domingo, 8 de noviembre de 2015

LOS TRES MARQUESES DE MYENNES



MYENNES_1er. Marqués de / 1er. Marquis de_René de Vieilbourg, Señor de Cosne, des Granges y de Myennes, 1er. Marqués de Myennes (Ob. Castillo de Myennes, Cosne, 1669). Fue Capitán de las Guardias-Francesas, Tnte.-General de los Ejércitos del Rey en el Nivernais y en el Donziais, que se ilustró durante la guerra civil de la Fronda, al servicio de la Corona. Hijo menor del Caballero Claude de Vieilbourg, Señor de Myennes, muerto de sus heridas recibidas en el asedio de Candie, en Creta, y hermano menor de Charles de Vieilbourg, muerto soltero y sin descendencia. Sus abuelos paternos fueron Ravaud de Vieilbourg, Señor de Myennes, y Jeanne de Fontenay. Fue también el sobrino de Jean de Vieilbourg, Señor de Myennes, caído en el asedio de Casale en 1640, y de Gilbert de Vieilbourg, Gran Prior de Aquitania.

De antigua familia perteneciente a la nobleza de espada, con posesiones en diversos sitios al Norte del ducado de Nevers o Nivernais, sobretodo en Myennes desde el siglo XVI, los Vieilbourg han sido repetidas veces oficiales en los ejércitos reales y han servido en la Orden de Malta y, eventualmente, gestionado comandancias de la orden como Villemoison. Muchos de ellos encontraron honorablemente la muerte en el campo de batalla. Incluso en tiempos de la Fronda, y a pesar de la proximidad geográfica de Saint-Fargeau y de Bléneau, permanecen fieles a la Regente Ana de Austria y a su primer ministro el Cardenal de Mazarino. Este último, reconocedor de sus servicios y habiendo adquirido el ducado de Nivernais (1659), atribuyó a René de Vieilbourg, jefe de su familia, la función de Teniente-General del Rey en el gobierno de Nivernais y de Donziais, una nominación que le convertía en gobernador militar representante de la autoridad del Estado en una provincia, por aquél entonces, dotada de gran autonomía. En sus atribuciones, estaba el poder mobilizar o enviar a sus casas a la nobleza local en caso de invasión, de guerra civil o de batidas contra los lobos.

En 1661, el señorío de Myennes fue erigido en marquesado a favor de René de Vieilbourg, haciendo entrar a la familia en el estamento de la alta nobleza. Bajo Luis XIV, el flamante marqués de Myennes, ya desposado con Mademoiselle de Bretelle de Grémonville (hija del entonces Embajador de Francia en Venecia y de una Loménie de Brienne), puede casar sus hijos y familiares a las herederas de las más grandes familias del reino y, de paso, presentarse en la Corte y llevar un alto tren de vida en sus palacetes de París, asi como en sus castillos de Myennes y des Granges.

René de Vieilbourg, que era entonces el Teniente-General de los Ejércitos del Rey desde 1664, encontró la muerte de la manera más tonta cinco años más tarde. Se estaba armando en su habitación del Castillo de Myennes para ir de cacería cuando, accidentalmente, se le disparó una de sus armas matándolo en el acto. En el momento de desaparecer (1669), dejaba tras de si a una hija muerta en la niñez y dos hijos de carácteres y destinos muy diferentes:

El primogénito, Louis-René de Vieilbourg, convertido en 2º Marqués de Myennes (conocido como Marqués de Vieilbourg en la corte), asumió el cargo de su padre como Tnte.-Gal. del Nivernais; en 1693, contraía matrimonio con Anne-Françoise de Harlay de Champvallon (ob.1735), una militante activa y de renombre de la causa jansenista.

Sin embargo, y siendo coronel de un regimiento de Infantería, el 2º Marqués de Myennes encontró la muerte a la edad de 28 años, al caer en el asedio de Namur. Murió en la flor de la vida, sin haber tenido el tiempo de asegurarse una descendencia que pudiera recoger el testigo.

El hermano del difunto, Edmé-Ravaud de Vieilbourg, nacido en 1665, había sido destinado a la carrera eclesiástica, como la mayoría de los hijos menores de la nobleza. Convertido en Abad Comendador de la Abadía de Saint-Martin en Massay (Prov. de Berry), Prior y Señor de Cessy, resultó ser mucho más asiduo a los prostíbulos parisinos que a las clases de teología. La muerte de su hermano mayor lo devuelve al estado laico: asume el título de 3er. Marqués de Myennes y, obviamente, todas las atribuciones militares del anterior. Si mostró un gran desinterés por la vida clerical, no será menos para su nueva vida como oficial de la Corona y terrateniente. En vez de asumir sus obligaciones tanto públicas como militares, huye de la provincia y prefiere quedarse en París, llevando la típica vida de los disolutos que ya abundan durante la Regencia de Felipe II de Orléans y, de paso, despilfarra sin miramientos la fortuna familiar. Su mala conducta y amoralidad serían tan notorias en la alta sociedad, que haría fracasar dos proyectos de boda. Pese a todo y, a la edad de 33 años, contra la voluntad de toda su familia, contrae matrimonio con una joven damisela: Anne Marie Madeleine de La Varenne. Aunque pertenece ésta a la nobleza, tiene escasa fortuna y, por tanto, no resulta un buen partido a ojos de sus parientes. La pobre marquesa fallecería en 1728, sin haberle dado un solo hijo. Dos años antes de enviudar, el Marqués de Myennes había conocido una cortesana de altos vuelos que, con 28 primaveras, salía por segunda vez de la cárcel y de la que sería la nueva presa financiera hasta el final de sus días y hasta la completa alienación de sus bienes. Esa mujer, que se hace llamar Florentine Payen de Saint-Marc o Florence Dumont, es una prostituta muy cara y muy conocida de la policía parisina. Convertida en la amante y mantenida del Marqués de Myennes, se hace costear un suntuoso apartamento lujosamente amueblado en la capital, finge descubrir que es un hombre casado, se hace la escandalizada y obtiene más rentas para callar la boca y no provocar un escándalo. Tras la muerte de la marquesa, se instala en la residencia del marqués, consigue hacerse atribuir el señorío de Thou y empieza a vender muebles, joyas y los servicios de plata. En 1729, pese a su mala fama, consigue que el cura de Myennes la case con el marqués en plena noche y sin publicar la noticia. Gracias a la denuncia de la cuñada y Marquesa Vda. de Myennes, el asunto llega a manos del Obispo de Auxerre, Monseñor de Caylus, líder jansenista. Éste anula la boda y sanciona al cura complaciente. El marqués y su amante huyen entonces a París pero, una vez allí, la aventurera es detenida y encarcelada por tercera vez. Finalmente liberada, obtendrá un contrato de matrimonio que confirmará las donaciones anteriores del Marqués de Myennes, y añade otras tantas (1736). Pero las consecuencias para ambos es el ostracismo general. Convertidos en apestados, acabarán por abandonar la capital e instalarse en Myennes. Nunca tendrían hijos.

El último Marqués de Myennes, más conocido como Marqués de Vieilbourg, fallecería el 13 de agosto de 1741, a la edad de 76 años y sin ningún socorro temporal y sin sacramento en su castillo de Myennes, al borde de la bancarrota y arruinado. Enterrado junto a sus predecesores en la capilla señorial de la iglesia de Cosne, su supuesta viuda se desvanece en el aire poco después y sin dejar rastro.

A falta de descendencia, el marquesado acaba siendo heredado por la pariente más cercana, Anne-Pierrette Hinselin de Morache quien, en el mes de octubre siguiente, hizo donación del marquesado a su sobrino el Caballero Pierre Antoine Hinselin, Señor de Morache.


 

sábado, 7 de noviembre de 2015

BARONES & DUQUES DE BIRON


SEÑORES, BARONES & DUQUES DE BIRON
 
 

La familia De Gontaut o De Gontaut-Biron, pertenece a esa vieja nobleza francesa de espada, oriunda de la provincia de Guyena y cuya filiación probada remonta hasta el año 1147 (siglo XII), año en que se casa Gaston de Gontaut, hijo de Vital, señor de Badefol, con la hija de Guillaume, señor de Biron. El nombre de Gontaut fue sacado de la localidad y baronía de Gontaut, situada en la antigua senescalía de Agen. La castellanía de Biron era una de las cuatro baronías del Perigord, que fue erigida por dos veces en ducado: de 1598 a 1602 y de 1723 a 1798. El linaje, que figura como uno de los más ilustres de la nobleza de Aquitania aún existente, dio hasta la Revolución Francesa numerosos personajes de alto rango. Entre éstos, contabilizamos 4 mariscales y 1 almirante de Francia, 11 Tenientes-Generales de los Ejércitos, 1 Teniente-General de la Armada, arzobispos y obispos, consejeros de Estado, embajadores y 1 representante de la Cámara de los Pares en 1815-1848.

La Casa de Gontaut dio origen a dos ramas principales: la de Gontaut-Badefol y la de Gontaut-Biron, siendo la primera considerada como la primogénita que, desde 1233, dio a su vez dos otras ramas importantes: la de Hautefort y la de Gontaut de Saint-Geniès. La Casa de Hautefort se extinguiría a finales del s. XIX pero su última representante, Gabrielle d'Hautefort, casaría en 1890 con Fernand Stoffels quien, mediante un decreto presidencial de 1892, adoptaría el nombre de "Stoffels d'Hautefort" para perpetuar el apellido de su esposa. En cuanto a la Casa de Gontaut-Saint-Geniès, ésta desaparecería definitivamente en el siglo XIX.

La rama menor de Gontaut-Biron sería, en cualquier caso, la más célebre de todas y vería su nombre asociado a muchos acontecimientos históricos a través de sus representantes, y daría lugar a otra rama menor: la de los Gontaut de Saint-Blancard, que recogería el testigo al extinguirse la mayor en 1798.

GENEALOGÍA DE LOS GONTAUT-BIRON

-Vital de Gontaut (ob.1135), Señor de Gontaut, vasallo de los Duques de Aquitania y de Poitou, fundador del priorato benedictino de Saint-Pierre de Nogaret en Gontaut; padre de:

A-Vital II de Gontaut, Señor de Gontaut; padre de:

A1-Guillaume Ferriol de Gontaut (1292- ? ), Señor de Gontaut; c.c. Sybille de Thémines; padres de:

A2-Allemande de Gontaut; c.c. Raymond de Farguen.

B-Gaston I de Gontaut (ob.1195?), Señor de Biron y de Badefol por matrimonio; c.c. N. de Biron, hija y heredera de Bertrand, Señor de Biron; padres de:

B1-Henri de Gontaut (1165-1236), Señor de Biron, de Badefol y de Bigarroque, vasallo de la Corona; c.c. N. de Beynac; padres de:

B11-Vital de Gontaut (ob.1228?); c.c. N. de Lomagne; padres de:

-Viane de Gontaut, Dama de Montgaillard; c.c. 1º) Amanieu VI d'Albret; c.c. 2º) Hélie de Castillon

-N. de Gontaut; c.c. Isarn de L'Isle-Jourdain, Barón de Launac.

B12-Gaston II de Gontaut (ob.1251), Señor de Biron, cruzado en 1248; c.c. Marguerite de Lomagne; padres de:

B12a-Gaston III de Gontaut, Señor de Biron, vasallo del Conde de Poitiers y de Toulouse; c.c. 1º) Messotte; 2º) Marquèze de Domme de Beauville; padres de:

B12a1-Pierre I de Gontaut, Señor de Biron, de Gontaut, de Lauzun y de Castillonès; c.c. Bertrane de Thémines; padres de:



B12a11-Pierre II de Gontaut, 1er. Barón de Biron, de Gontaut y de Lauzun (ob.1350?); c.c. (1318) 1º) Allemande de Madaillan; c.c. 2º) Agnès de Pins; padres de:

B12a111-Pierre III de Gontaut, 2º Barón de Biron; c.c. 1º) Marie de Concots; 2º) Huguette de Cardaillac; padres de: => 1 hijo muerto joven

B12a112-Gaston IV de Gontaut, Señor de Gontaut y 3er. Barón de Biron (ob.1394); c.c. Marguerite de Biron-Montferrand -hija de Aymeric III de Biron, co-señor de Montferrand-; padres de:

B12a112a-Amalric de Gontaut, 4º Barón de Biron (ob.1399); c.c. Catherine de Cavaignac

B12a112b-Gaston V de Gontaut-Biron, 5º Barón de Biron; c.c. Sybille de Lesparre (ob.1432); padres de:

B12a112b1-Gaston VI de Gontaut-Biron, 6º Barón de Biron (ob.1481); c.c. Catherine de Salagnac aka De Salignac; padres de: [Ref. 1A -> 1AAAA]

1A-Pons de Gontaut-Biron, 7º Barón de Biron (ob.1524); c.c. 1º) Madeleine de Rochechouart-Mortemart; 2º) Marguerite de Faubournet de Montferrand; padres de:

1AA-Jean I de Gontaut-Biron, 8º Barón de Biron (1502-1557); c.c. Renée-Anne de Bonneval, Dama de Caraise y de Chef-Boutonne (1506-1549); padres de:



1AAA-Armand de Gontaut-Biron "El Cojo", 9º Barón de Biron (1524-1592) Gran Maestre de la Artillería, Consejero Privado del Rey, Mariscal de Francia, Caballero de las Ordenes del Rey; c.c. Jeanne d'Ornezan, Dama de Saint-Blancard (1540-1593) -hija de Bertrand d'Ornezan y de Jeanne de Comminges-; padres de:



1AAAA-Charles de Gontaut-Biron, 10º Barón y creado 1er. Duque de Biron [1598], Mariscal y Par de Francia, Caballero de las Ordenes del Rey (1562-1602)-ejecutado por traición-; con Gilette Sébillotte, padres de:

-Charles II de Gontaut-Biron (ob.1636), legitimado y ennoblecido en 1618, no hereda de su padre ejecutado por alta traición; los bienes y títulos confiscados por la Corona revierten a su tío Jean II de Gontaut-Biron {el ducado con paridad se declara extinto en 1602}.

1AAAA-Alexandre de Gontaut-Biron, Caballero de Biron (ob.1583) -muerto soltero-

1AAAA-Jean II de Gontaut-Biron (ob.1636), 11º Barón de Biron en 1602, titulado Marqués de Biron, Señor y Barón de Saint-Blancard, Montaut, Brisambourg, Chef-Boutonne, etc., Consejero de Estado y Mariscal-de-Campo; c.c. 1º) Jacqueline de Gontaut de Saint-Geniès, Dama de Badefol (ob.1617) -hija de Hélie, Barón de Saint-Geniès y de Badefol, y de Jacqueline de Béthune-; 2º) Marthe Françoise de Noailles -hija de Henry, Conde de Noailles, y de Jeanne-Germaine d'Espagne-; padres de:

1AAAB-Henri Charles de Gontaut-Biron, 12º Baron de Biron (1620-1636), Coronel del Regto. de Périgord -muerto de 1 caída de caballo-

1AAAB-François de Gontaut-Biron, 13º Barón de Biron, 1er. Marqués de Biron, Barón de Saint-Blancard (1629-1700), Coronel del Regto. de Périgord, Tnte.-General de los Ejércitos del Rey, Caballero de las Ordenes del Rey; c.c. (1648) Élisabeth de Cossé-Brissac (ob.1679) -hija de François, Duque de Brissac-; padres de:

1AAAC-Louis de Gontaut (ob.1662)



1AAAC-Charles-Armand de Gontaut-Biron, 2º Marqués de Biron (1663-1756), 2º Duque de Biron y Par de Francia {2ª creación 1723} Tnte.-General de los Ejércitos del Rey, Mariscal & Decano de los Mariscales de Francia, Caballero de las Ordenes del Rey; c.c. (1686) Marie-Antonine de Bautru de Nogent (1665-1742) -hija de Armand, Conde de Nogent, y de Diane-Charlotte de Caumont-Lauzun-; padres de:



1AAAD-François Armand de Gontaut-Biron, Duque de Lauzun, 3º Duque de Biron y Par de Francia (1689-1736); c.c. Marie-Adélaïde de Gramont (1700-1740) -hija de Antoine IV, Duque de Gramont, y de Marie-Christine de Noailles-; padres de:

1AAAE-Antoine Charles de Gontaut-Biron, Duque de Lauzun y 4º Duque de Biron, Par de Francia (1717-1737?) -muerto soltero-

1AAAE-Louise Antonine de Gontaut-Biron (1718-1737); c.c. (1732) François-Michel César Le Tellier de Louvois, Marqués de Courtenvaux, de Louvois y de Montmirail (1718-1781).

1AAAD-Jean-Louis de Gontaut-Biron, Abad Comendador de Moissac (1692-1777), 5º Duque de Biron y Par de Francia en 1736, renuncia en 1738.




1AAAD-Louis-Antoine de Gontaut-Biron, Conde de Biron (1701-1788), 6º Duque de Biron y Par de Francia (1777), Mariscal de Francia, Caballero de las Ordenes del Rey; c.c. (1740) Pauline Françoise de La Rochefoucauld de Roye, Marquesa de Sévérac (1723-1794) -hija de François, Conde de Roucy, y de Marguerite-Elisabeth Huguet de Sémonville- => sin descendencia

1AAAD-Charles-Armand II de Gontaut-Biron, Abate de Gontaut (1703-1732)

1AAAD-Charles Antoine Armand de Gontaut-Biron, Marqués y 1er. Duque de Gontaut (1708-1798), 7º Duque de Biron y Par de Francia (renuncia 1788-1793) Tnte.-General de los Ejércitos y Caballero de las Ordenes del Rey; c.c. (1744) Antoinette Eustachie Crozat du Châtel (1727-1747) -hija de Louis François, Marqués du Châtel, y de Marie-Thérèse Catherine Gouffier de Heilly-; padres de:



-Armand-Louis de Gontaut-Biron, Marqués de Gontaut (1747-1793), Duque de Lauzun (1766), 8º Duque de Biron y Par de Francia (1788), Marqués du Châtel y de Caraman, Barón de Lesquelen, Tnte.-General de los Ejércitos del Rey; c.c. (1766):



Amélie de Boufflers (1751-1794) -hija de Charles-Joseph, Duque de Boufflers, y de la Princesa Marie-Anne Philippine de Montmorency- => sin descendencia / guillotinados.



1AAAD-Françoise Madeleine de Gontaut-Biron (1692-1739); c.c. (1715) Jean-Louis d'Usson, Marqués de Bonnac (1672-1738) => con descendencia / Marqueses de Bonnac



1AAAD-Judith-Charlotte de Gontaut-Biron (1694-1741); c.c. (1717) Claude-Alexandre de Bonneval, Conde de Bonneval (1675-1747) Tnte.-General de los Ejércitos del Emperador, Generalísimo de las Tropas Otomanas y Pachá en nombre del Sultán



1AAAD-Geneviève de Gontaut-Biron (1696-1756); c.c. (1720) Louis VII, 6º Duque de Gramont (1689-1745) => con descendencia / Duques de Gramont & Soberanos de Bidache

1AAAD-Marie-Antoinette Victoire de Gontaut-Biron (1700-1770); c.c. (1721) Louis Claude Scipion de Grimoard de Beauvoir, 5º Conde du Roure, Marqués de Grisac (1690-1752) => con descendencia / Condes du Roure & Marqueses de Grisac

1AAAD-Marie Renée de Gontaut-Biron (1702-1775); c.c. (1726) Charles Eleonor Colbert, Conde de Seignelay (1689-1747) => con descendencia / Condes de Seignelay

1AAAD-Charlotte Antonine de Gontaut-Biron (1711- ? ); c.c. (1730) Louis III du Bouchet, 4º Marqués de Sourches, Conde de Montsoreau y de Tourzel => con descendencia

1AAAC-Louise de Gontaut-Biron (1662-1739); c.c. (1684) Joseph Marie de Lascaris, Marqués d'Urfé y de Beaugé, Conde de Sommeville (1652-1724) => sin descendencia

1AAAC-Marie-Madeleine Agnès de Gontaut-Biron (ob.1724); c.c. (1688) Louis de Louet de Calvisson, Marqués de Nogaret (ob.1690)

1AAAB-Joseph de Gontaut-Biron, Señor de Brisambourg => con descendencia / Marqueses de Brisambourg

1AAAB-Marie-Charlotte de Gontaut-Biron + Jeanne-Françoise + Marie-Marthe {religiosas de la Visitación de Saint-Four}

1AAAA-Armand de Gontaut-Biron, Señor de Saint-Blancard; c.c. Hippolyte de Lauzières, Dama de La Chapelle y de Moissac; padres de:

-Jean-Charles de Gontaut-Biron, Barón de Saint-Blancard (ob.1688); c.c. Anne Roger de Comminges (ob.1670); padres de:

-Jean-Louis de Gontaut-Biron, 1er. Marqués de Saint-Blancard (ob.1684); c.c. Marthe de Timbrune de Valence; padres de:

-Charles Aymeric de Gontaut-Biron, 2º Marqués de Saint-Blancard (1682-1757); c.c. Julienne Alexandrine de Mun de Cardaillac-Sarlabous; padres de:

-Armand-Alexandre de Gontaut-Biron, 3er. Marqués de Saint-Blancard (1717-1804); c.c.



Françoise Madeleine de Preissac d'Esclignac (1724-1806); padres de:



1-Jean Armand Alexandre Henri de Gontaut-Biron, Marqués de Gontaut, Marqués de Gontaut-Biron y 4º Marqués de Saint-Blancard (1746-1826), 1er. Conde de Gontaut-Biron (1811); c.c. Marie-Joséphine de Palerne de La Madeleine (1751-1830); padres de:

1a-Armand de Gontaut-Biron, 5º Marqués de Saint-Blancard, Marqués de Biron & Par de Francia (1771-1851); c.c. Elisabeth-Charlotte de Damas de Crux (1776-1827); padres de:

1a1-Henri de Gontaut-Biron, 6º Marqués de Saint-Blancard, Marqués de Biron (1802-1883); c.c. Antonine de Mun (1809-1827)

1a1-Etienne Charles de Gontaut-Biron, Marqués de Biron (1818-1871); c.c. Charlotte Marie FitzJames Stuart (1831-1905)

1b-Charles de Gontaut-Biron, 1er. Conde de Gontaut-Biron (1776-1840), Chambelán del Emperador Napoleón I, diputado; c.c. Adélaïde de Rohan-Chabot (1793-1869); padres de:

1b1-Louis Armand de Gontaut-Biron, Marqués de Gontaut-Saint-Blancard (1813-1897); c.c. Félicie de Beauffremont-Courtenay (1820-1912)

1b2-Roger de Gontaut-Biron (1815-1877); c.c. Léontine de Berton des Balbes de Crillon (1819-1867)



1b3-Anne-Armand-Élie de Gontaut-Biron, Vizconde de Gontaut-Biron (1817-1890), Embajador en Berlín, senador; c.c. Augustine Henriette Marie Mathilde Radegonde de Lespinay (1823-1867)

2-Charles-Michel de Gontaut-Biron, Marqués de Saint-Blancard (1751-1825); c.c. Marie-Louise de Montaut de Navailles (1773-1862); padres de:

2a-Joséphine Françoise de Gontaut-Biron (1790-1844); c.c. Ferdinand de Rohan-Chabot, 9º Duque de Rohan (1789-1869) => con descendencia / Duques de Rohan

2b-Charlotte de Gontaut-Biron (1796-1887); c.c. François de Bourbon-Busset, 9º Conde de Busset (1782-1856) => con descendencia / Condes de Busset

3-Madeleine Antoinette de Gontaut-Biron (1745-1806); c.c. Charles Bernard Joseph de Percin, Marqués de Montgaillard y de La Valette (1747-1795)

4-Marie-Jeanne Bernardine de Gontaut-Biron (1748-1827); c.c. Philippe Maurice Charles de Vissec de Latude, 5º Marqués de Ganges (1743-1815)

5-Louise-Anne-Victoire Charlotte de Gontaut-Biron (1753-1826); c.c. Jacques Philippe du Haget, Conde de Vernon (1736- ? )

1AAAA-Philiberte de Gontaut-Biron (ob.1606); c.c. Charles de Pierre-Buffière, Vizconde de Comborn, Barón de Châteauneuf

1AAAA-Charlotte de Gontaut-Biron (1561-1635); c.c. Jacques Nompar de Caumont, 1er. Duque de La Force, Mariscal & Par de Francia (1558-1652) => con descendencia / Duques de La Force

1AAAA-Anne de Gontaut-Biron; c.c. Guy Odet de Lanes, Barón de La Roche-Chalais

1AAAA-Claude de Gontaut-Biron (1580-1617); c.c. Charles de La Rochefoucauld, Conde de Roucy (1560-1605)

1AAAA-Louise de Gontaut-Biron; c.c. Brandélis de Gironde, Marqués de Montclar

1AAB-Foucauld de Gontaut, Señor de Puybeton, Lauderan y Lauzun (ob.1569); c.c. Blanche de Turgis; padres de:

-Charlotte de Gontaut; c.c. Geoffroy de Durfort, Barón de Boissières

1AAC-Jeanne de Gontaut-Biron, Dama de Lavaur; c.c. Jacques de Durfort, Barón de Boissières y de Salvian

1AAD-Claude de Gontaut-Biron (1531-1587); c.c. Jean d'Hébrard, Barón de Saint-Sulpice

1AAE-Jeanne de Gontaut-Biron (ob.1598); c.c. 1º) Pierre Bouffard, Señor de Brisambourg; 2º) Jean de Caumont, Señor de Montpouillan y de La Perche

1AA-Catherine de Gontaut-Biron; c.c. 1º) François de Durfort, Señor de Duras, Blanquefort, Civrac, Pujols y de Rauzan (1494-1524); 2º) Jacques de Pons, Barón de Mirambeau, Señor de Plassac

2A-Armand de Gontaut-Biron, Obispo de Sarlat, Arzobispo de Nazaret (1462-1531)

3A-Brandélis de Gontaut-Biron, Señor de Brussac, Montferrand y Puybeton (ob.1515); c.c. 1º) Antoinette de Tournemine; 2º) Anne Ricard de Gourdon de Genouillac => con descendencia / Señores de Salagnac y de Arros

4A-Guy de Gontaut-Biron, Señor de Puybeton, Protonotario Apostólico.

5A-Marguerite de Gontaut-Biron (1464-1517); c.c. 1º) Robert de Chauveron, Señor de Dussac; 2º) Guy de Tournemine, Señor de Tournemine y de La Peyre-en-Jordanne => con descendencia

6A-Jeanne de Gontaut-Biron; c.c. Raymond de Bauze, Señor de Belcastel => con descendencia

7A-Catherine de Gontaut-Biron; c.c. Bertrand de Lur, Señor de Longa

8A-Marguerite de Gontaut-Biron; c.c. Michel de Chassaigne, Señor de Génissac

9A-Marguerite-Catherine de Gontaut-Biron; c.c. Alain de Carbonnières, Barón de Carbonnières

B12a112b2-Arnaud de Gontaut-Biron, Señor de Montaut (ob.1399); c.c. Dauphine de Durfort => sin descendencia

B12a112b3-Jeanne de Gontaut-Biron; c.c. Marquès de Gourdon-Saint-Cirq, Señor de La Vercandière.

B12a112b4-Catherine de Gontaut-Biron; c.c. 1º) Guyon de Félets; 2º) Jean-Flamenc de Brussac.

B12a112b5-Isabeau de Gontaut-Biron, Dama de Bonnefonds (ob.1482); c.c. Pierre de Lasseran de Massencôme, Señor de Montluc (ob.1470) => con descendencia.

B12a112c-Pierre IV de Gontaut (ob.1439), Señor del Cas, Mordagne y Carbonials; c.c. (1421) Agathe de Luzech; padres de: => con descendencia / Señores de Cabrerès

B12a2-Guillaume de Gontaut

B12a3-Gaston de Gontaut, Señor de Montaut; c.c. Marquèze de Lomagne => con descendencia

B12b-Arnaude de Gontaut; c.c. (1250) Roger d'Armagnac, Vizconde de Fézensaguet.

B12c-Arnaud de Gontaut

B12d-Henry de Gontaut (ob.1295); padre de:

-Pierre de Gontaut; c.c. Condesa de Luzech.

B13-Pierre I de Gontaut (ob.1276), Señor de Badefols; c.c. Héliote de Castelnaud; padres de:

B14-Raymonde de Gontaut; c.c. Martin d'Algaïs, Señor de Bigarroque, cátaro ejecutado por los cruzados.

B2-Vital de Gontaut, Señor de Gontaut. => con descendencia


martes, 27 de octubre de 2015

EL CONDE DE TREMBLECOURT




TREMBLECOURT_Conde de / Comte de_Louis de Beauvau, Señor y Conde de Tremblecourt (Lorena, h.1567 / Remiremont, Lorena, 1596). Fue el benjamín de los tres hijos varones del Barón Claude de Beauvau y de su segunda mujer Jeanne de Saint-Beaussant, y un oficial militar que se ilustró durante las campañas italianas y que perteneció al partido ultracatólico de la Santa-Liga durante las guerras de religión que sacudieron Francia en la 2ª mital del siglo XVI.

Provisto del señorío de Tremblecourt y convertido en conde (título de cortesía), Louis de Beauvau abrazó la carrera de las armas haciendo su bautizo de fuego durante las guerras italianas. Brillante duelista de la corte francesa, debió sobretodo su fama de gran espadachín al vencer en singular duelo a un temido gentilhombre al servicio del Duque de Guisa. Enteramente dedicado a su oficio de soldado, hizo las campañas de Flandes bajo las ordenes del Duque Alejandro de Parma, en calidad de teniente del Regimiento de Saint-Balmont, un pariente suyo. Más tarde al frente de éste, su regimiento fue rebautizado con su nombre de Tremblecourt y compuesto por doce compañías de hombres de armas.

Habiendo abrazado la causa de la Santa-Liga contra el rey Enrique IV de Francia, se puso a las ordenes del Duque de Mayenne, y estuvo presente en el asedio de Tours en 1589, pero cayó prisionero en la batalla de Arques poco después. Instado por el rey a servirle, Tremblecourt se negó y fue obligado a retirarse alejado de los combates por espacio de un año. Pese a la prohibición de retomar la espada y pisar los campos de batalla, Louis de Beauvau estuvo presente en la batalla de Ivry pero, para evitar represalias, abandonó el mando a su tío el Señor de Panges (1590). A partir de 1591, vuelve a la escena bélica mandando sus compañías en la batalla de Saint-Denis (siendo herido de gravedad y dado por muerto) y en el asedio de Noyon (1592). En 1594 se encuentra aún bajo las ordenes del Duque de Mayenne, pero la conversión al catolicismo de Enrique IV le fuerza a deponer las armas y a someterse a la autoridad real. El rey le nombró entonces Teniente-General de sus Ejércitos en Borgoña. Desde entonces, oficialmente al servicio del Príncipe Mauricio de Orange pero efectivamente al del Rey de Francia, Tremblecourt preparó, junto con Jean d'Aussonville, la invasión del Franco-Condado. La campaña se inició en enero de 1595 y se tradujo en un fracaso por culpa de la llegada de las tropas españolas de refuerzo y el mal tiempo. Actuando abiertamente en nombre de Enrique IV, tomó y luego defendió el Castillo de Vesoul.

Regresado momentáneamente a sus tierras de Lorena, encontró la muerte en 1596 en Remiremont, mortalmente herido de un disparo de mosquetón en misteriosas y nunca esclarecidas circunstancias.




EL SEÑOR D'AVILLERS & DE NOVIANT




AVILLERS_Señor de / Seigneur d'_Jean de Beauvau, Señor de Avillers, de Noviant, de Tremblecourt, co-Señor de Manonville, Señor de Vignot y de Malaumont, etc. (Lorena, h.1563 / Castillo de Noviant-aux-Prés, Lorena, 1636). Hijo del segundo matrimonio de Claude de Beauvau, Barón de Beauvau y de Manonville (1530-1597) con Jeanne de Saint-Beaussant, fue un cortesano y oficial militar perteneciente al partido ultracatólico de la Santa-Liga durante las guerras de religión que sacudieron Francia en la segunda mitad del siglo XVI.

Su padre era el Baílio y Capitán de Hanston-le-Châtel, Maestre del Guardarropa de Antonio de Borbón, Rey de Navarra, y Gobernador del Príncipe Enrique de Lorena, Marqués de Pont-à-Mousson, primogénito y heredero del Duque Carlos III de Lorena. Su hermano Jean, Señor de Panges, era consejero privado del Duque de Lorena y ministro de Finanzas del ducado. El padre de ambos, René de Beauvau (ob.1549-50?), Señor de Manonville, de Noviant y de Tremblecourt, había sido el chambelán del Duque Antonio I de Lorena.

Claude de Beauvau había tenido, de su primer matrimonio con Nicole de Luxelbourg o Lutzelburg, Condesa del Sacro Santo Imperio Románico Germánico, Baronesa de Fléville y de Turquestaing, un hijo varón que sería Primer Gentilhombre de Cámara del Príncipe Enrique de Lorena:

-Charles de Beauvau, Señor de Fléville (ob.1595); c.c. Philiberte de Saulx => con descendencia / Marqueses de Beauvau & Señores de Manonville


Al convertirse en viudo, contrajo segundas nupcias con Jeanne de Saint-Beaussant, de la que tendría 3 hijas y 2 hijos: Jean y Louis de Beauvau.

Los Beauvau pertenecían a una de las más antiguas casas de Lorena, vasalla de la Corona Francesa por sus posesiones patrimoniales en el Anjou y emparentada con los Borbones mediante el matrimonio, en 1454, de Isabelle de Beauvau con Juan II de Borbón-Vendôme, tatarabuelo del rey Enrique IV de Francia y de Navarra.

Jean de Beauvau combatió las tropas del rey Enrique IV de Francia, estando a las ordenes del Duque de Mayenne y de los Duques de Guisa, hasta el asedio del castillo de Beaune en 1595 dónde comandaba un regimiento. Tras la rendición y sumisión del Duque de Mayenne, hasta entonces Jefe de la Liga, en noviembre de 1596, Jean de Beauvau hizo lo propio y ofreció su espada al rey tras obtener el real perdón. Poco después, regresó a sus tierras lorenas para establecerse de manera definitiva. Nombrado consejero de Estado del Duque de Lorena, gentilhombre ordinario de cámara del Cardenal de Lorena, fue investido Baílio de Bassigny en 1599, Senescal del Barrois en 1616 y Senescal de Lorena en 1632.

De su tardío matrimonio con Antoinette d'Urre de Theissières (ob.1660), celebrado en 1606 y que le aportó los señoríos de Vignot y de Malaumont, tan solo tuvo un hijo varón:

-Anne François de Beauvau, 1er. Marqués de Noviant (1617-1669); c.c. Marguerite de Raigecourt; padres de:


-Marie-Josephe de Beauvau, religiosa

-Claude Joseph de Beauvau, religioso

-Joseph Gabriel Bernard, 2º Marqués de Noviant (1649-1669) -muerto soltero-

-Jeanne Antoinette de Beauvau, 3ª Marquesa de Noviant (? - 1725); c.c. Jean-Claude de Cussigny, Conde de Vianges (ob.1699) => sin descendencia


Tuvo el honor de alojar al rey Luis XIII de Francia en su castillo de Noviant el 24 de junio de 1632, quien se personaba en Lorena para firmar un tratado de paz en Liverdun con el Duque Carlos IV.

Cuatro años después, Jean de Beauvau fallecía de muerte natural en su castillo de Noviant. Seis años más tarde, Luis XIII convertía a su único hijo y heredero en 1er. Marqués de Noviant (13-11-1642).





sábado, 26 de septiembre de 2015

EL IVº DUQUE DE FITZ-JAMES




FITZ-JAMES_IVº Duque de / 4ème. Duc de_Charles Fitz-James Stuart, Conde de Fitz-James, IVº Duque de Fitz-James, Mariscal y Par de Francia (Castillo de Saint-Germain-en-Laye, Francia, 04-11-1712 / Hôtel de Fitz-James, París, 23-01-1787). Hijo menor del 1er. Duque de Berwick y nieto del rey Jacobo II de Inglaterra y VII de Escocia. Fue un distinguido oficial militar y Mariscal de Francia al servicio de Luis XV, veterano de las guerras de sucesión polaca y austríaca, y de la Guerra de los Siete Años, Comandante de la Provincia de Languedoc y Gobernador del Limosín, que tuvo un destacado papel en el conflicto entre la Corona y los Parlamentos que sacudió el final de reinado de Luis XV.



Nacido en el Castillo Real de Saint-Germain-en-Laye, entonces residencia oficial desde 1701 del exiliado y ya difunto rey Jacobo II de Inglaterra y VII de Escocia, de su esposa la reina María de Módena y de su heredero el Príncipe de Gales (más conocido en la historia como el Viejo Pretendiente o bajo el título de Duque de Albany), Charles de Fitz-James Stuart era el sexto retoño y cuarto hijo varón fruto del segundo matrimonio de James Fitz-James Stuart, 1er Duque de Berwick y de Fitz-James, Mariscal de Francia (1670-1734) con Lady Anne de Bulkeley (1675-1751), nieta del 1er. Vizconde Bulkeley y hermana del Conde Francis de Bulkeley. Tuvo por hermanos a:

-James Francis de Fitz-James Stuart (1696-1738), Conde de Tinmouth, IIº Duque de Llíria y Jérica, Grande de España, IIº Duque de Berwick, Par de Francia (hijo del 1er. matrimonio) => Rama Primogénita / Duques de Berwick, de Llíria y de Jérica, Grandes de España.

-James de Fitz-James Stuart (1702-1721), IIº Duque de Fitz-James, Par de Francia.

-Henrietta de Fitz-James Stuart (1705-1739); c.c. Jean-Baptiste Louis, Conde de Clermont d'Amboise.

-François de Fitz-James Stuart (1709-1764), IIIer. Duque de Fitz-James, Par de Francia.

-Laure Anne de Fitz-James Stuart (1710-1766); c.c. Joachim Louis de Montagu, Marquis de Bouzols.

-Henry de Fitz-James Stuart (1711-1731), Conde de Fitz-James, Coronel del Regto. Berwick Infantería Irlandesa.

-Marie Émilie de Fitz-James Stuart (1715-1770); c.c. François Marie de Pérusse, Conde des Cars o d'Escars.

-Edward de Fitz-James Stuart (1716-1758), Caballero de Fitz-James.

-Anne Sophie de Fitz-James Stuart (1718-1763), religiosa.

Tan solo tenía 17 años cuando, por dimisión de su hermano mayor el Conde Henry de Fitz-James, y luego de otro de ellos, François de Fitz-James Stuart, que abrazaba la carrera eclesiástica, se vio provisto del gobierno y de la lugartenencia-general del Limosín el 28 de diciembre de 1729.

Ya conocido bajo el título de Conde de Fitz-James, entró en el cuerpo de los Mosqueteros del Rey (1730), obtuvo una compañía en el Regimiento de Caballería de Montrevel (1732) y, finalmente, un regimiento de caballería irlandesa al que se le otorgó su nombre (1733).

Ese mismo año de 1733, la paz de la cual gozaba Europa desde hacía 20 años, se vio amenazada por la muerte del rey Augusto II de Polonia. Las potencias europeas se enzarzaron entonces en una disputa por ver quién colocaba en el trono polaco a su candidato, y la guerra estalló irremediablemente. Luis XV de Francia, que pretendía que su suegro Estanislao I Leszczynski recuperase su trono, del que había sido expulsado por el Elector Federico-Augusto I "El Fuerte" de Sajonia y el zar Pedro I de Rusia, entró de lleno en la Guerra de Sucesión Polaca. Un ejército francés bajo el mando del Mariscal de Berwick, penetró entonces en territorio germano y, entre los oficiales, figuraba el Conde Charles de Fitz-James a la cabeza de su regimiento de caballería irlandesa. Participó en los asedios de Kehl (1733) y de Philippsburg (1734); se encontraba junto a su padre cuando éste recibió el letal impacto de una bola de cañón, y escapó milagrosamente de la muerte enteramente cubierto por la sangre y el cerebro desparramado de su progenitor. Pese a semejante pérdida, Charles siguió sirviendo en el Ejército del Rhin bajo las órdenes del sustituto de su padre, el Mariscal-Duque de Coigny, hasta las preliminares de la Paz de Viena en 1738. Durante el conflicto, el conde fue uno de los primeros masones franceses que ingresó en la Logia de Bussy (1735).

En 1736, tras las renuncias consecutivas de sus hermanos mayores, Charles de Fitz-James Stuart se convirtió en el IVº Duque de Fitz-James y Par de Francia.

En 1740, al fallecer el emperador Carlos VI de Austria, último representante varón de la dinastía de Habsburgo en el solio imperial, las potencias que habían inicialmente prometido respetar su Pragmática Sanción (en la que designaba como herederos suyos a su hija la Archiduquesa Maria-Teresa de Austria y su yerno el Duque Francisco III Esteban de Lorena, Gran Duque de Toscana), se desdijeron provocando un nuevo conflicto europeo: la Guerra de Sucesión Austríaca. Francia apadrinó entonces a su candidato al trono imperial, el Elector Carlos Alberto de Baviera, poniendo a su disposición un ejército de 40.000 hombres que, en 1741, cruzó el Rhin bajo las órdenes del Mariscal-Duque de Belle-Isle, mientras otro de otros tantos 40.000 cruzaba el Mosa bajo las órdenes del Mariscal-Marqués de Maillebois. El Duque de Fitz-James formaba parte de ese segundo ejército. De vuelta a Francia en julio de 1743, acaba la campaña en Baja-Alsacia bajo las órdenes del Mariscal-Duque de Noailles.

Entretanto, el 1 de febrero de 1741, Charles de Fitz-James Stuart había contraído matrimonio con Victoire Louise Josèphe de Goyon-Matignon (1722-1777), Dama de palacio de la Reina María Leszczynska e hija de Marie Thomas Auguste Goyon de Matignon, Marqués de Matignon y Conde de Gacé (1684-1766), y de Edmé-Charlotte de Brenne, Condesa de Bombon. De dicha unión, muy feliz y harmoniosa por cierto, nacerían 7 hijos.

El año siguiente (1744), es promovido al rango de mariscal-de-campo y empleado en el ejército del Rey. Comandaba el asedio de Tournay (1745) cuando Luis XV y el Mariscal-Conde de Sajonia recogían los laureles de la victoria en Fontenoy. Luego sirvió durante los asedios de Oudenaarde y de Dendermonde. En 1746, integrado en el ejército de Flandes bajo el mando del Mariscal de Sajonia, participó activamente en los sitios de Mons, Saint-Guilhain, Charleroi y de Namur, y tomó parte en la victoria de Rocourt.

La batalla de Lawfeld, mucho más sangrienta que la de Fontenoy, inauguró la campaña de 1747 en los Países-Bajos, y el Duque de Fitz-James se ilustró en ella como en el sitio de Bergen-op-Zoom, bajo las órdenes del Mariscal-Conde de Lowendahl. Se encontraba en el asedio de Maastricht, cuando Francia, Gran-Bretaña y los Países-Bajos firmaban los preliminares de paz en Aquisgrán (1748). La paz terminaba con 8 años de calamidades y con una guerra ruinosa para Francia que, aunque victoriosa en el conflicto europeo, veía amenazado su imperio colonial, su comercio y su marina por la hegemónica Gran-Bretaña.

Apenas terminadas las hostilidades, el Duque de Fitz-James fue elevado al grado de Teniente-General de los Ejércitos del Rey el 10 de mayo de 1748. El 2 de febrero de 1756, era recibido ceremoniosamente por Luis XV en el seno de la Orden del Espíritu Santo.

La Guerra de los Siete Años supuso para él un nuevo destino en tierra germana. Puesto al mando de varios cuerpos, contribuyó activamente a la victoria francesa en la batalla de Hastenbeck (1757) y a la toma de varias plazas en el electorado de Hannover. El año siguiente se encontraba en la batalla de Krefeld y, pocos meses después, tuvo que conducir 10 batallones y 12 escuadrones para reforzar el ejército del Mariscal-Príncipe de Soubise, y se distinguió en la batalla de Lutzelberg.

Durante la desastrosa batalla de Minden, librada el 1 de agosto de 1759 por el Mariscal-Marqués de Contades y perdida por la desobediencia del Mariscal-Duque de Broglie, el Duque de Fitz-James cargó contra las tropas hannoverianas a la cabeza de toda la caballería francesa.

El 16 de septiembre de 1761, fue nombrado Comandante de la provincia de Languedoc y de las costas del Mediterráneo. Poco después, la guerra concluía con la Paz de París y de modo vergonzoso para Francia al perder parte de sus colonias americanas e indias en manos británicas.

En 1763, encargado por Luis XV de que el Parlamento de Toulouse registrara los "Edictos Bursales" (que conllevaban la creación de nuevos impuestos) y a cuya publicación se resistían los magistrados, el Duque de Fitz-James se personó en Toulouse en los primeros días de septiembre. Poco instruído en las formas parlamentarias y más acostumbrado a las de los cuarteles, cometió el craso error de desplegar su ejército para intimidar a los parlamentarios que, en vez de plegarse a las exigencias de la corte de Versailles, se mostraron irritados y prestos a la desobediencia abierta. El 13 de septiembre, el duque se personó en el palacio del Parlamento rodeado de tropas para exigir el registro y publicación de los edictos reales y, usando de cartas selladas de las que era portador, coaccionó a los magistrados sin éxito. La rebeldía pasiva de éstos llevó al duque a tomar medidas severas y mandó arrestarlos a todos. Los arrestos duraron más de 6 semanas hasta que una orden del rey, a inicios de diciembre, devolvió la libertad a los magistrados y al parlamento la facultad de reunión. Aprovechando la ocasión, los parlamentarios se vengaron del duque decretando su arresto inmediato. Entraron entonces en escena el Parlamento de París y los Pares del Reino, que reclamaron que solo ellos tenían la potestad de juzgar a uno de los suyos. Los otros parlamentos provinciales se pusieron del lado del de Toulouse y se enzarzaron en un enfrentamiento que sería finalmente zanjado por Luis XV. En sus enfrentamientos con el Parlamento de Toulouse, el Duque de Fitz-James no había hecho más que obedecer las órdenes de la corte. Pese a ello, en ese asunto perdió su mando y cayó en desgracia durante un tiempo. No sería hasta 1766 cuando, por fin rehabilitado, le sacaron de la inactividad forzosa para entregarle las comandancias del Bearn, de Navarra y de Guyena.

En 1771, Versailles le encargó presidir los Estados de Bretaña convocados en Morlaix. La asamblea, reputada rebelde, concedió sin embargo todas las demandas formuladas.

El 24 de marzo de 1775, Luis XVI le concede el rango de Mariscal de Francia para coronar su impecable hoja de servicios. En cualquier caso, el flamante mariscal ya no obtendrá más nombramientos ni misiones importantes por parte de la corte. Condenado a la ociosidad, el duque fallece a sus 74 años en su palacete parisino (marzo de 1787), justo antes de que empezara a amenazar la tormenta revolucionaria en Francia.



 

sábado, 27 de junio de 2015

LA DAMA DE SAINT-BASLEMONT



SAINT-BASLEMONT_Dama de / Dame de_Alberte Barbe d'Ernecourt, Dama de Saint-Baslemont y de Neuville-en-Verdunois (Castillo de Neuville, Neuville-en-Verdunois, Lorena, 1606 / Castillo de Neuville, Neuville-en-Verdunois, Lorena, 1660). Fue una dama perteneciente a la vieja aristocracia del Ducado de Lorena que, aparte de escribir obras dramáticas y religiosas, capitaneó su propio ejército contra el invasor extranjero endosando el traje masculino durante la Guerra de los Treinta Años.

Nacida en 1606, hija única de Simón II d'Ernecourt, gentilhombre del duque de Lorena, y de Marguerite Housse de Watronville, Alberta-Bárbara d'Ernecourt hereda varios feudos del ducado. Confiada a su tía la baronesa d'Etrepy, que le otorgará una educación refinada uniendo la economía doméstica a la cultura humanista, sin olvidar el arte de la caza y de la equitación. A sus dieciséis años, su padre la casa con un caballero lorenés de rancio abolengo pero sin pecunio, Jean-Jacques de Haraucourt, señor de Saint-Baslemont (cerca de Contrexéville), favorito del duque Carlos IV. La pareja residiría entonces sobre las tierras de la joven desposada, en el castillo de Neuville-en-Verdunois, dónde su marido le comunicaría sus dos únicas pasiones: los caballos y la guerra. En la carrera de las armas se entregará con ardor al lado del príncipe, mientras que la administración de su esposa permite saldar los exorbitantes rescates exigidos por los Franceses, que le capturan por dos veces: en 1632 y en 1633.

 
Haraucourt va siguiendo los pasos del duque de Lorena, que combate en Alemania junto con los Imperiales, mientras la duquesa conserva a sus vasallos en el marco de una paz dentro de una región devastada por el ocupante francés, Alberta-Bárbara d'Ernecourt, Dama de Saint-Baslemont, ordena fortificar su feudo, constituye una milicia instruída por un joven oficial reformado recomendado por su marido y, segura de su magnífica caballeriza, consigue hacer de su señorío un auténtico Estado en miniatura. Allí acoge a los campesinos de los pueblos cercanos y a los mejores artesanos del ducado de Bar, que trabajan en paz y sin impuestos en este oasis de prosperidad, con la única condición de servir en su ejército en caso de necesidad. Los franceses serán derrotados con rapidez, pero la defensa se revelerá mucho más ardua contra los mercenarios Lorenos e Imperiales, y de los Croatas quienes, abandonados por sus generales tras la derrota de los franceses en Magúncia (1635), penetran en el país de Bar, matando y saqueando.

Con traje de hombre, la dama de Saint-Baslemont pone en práctica su ciencia de la guerra y su ejército, gracias a todo tipo de engaños, consigue contener victoriosamente al enemigo, al que aterroriza con sus fulgurantes cargas de caballería. Yendo más allá de sus límites, irá hasta socorrer las plazas de Bar y de Verdún, escoltando los convoyes de víveres y provocando la admiración del gobernador de Verdún, el marqués de Feuquières, quien suplicará al rey poner bajo su mando una unidad militar acuartelada en Neuville. Pero la dama de Saint-Baslemont rehusará la oferta del rey Luis XIII, invocando su libertad.

 
En 1644, Alberta-Bárbara pierde a su hijo, víctima de la peste, y su marido cae muerto en combate en Alemania. Un entorno envidioso y malévolo imputará esa doble desgracia a un castigo celestial provocado por sus ropajes masculinos y su actividad guerrera que ejerce, ciertamente, con mucha pasión. Impresionada, se limita entonces a proteger de los "Corbatas" (Croatas) el santuario vecino de Benoîte-Vaux, a veces al frente de su ejército alineado para la batalla, sin dejar de dar escolta a los convoyes que se dirigen a Verdún. Los capitanes franceses, para rendirle homenaje, la hacen retratar por el pintor Claude Deruet en el centro de un inmenso lienzo que representa sus hazañas.

 
En su castillo, la dama de Saint-Baslemont se entrega a actividades literarias y artísticas para educar a sus vasallos. Propietaria de una rica biblioteca, conocedora de literatura antigua, patrológica y hasta gnóstica, lectora de los Jesuitas Bolandistas, escribe libros piadosos (de entre los cuales, un "Examen de Consciencia" de gran difusión en su época) y santas tragedias casi todas desaparecidas hoy en día. También compuso motetos para el coro de su capilla. Cuando Lorena es librada al temible gobierno del duque de La Ferté-Saint-Nectaire, que arruina los Tres-Obispados (Trois-Évêchés), la dama de Saint-Baslemont tampoco escapa a las confiscaciones: le requisa todos sus bienes, caballos, ganados, muebles, y le priva de sus mejores criados, obligándole a permanecer en su castillo a lo largo de cuatro interminables años cual una sombra en su propia casa ocupada. Afectada por la enfermedad y por la rabia causada por su impotencia, herida en su honor, se convierte en monja clarisa en Bar-le-Duc, pero su salud no pudiendo resistir semejante régimen, regresa a su casa para morir allí el año siguiente, el 22 de mayo de 1660. Deja tras de si a una única hija, Marie-Claude de Haraucourt, casada desde 1646 con Louis des Armoises, señor de Commercy.

 

Rapidamente caída en el olvido gracias a la influencia mundana y machista que desconsidera a las "mujeres de carácter", Madame de Saint-Baslemont tan solo sigue siendo honrada en la región del Mosa. Su tumba, en la iglesia de Neuville-en-Verdunois, siempre se encuentra provista de flores. Su castillo, comprado por el Consejo General, es optimamente mantenido pero no se permiten visitas. Sus tragedias, marcadas por la erudición humanista del siglo anterior, fueron olvidadas hasta ahora, redescubriéndolas hoy como un precioso testimonio del teatro pre-clásico.

domingo, 17 de mayo de 2015

LA MARQUESA DE SÉVIGNÉ



SÉVIGNÉ_Marquesa de / Marquise de_Marie de Rabutin-Chantal, Marquesa de Sévigné y Dama des Rochers (Place Royale, París, 05-02-1627 / Castillo de Grignan, Provenza, Departamento de la Drôme, 17-04-1696). Célebre dama de la alta sociedad parisina del siglo XVII, que sobresalió como escritora y pensadora.

Nieta de una beata fundadora de la Orden de la Visitación de Santa María, que sería canonizada en 1767 con el nombre de "Santa Juana Francisca de Chantal", descendia de un linaje de rancio abolengo borgoñón. Tempranamente viuda de un turbulento marqués bretón y madre de dos hijos en 1651, brilló en el escenario de la alta sociedad parisina como pensadora y escritora, amiga de grandes figuras de la filosofía, de la religión, de las letras y de la corte. Cualquier historiador no puede dejar de referirse a los testimonios dejados por ésta en sus más de tres mil cartas, en las que analiza con humor y elegancia literaria todos los hechos notables de su época, siendo un testigo de primera fila del Gran Siglo Francés.


CUNA E INFANCIA


Nació en un palacete de la Place Royale de París, el 5 de febrero de 1627, hija de Celso Benigno de Rabutin, barón de Chantal, y de María de Coulanges, procedente ésta de una familia de las finanzas y de reciente nobleza. Su padre, que pertenecía a un ilustre y respetado linaje noble de Borgoña, era hijo de Cristóbal de Rabutin, barón de Chantal (1565-1601), caballero y distinguido militar que falleció en un estúpido accidente de cacería tras 9 días de horrible agonía, y de la beatificada Juana Francisca Frémiot (1572-1641), amiga de San Francisco de Sales y San Vicente de Paul, fundadora de la Orden de la Visitación y, mucho más tarde, elevada a los altares en 1767 como "Santa Juana Francisca de Chantal".

Huérfana de padre en 1627, caído en acto de servicio durante el asedio de la Isla de Ré, su madre fallece poco después en 1633, contando ella tan solo 7 años. Es pues tomada a cargo por sus tíos maternos, Philippe y Marie de Coulanges, sus tutores, quienes se ocupan a conciencia de su cuidada educación a pesar de que la familia es numerosa. De hecho, los Coulanges son personas de gran fortuna e influencia en el teatro de sociedad. Pasará entonces su infancia entre París y el castillo de Sucy, sin llegar a tener mucho contacto con su familia paterna.

Su educación es una de las mejores: aprende canto, baile, equitación, letras, un poco de latín, castellano y sobre todo italiano. Su formación literaria sería perfeccionada bajo la supervisión de Ménage y de Chapelain, eminencias de la época.


MATRIMONIO Y VIUDEDAD



En 1644, sus tíos encuentran para ella el marido supuestamente ideal: Henri, marqués de Sévigné (1623-1651), de excelente linaje bretón y con bienes nada despreciables. Si resulta seductor a primera vista, se revela con alma de rebelde, derrochador, excesivamente galante con las damas y siempre dispuesto a querellarse por una minucia.

El 10 de octubre de 1646 nacería su primera hija, Françoise Marguerite de Sévigné, que a la postre casaría con el conde de Grignan.

El 12 de marzo de 1648 nacería su hijo, Charles de Sévigné, el heredero.

Estalla por entonces la "Fronda" del Parlamento y de los Príncipes contra la regente Ana de Austria y el cardenal Mazarino. El marqués de Sévigné, partidario del duque de Longueville contra la autoridad de Mazarino, hace entonces figura de rebelde. En 1650, con el dinero de su mujer, el marqués compra el cargo de gobernador de Fougères. Un año más tarde, Henri de Sévigné se batía en duelo por su amante Madame de Gondran, muriendo atravesado por la espada de su contrincante.

Viuda la marquesa de Sévigné, cuenta entonces 26 años y con dos hijos a cargo. Afortunadamente, buena parte de su herencia había sido protegida por su tío el abad de Coulanges, hábil hombre de negocios que había obtenido la separación de bienes de su sobrina y del marido de ésta, con el fin de evitar el prolongado derroche de su fortuna.

En 1652, una violenta disputa entre el duque de Rohan y el caballero de Tonquédec tiene lugar ante la casa de la marquesa. La causa fue que ambos suspiraban por obtener su mano y se batieron en duelo para decidir quién podría pedirle en matrimonio. Aunque halagada, la marquesa rehusará las ofertas de los dos suspirantes y optará por permanecer libre y única dueña de sí misma.


TEATRO DE SOCIEDAD





La marquesa de Sévigné, entonces viuda y libre de un marido derrochador, rebelde y duelista, deja sus tierras de Bretaña para aparecer en el teatro de la refinada sociedad parisina. Muy bien rodeada y celebrada por los poetas Saint-Pavin, Marigny y Montreuil, se labra una merecida fama de mujer de mundo culta y amable. Entre sus amistades se cuentan a la prima-hermana del rey Luis XIV, la Duquesa de Montpensier, la Condesa de La Fayette, la mundana viuda del poeta Scarron, Françoise d'Aubigné (futura marquesa de Maintenon), la novelista Madeleine de Scudéry, ...

En esa misma época se instala en el palacete Carnavalet que, durante años, sería su residencia parisina en el aristocrático barrio del Marais, vecino al palacio de los duques de Guisa. En su patio erigirá una estátua del rey Luis XIV.

Cuando en 1661 Luis XIV toma efectivamente las riendas del poder, al fallecer el cardenal Mazarino, acontece la famosa recepción del superintendente Nicolas Fouquet en su castillo de Vaux-le-Vicomte, ofrecida al rey y a toda la corte. Insultado por tanta magnificencia y sospechando malversaciones, Luis XIV mandará arrestarlo y abrir un juicio contra Fouquet, gran amigo de la marquesa de Sévigné.

Al confiscarse los papeles y documentos del ex-superintendente de Hacienda, Luis XIV descubre varias cartas de la marquesa que encuentra "adorables" después de leerlas. El parecer del rey no hace más que dar más lustro si cabe al prestigio de la autora.

En 1663, la marquesa figura como bailarina en "el Ballet de las Artes" y, el año siguiente, en "el Ballet de los Amores" que animan las fiestas de la corte. Parece ser que, entonces, la marquesa se convierte en el centro de atención del monarca.

El mismo año, París se entera de que Fouquet es finalmente condenado al encarcelamiento de por vida, a pesar de las protestas y peticiones de clemencia de sus numerosos amigos entre los que se cuenta a la marquesa de Sévigné.

En 1665, su primo el Conde de Bussy publica su escandalosa obra "la Historia Amorosa de las Galias" donde éste hace un cruel retrato de la marquesa de Sévigné, a la cual culpa de haberle negado un préstamo necesario para su última campaña militar. Es el principio de un largo enfado entre los dos primos. A esto se añade que muchos señores y grandes damas se hallen harto comprometidas por el libro de Bussy. Se encuentra, incluso, el propio rey satirizado por el conde junto con sus amantes. La ira del rey se traduce en un año de encarcelamiento en La Bastilla para el conde de Bussy, y un exilio en sus tierras borgoñonas largo de 18 años.

En enero de 1669, la marquesa casa a su hija: "la más hermosa chiquilla de Francia casa, no con el más hermoso chico, sino con el más honesto de los hombres del reino...". Françoise-Marguerite de Sévigné contrae matrimonio en París con el Conde de Grignan, de 37 años de edad, dos veces viudo y jefe de una vieja familia provenzal.

El mismo año, la marquesa compra para su hijo el cargo de porta-insignia del Regimiento de los Gendarmes del Delfín.

El conde de Grignan, nombrado teniente general del Rey en Provenza, abandona entonces París para tomar posesión de su cargo.

Al año siguiente, en 1670, nace la 1ª hija de la Condesa de Grignan: Marie-Blanche. La pobre niña entraría en un convento a la edad de 5 años, donde acabaría por tomar el velo de por vida.

El 4 de febrero de 1671, la condesa hace sus baúles para reunirse con su marido, dejando sola a su hija a cargo de su madre. Esa fecha es el punto de partida de una numerosa y extensa correspondencia entre madre e hija.

En noviembre, la condesa da a luz a su 2º hijo, un varón: Louis-Provence de Grignan, nieto de la marquesa de Sévigné.

De 1672 a 1673, la marquesa se reuniría con su hija y yerno en Provenza, no volviendo a París hasta 1674, acompañada por su hija que haría una estancia en París prolongada hasta 1675. Ese mismo año, daría a luz a su tercer hijo: una niña llamada Pauline de Grignan; mientras, en Bretaña se producían insurrecciones populares que fueron brutalmente reprimidas.

En 1676, la marquesa de Sévigné se traslada a su castillo bretón des Rochers, donde su espléndida salud se ve mermada por un reumatismo que tendrá que combatir tomando las aguas termales de Vichy. Su hija se reuniría con ella en París, permaneciendo juntas hasta 1679, con viajes frecuentes en Provenza durante 1677.

En 1679 fallece el cardenal de Retz, pariente y amigo de la marquesa, y poco después marcha su hija a Grignan, no volviendo hasta 1681 y permaneciendo de nuevo con ella en París hasta 1684, ya que Charles de Sévigné contrae finalmente matrimonio con Marguerite de Mauron, en el castillo des Rochers, en Bretaña. Por desgracia, la joven pareja nunca obtendrá descendencia.

Mientras tanto, la marquesa de Sévigné reparte su vida entre su salón mundano y literario de París y sus asuntos en Bretaña, ya que no descuida sus tierras y sus negocios.

1685 marca otro reencuentro de madre e hija, inseparables y bien avenidas. La marquesa irá el mismo año a Bourbon-L'Archambault, a tomar las aguas termales para su reuma.

En 1688, fallece su tío el abad de Coulanges, rico y hábil hombre de negocios que la salvó antaño de la ruina interviniendo en su matrimonio. El mismo año, su hija regresaría nuevamente en Provenza, hecha una incansable viajera. En 1689, la marquesa dejaba sus tierras bretonas para reunirse con su hija en el castillo de los Grignan, prolongando su estancia provenzal hasta 1691, fecha en la que regresaría a París acompañada por su hija y su yerno.

En 1694 se produce la última separación de madre e hija cuando la condesa de Grignan regresa en Provenza, y que la marquesa acaba por ir a verla algunos meses más tarde.

En 1695, el nieto de la marquesa, el marqués Louis-Provence de Grignan, contrae matrimonio con Anne-Marguerite de Saint-Amand, hija de un rico intendente de provincias. El duque de Saint-Simon dirá en sus memorias que la condesa de Grignan presentó a su nuera en sociedad con este cruel comentario: "Hace falta estiércol sobre las mejores tierras..."

El mismo año, se casa la otra hija de la condesa, Pauline, con el marqués de Simiane.

Es el último festejo familiar al cual participaría la marquesa de Sévigné ya que, durante su estancia en el castillo de Grignan, fallece el 17 de abril de 1696.

En 1704, es su nieto Louis-Provence de Castellane, marqués de Grignan quien muere a la edad de 33 años y sin hijos, por lo que el linaje de Grignan se extingue con él.

Un año después, la condesa de Grignan fallece agotada por sus numerosas enfermedades y una pena inconsolable por las muertes de su hijo y de su madre. Su hermano, el marqués Charles de Sévigné, después de llevar una vida de jolgorio y luego de ermitaño jansenista, le seguiría a la tumba en 1713, dejando tras de sí varios hijos naturales que serían a la postre legitimados y reconocidos por el rey.

En 1714, moriría finalmente el conde de Grignan en una posada de Lambesc, en Bretaña.

No sería hasta 1725 que aparecerían publicadas algunas de las famosas cartas de la Marquesa de Sévigné.

En 1737, la última heredera, Pauline de Castellane de Grignan, marquesa de Simiane, fallece; los castillos des Rochers y de Grignan, con todo su mobiliario y hasta los retratos de familia son puestos en venta para pagar las deudas de los Grignan.

 

martes, 21 de abril de 2015

LA CONDESA DU BARRY



BARRY_Condesa du / Comtesse du_Jeanne Bécu de Cantigny alias de Vaubernier o Beauvarnier, Condesa du Barry, Dama de Louveciennes y de Saint-Vrain (Vaucouleurs, Lorena, 19-08-1743 / Plaza de la Concordia, París, 08-12-1793). Fue la última favorita oficial del rey Luis XV de Francia y la menos ambiciosa y la más bondadosa de todas las que le precedieron en el envidiado puesto.

Nacida en Vaucouleurs en 1743, Jeanne Bécu de Cantigny de Vaubernier, es hija natural de los amores de Anne Bécu de Cantigny con un ex-monje apellidado De Vaubernier o Beauvarnier, del convento de Picpus de París. Por parte de su madre, es nieta de Fabien Bécu, hombre apuesto y tenido como el más hermoso varón de la capital francesa, que posee un afamado restaurante, y de una auténtica dama de la añeja aristocracia gala, la Condesa de Cantigny. A favor de ese extaordinario matrimonio por amor, Fabien Bécu aprovecha para añadir el apellido de su esposa al suyo con el fin de pormenorizar su plebeya ascendencia. Su nieta es entonces educada en el parisiense convento de las damas de Sainte-Aure, como otras tantas muchachas de noble procedencia, bajo el nombre de "Señorita de Cantigny", mientras que su madre es convenientemente desposada con el señor Nicolás Rançon, miembro de la burguesía acomodada en 1749.

Tras su salida del convento, es empleada en casa de una noble viuda en calidad de "lectora" y de la cual es finalmente expulsada por otorgar sus favores al hijo de aquella. Sin embargo, sale del Castillo de La Courneuve ducha en los modales y buenas maneras de la sociedad aristocrática.

Empleada como vendedora en la famosa casa de moda de la Señora Mabille, Jeanne Bécu de Cantigny atrae por su gran belleza a toda una cohorte de aristócratas que pronto le abrirán las puertas de las mejores casas parisinas.

Convertida en la amante del caballero Jean Du Barry, que se hace llamar Conde du Barry-Cérès, un aventurero ya casado y padre de 1 hijo bajo cuyo techo se organizan juegos de mesa con fuertes apuestas, regenta su casa como si fuera su esposa y acoge con inigualable elegancia a ilustres invitados de la talla del mariscal-duque de Richelieu, quien la presentará sutilmente al rey Luis XV, tras organizar un encuentro accidental en Versalles. Inmediatamente prendado de la bella "Madame du Barry", la convierte paulatinamente en su amante, con la intención de casarse con ella pero, ante las presiones de la Familia Real, desiste de contraer un matrimonio morganático para finalmente presentarla oficialmente como su nueva favorita real. Para legalizar su situación, Luis XV la casa convenientemente con el hermano mayor del caballero Jean Du Barry, Guillermo, Conde Du Barry, aún soltero y viviendo apaciblemente en su provincia de Languedoc.

Tras las nupcias blancas, el conde regresa a sus tierras con una fuerte suma de dinero como única compensación por su papel de marido ficticio (5.000 libras), con el fin de dar un título y una posición a la nueva amante del monarca.



Extremadamente bella, elegante, ingeniosa y bondadosa, la Condesa Du Barry es tratada como una reina pero se ve rechazada de plano por las hijas y nietos del rey, escandalizados por su pasado algo más que dudoso y por su papel de favorita real en la Corte. Molesto también con ella el clan del duque de Choiseul, principal ministro y ex-protegido de la difunta Marquesa de Pompadour, al que le habría sido más grato que el rey hubiese elegido a su hermana la duquesa de Gramont como amante, para asegurar asi su puesto en el poder. Sus sinsabores en el entorno de la Familia Real aumentarán con la llegada de la joven esposa del Delfín Luis-Augusto (nieto de Luis XV y futuro Luis XVI en 1774), la archiduquesa María-Antonieta de Austria-Lorena, que la tendrá como única responsable de la caída del duque de Choiseul.

Respaldada por el mariscal-duque de Richelieu, por el duque de Aiguillon (joven pariente de Richelieu), por el canciller vizconde de Maupeou, la Condesa Du Barry será el origen y objeto involuntario de una evidente escisión en la corte y entre la opinión pública, y la imagen simbólica del partido monárquico (Barrysianos) frente al del partido parlamentarista liderado por Choiseul y su clan (Choiseulistas).

El enfrentamiento del ministro con la favorita seria decisivo en la inevitable caída en desgracia de éste por fraguar en secreto una guerra contra Gran-Bretaña a pesar de la desaprobación del rey. Descubiertos sus planes belicistas, Choiseul es inmediatamente cesado y exiliado de la corte. Se inicia entonces una "Revolución Real" en 1770, con un nuevo plantel de ministros reformadores (Maupeou, Terray y d'Aiguillon) todos amigos de la Condesa du Barry, que apuestan por una reforma judicial e institucional a favor del pueblo, abatiendo la oposición parlamentaria, aferrada a sus privilegios nobiliarios, a sus cargos hereditarios y a esa sistemática oposición a cualquier reforma beneficiosa propuesta por la Corona.

Sin embargo, la reforma impulsada llega demasiado tarde... Cuatro años más tarde Luis XV fallecería de viruelas.

La imagen de la favorita será el blanco de las más duras críticas de la oposición, cuando en realidad la condesa se desentendía por completo de la política y se guardaba de influenciar al rey en los asuntos de Estado, cosa que siempre le agradeció. A pesar de su irreprochable conducta, la Condesa du Barry fue insultada y acosada a través de una auténtica campaña difamatoria lanzada por los magistrados-parlamentarios apartados de sus funciones.

El 10 de mayo de 1774, tras una horrenda agonía, Luis XV rendía su último suspiro, y la Condesa Du Barry era inmediatamente recluída en la abadía de Pont-aux-Dames, por orden de Luis XVI, a instancias de la nueva reina, María-Antonieta de Austria, su enemiga más acérrima.

Tras una larga temporada de reclusión, fue finalmente liberada con el beneplácito de Luis XVI y autorizada a regresar a su castillo de Louveciennes, sin por ello permitirle volver a Versalles.



Soltera, inmensamente rica y sin compromiso, se enamoró entonces de su principal suspirante, Louis-Hercule-Timoléon de Cossé, 8º duque de Brissac, gran cortesano y gobernador de París, con quien mantuvo públicamente su relación sentimental incluso cuando estalla la Revolución Francesa en 1789. Opta entonces por refugiarse en Londres, pero regresa a Francia en 1792 para ofrecer su ayuda económica a la Familia Real, que atraviesa sus peores días de adversidad.

El mismo año, el amor de su vida, el duque de Brissac, era masacrado en plena calle por una multitud incontrolada, mientras era conducido como prisionero a París para ser juzgado por un supuesto delito de alentar sentimientos favorables a la monarquía en las filas de la Guardia Francesa; sus asesinos lanzaron su cabeza a los pies de la condesa horrorizada, tras forzar la puerta de su castillo de Louveciennes.

Injustamente acusada de ser un agente monárquico, de ayudar en sus dificultades económicas al rey, la Condesa Du Barry es arrestada y condenada a muerte por el Tribunal Revolucionario. Es guillotinada la mañana del 8 de diciembre de 1793. Sus últimas palabras delante de la guillotina fueron, dirigiéndose al verdugo: "Esperad un momento más, por favor..."
Esa mujer inofensiva amaba la vida y se resistía a abandonarla incluso delante del patíbulo.

Su único crimen fue ser la última "puta del rey-tirano", como tan bien se complacían sus enemigos en llamarla durante aquel juicio expeditivo.

 


jueves, 16 de abril de 2015

EL Ier. DUQUE DE MORNY




MORNY_1er. Duque de / 1er. Duc de_Charles Auguste de Morny, conde luego 1er. Duque de Morny (Saint-Maurice, Suiza, 10-09-1811 / París, Francia, 10-03-1865) fue un financiero y un político francés, medio-hermano del emperador Napoleón III, y un bulímico de la política y de las finanzas.

Su nombre de pila fue también el de otro fascinante y extraordinario personaje del siglo XIX: el príncipe Charles-Maurice de Talleyrand-Périgord, y no se puede decir que sea esa una coincidencia fruto del azar, puesto que la vida de Morny fue movida, a imagen y semejanza de su presunto padre natural.

Tendremos en cuenta su sorprendente ascendencia, que se complacía en definir sin complejos y con mucho sentido del humor con esas palabras: "En mi linaje, somos bastardos de madre a hijo desde hace tres generaciones. Soy el bisnieto de un rey, el nieto de un obispo, el hijo de una reina y el hermano de un emperador."


Su partida de nacimiento le sitúan en París, el 21 de octubre de 1811. En realidad, su madre no era otra que la reina Hortensia (nacida De Beauharnais), consorte de Luis I Bonaparte, rey de Holanda. Si su tercer hijo fue Luis Napoleón Bonaparte -el futuro Napoleón III, emperador de los Franceses-, Charles Auguste de Flahaut, futuro duque de Morny, figuraba como el cuarto. Lejos de ser un Bonaparte, Morny no era sino el fruto de un desliz de la reina Hortensia de Holanda con el apuesto conde Charles de Flahaut de La Billarderie. Eso explicaría también por qué la reina prefirió parir al bastardo en Suiza y no en París, por discreción y decoro. En cuanto al Sr. Demorny, intermediario que prestó su apellido al bastardo, desapareció rápidamente después de haber convenientemente dado su nombre a cambio de una buena suma; poco después, el apellido Demorny se convirtió en De Morny y luego en el título nobiliario de "duque de Morny".

Su padre natural, el conde Charles de Flahaut, tampoco era hijo del Conde de Flahaut de La
Billarderie, aristócrata de treinta y siete años más viejo que su encantadora esposa, Adélaïde Filleul, condesa de Flahaut, conocida en la sociedad de la época por ser la amante de Charles-Maurice de Talleyrand-Périgord, Obispo de Autun. Entonces las infidelidades se hacían públicas...

El complaciente y cornudo Conde de Flahaut no tuvo reparos en reconocer al bastardo como hijo suyo, dándole sus apellidos, a menos que fuera engañado o que no se le pidió su expreso permiso a la hora de inscribir al niño en el registro.

Finalmente, para llegar a la tercera generación, decir que Adélaïde Filleul, condesa de Flahaut, era hija de Irene du Buisson de Longpré, rica mujer que dividía salomónicamente sus noches entre su marido, un comisario en vinos, con un potentado recaudador de impuestos y con... el mismísimo rey Luis XV de Francia. De ahí que el duque de Morny pudiera presumir de su real ascendencia.


Beneficiario de tan brillante procedencia, resulta fácil comprender que Morny se haya atribuido, sin escrúpulo alguno, una partícula transformando así su presumible apellido original y añadiendo nada menos que el título de conde y de duque, pese a que la ascendencia real quedaba por demostrarse tenida cuenta de los eclécticos gustos de Irene du Buisson de Longpré.

Educado por su abuela paterna, la condesa Adélaïde de Flahaut, viuda y convertida tardíamente en la esposa de un diplomático portugués, el Señor De Souza, el joven Morny inaugura su carrera en tiempos de la Monarquía de Julio (1830-1848), como brillante oficial enrolado para la conquista de Argelia.




Rápidamente hastiado de la vida militar, se lanza en la fabricación de azúcar de remolacha al comprar una empresa azucarera de Clermont, que le sirve simultáneamente de trampolín para entrar en la vida política al hacerse elegir diputado del Puy-de-Dôme en 1842. Reelegido en 1849, entra en contacto con su medio-hermano el príncipe Luis Napoleón Bonaparte, recientemente elegido Presidente de la IIª República Francesa.


No se puede afirmar que entre ambos exista una perfecta sintonía, pero el presidente aprecia el dinamismo del diputado, que le empuja a ampliar sus poderes aprovechando la baza de su popularidad. De hecho, Morny será el hombre clave del Golpe de Estado del 2 de diciembre de 1851. Singular paralelismo: su abuelo, Talleyrand, había sido el instigador del Golpe del 18 de Brumario (2 de diciembre de 1799).

Sus servicios se ven recompensados con la cartera ministerial del Interior, que abandonará casi de inmediato... (2 de diciembre de 1851 hasta el 22 de enero de 1852). Curiosamente, Morny es un Orleanista de corazón y de sentimiento, y no aprecia en absoluto la ingerencia de la República, que ha secuestrado los bienes de la familia de Orléans.

Bajo el IIº Imperio, su papel político no conserva más que el aspecto representativo, asumiendo con eficacia el cargo de presidente del cuerpo legislativo. Esa función le permite, además, lanzarse en asuntos financieros, implicándose en múltiples empresas; el simple hecho de aparecer en cualquier negocio parece atraer a todos los inversores y los capitales, aunque muchas veces sus métodos sean discutibles.

De su mano surgirá Deauville, Le Vésinet, lanzará la carrera de la actriz Sarah Bernhardt y tomará bajo su protección a Alphonse Daudet, al que confiará el secretariado de sus negocios financieros. Su desaparición prematura, en 1865, le ahorrará ser testigo del desmoronamiento del IIº Imperio y de la caída de su medio-hermano. Fallece de un cáncer de páncreas, entonces desconocido por los médicos.





En 1857 (7 de enero), contrajo matrimonio en San Petersburgo con una linajuda y rica aristócrata rusa, la princesa Sofía Sergeïevna Trubetzkaya, hija del príncipe Sergeï Trubetzkoy y de la condesa Ekaterina Moussin-Pushkina. Cuatro hijos nacerán de dicho matrimonio:

-Charlotte de Morny (1858-1883), casada en 1877 con José Osorio y Heredia, Conde de La Corzana -con descendencia-.

-Auguste de Morny, 2º Duque de Morny (1859-1920), casado en 1886 con Carlota de Guzmán y Ybarra -con descendencia-.

-Serge de Morny, Conde de Morny (1861-1922), oficial del Ejército, -soltero-.

-Sophie de Morny (1863-1944), casada en 1881 con Jacques Godart, Marqués de Belbeuf -sin descendencia-.

De su relación extramatrimonial con la Condesa Le Hon, tuvo a:

-Léopoldine Le Hon (1838-1931), casada en 1858 con el Príncipe Stanislaw August Poniatowski, con el que tuvo 3 hijos y, de entre su descendencia, se cuenta al Príncipe Michel Poniatowski, antiguo ministro del Interior durante el gobierno del Primer Ministro Raymond Barre (década de 1970), y a la Princesa Sarah Poniatowski, esposa del cantante francés Marc Lavoine.