalais, Louis Jean-Charles de Talleyrand-Périgord, Príncipe de Chalais (1680-1757), Grande de España desde 1714, había entrado en la Marina Real en 1692, convirtiéndose en capitán de fregata en 1704; oficial de las Guardias Walonas en la corte de Madrid y jefe de escuadrón en la Marina Española entre 1717 y 1722, recibió el gobierno de la provincia de Berry entre 1737-1751. Contrajo matrimonio con la viuda del marqués de Cany, nieta del célebre ministro Colbert, nacida De Rochechouart-Mortemart y madre de una futura Condesa de Talleyrand-Périgord. La Princesa de Chalais sería la abuela del célebre Charles-Maurice de Talleyrand-Périgord, Príncipe de Benevento y de Talleyrand-Périgord.

En el siglo siguiente, las cosas mejoran para el linaje: el conde Daniel-Marie de Talleyrand-Périgord (1706-1745), Conde de Grignols y Grande de España, menino del Delfín, coronel de Normandía y brigadier, casa con la hija de Michel de Chamillart, marqués de Cany, y de Marie-Françoise de Rochechouart-Mortemart: Marie-Elisabeth de Chamillart de Cany (1713-1788). Cae "gloriosamente" en el asedio de Tournai en mayo de 1745, dejando a su mujer con tres hijos varones, siendo el primogénito Charles-Daniel, Conde de Talleyrand-Périgord (1734-1788), que tan solo cuenta 11 años de edad.

 
Retrato del Conde Charles-Daniel de Talleyrand-Périgord (1734-1788).
 
 
Retrato de Alexandrine de Damas d'Antigny, Condesa de Talleyrand-Périgord (ob.1809).
 

Éste, prometido tradicionalmente a la carrera militar, se convierte a sus 16 años en coronel de los Granaderos de Francia, en Menino del Delfín Luis-Fernando y contrae matrimonio con la hija del Conde de Damas, de 22 años, Alexandrine de Damas d'Antigny (fallecería en 1809), empleada en la corte como dama de la Casa de la Delfina María-Josefa de Sajonia, nuera del rey Luis XV y madre de los tres últimos reyes de Francia. De los dos hermanos que tiene, uno abrazará la carrera de marino (Luis, Caballero de Talleyrand-Périgord, nacido en 1735), y saludado con el título de baílio de Talleyrand al ingresar en la Orden de Malta, mientras que el otro, respondiendo al nombre de Alexandre-Angélique de Talleyrand-Périgord, arzobispo titular de Trajanópolis, sería sucesivamente arzobispo de Reims y de París, recibiendo el capelo cardenalicio.

 
Retrato de Charles-Maurice de Talleyrand-Périgord, Príncipe de Benevento, 1er Duque de Talleyrand (1754-1838).


La condesa Alexandrine dará a luz a tres hijos varones, muriendo el primogénito en 1760; el segundo, y sin duda el más famoso, Charles-Maurice de Talleyrand-Périgord (1754-1838), se verá privado de los derechos sucesorios por una enfermedad genética que le ha dejado un pie deforme y una cojera permanente, imposibilitándole para la carrera de las armas; sus padres le encauzarán en la carrera eclesiástica, carrera por la cual no siente predilección alguna. Convertido en abad cortesano que multiplica las aventuras femeninas, obispo de Autun por deseo expreso de un padre agonizante, renuncia al prelado bajo la Revolución y casa con Catherine Worlee-Grand, de la cual tendrá una hija, Charlotte, nacida en 1799 antes de la boda civil. Ministro de Asuntos Exteriores bajo el Directorio, el Consulado y vice-canciller del Primer Imperio, hecho Príncipe de Benevento de manos de Napoleón I, se convierte por su talante en la gran figura política de principios del siglo XIX. Abandonando al emperador a su suerte, forzado en abdicar en una Francia invadida por las potencias extranjeras, empujará al Senado a llamar de nuevo a los Borbones. Tras los Cien-Días y la catástrofe de Waterloo, sabrá defender en el Congreso de Viena los intereses de Francia.


El tercero, Archambault, heredará de los derechos de primogenitura y se convertirá en el Conde de Talleyrand-Périgord a la muerte de su padre en 1788, fundando familia al casarse con una descendiente del célebre duque de Sully, Sabine Olivier de Sénozan, de la cual tendrá a su vez tres hijos: Louis, jinete húsar en el Ejército Imperial, fallecerá de fiebres tifoides en Berlín; Edmond, futuro Conde y 2º Duque de Talleyrand-Périgord, coronel de la caballería francesa, casará con una rica heredera, la Princesa Dorotea de Curlandia; y, finalmente, Alexandre-Daniel, barón de Talleyrand, que será prefecto imperial del departamento del Pas-de-Calais, casará con Charlotte de Talleyrand-Périgord, única hija de su tío el Príncipe Charles-Maurice de Talleyrand-Périgord, reuniendo de este modo las dos ramas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada