sábado, 26 de enero de 2013

LOS CONDES DE PERALADA



LOS ROCABERTÍ
Condes de Peralada

 


Los Rocabertí fueron una de las familias feudales de la alta nobleza de Catalunya, y tuvieron una representación muy importante en el ámbito militar, jurídico y religioso, con una función muy destacada en estos estamentos desde el siglo X -en pleno período medieval- hasta bien entrado el siglo XVII, enlazaron con muchas de las más importantes casas de la alta nobleza catalana y aragonesa. Y prestando grandes servicios a los Condes de Barcelona y años más tarde a la recién fundada Corona de Aragón hasta su disolución, con el advenimiento del heredero de Carlos II, marcarían este modelo institucional que los habría caracterizado desde el siglo XII, con el casamiento de doña Petronila, hija del rey de Aragón, con el Conde de Barcelona en el año 1164.

Hubo una primera rama de este linaje, extinguida a finales del siglo X y principios del XI y una segunda que procedería de los Condes de Ampuries en el 1078, dando inicio a una segunda rama troncal.

En el 1131 herederó el Vizcondado de Rocabertí, el hijo segundo del Conde Ponç I, Dalmau Berenguer. Le sucedieron Jofre I (¿-1166), Dalmau I (¿-1181), Jofre II (¿-1212), Dalmau II (¿-1229), Jofre III (¿-1282), Dalmau (¿-1304), Jofre IV (¿-1309), Dalmau IV (¿-1324) y Jofre (¿-1342). (Ver Genealogía de esta familia en este blog).

Tomaron los Rocaberti su apellido del nombre del castillo del mismo nombre, ubicado en la comarca del Ampurdán (Girona), inicialmente este linaje en el siglo X, habitó en esta fortaleza limítrofe con la Jonquera y el Condado del Rosellón. Tras ser destruido por el fuego el primer castillo de los Rocabertí en el año 1285, éstos mandaron construir un segundo castillo durante el siglo XIV, fuera de las murallas, que hoy se halla rodeado por un expléndido jardín. En el Castillo de Perelada, se alza junto al convento de carmelitas, en cuyo interior se encuentra uno de los claustros góticos de Catalunya, y la hermosa iglesia, también de factura gótica, del Carmen.

Su etimología proviene del topónimo que da nombre a la montaña y al castillo de Rocaberti ("Castrum Bertini, 948"), que significa "roca d'en Berti". (Cfr. "Els Llinatges Catalans", de Francesc Moll, p. 153).

En el siglo XIII, se asentaron en la villa de Peralada (Girona) en el nuevo castillo, quizá para controlar mejor y administrar su enorme patrimonio feudal y primitivo que comprendía además del castillo de Rocabertí las poblaciones de Darnius, Agullana, Terrades, les Escaules, Cantallops, Capmany, Sant Climent Sescebes, Masarac i Espolla, en el Alto Ampurdán y la Bellaguarda, en el Vallespir. A mitad del siglo XIII, esta familia realizó nuevas adquisiciones como las baronías de Navata, Peralada (1256), y las baronias de Vilademuls y Sant Llorenç de la Muga, y la Jonquera (Girona).

En el XIV alcanzaron su máxima importancia política y económica, adquirieron la baronia de Cabrenys, en el 1324, y los señoríos de Serrallonga, Maçanet, Hostoles, Reiners y Rocacorba; y mediados del siglo XV, la baronia de Verges, con la villa de Vinçà en el Conflent, incluida y el castillo de Requesens, propiedad de otra familia de la nobleza catalana los Requesens en el 1418, al sur del Puig Neulós, que fue reformado a fines del siglo XIX. Nuevas baronías fueron a acrecentar su inmenso patrimonio como la de Sant Mori, en el Ampurdán en el año 1428, y la de Maella, en el Matarranya en el 1471. En estos años también ejercieron su jurisdicción señorial sobre las villas de Llers, Cabanes, Vilarnadal, Vilatenim, Vilabertran, Palol de Vila-sacra, Camallera i Santa Llogaia del Terri. Enlazaron con las principales familias catalanas añadiendo a su inmenso territorio las baronías de Vallmoll y Anglesola y algunas más.
Este linaje se extingue en el año 1672, siempre conservando el título de Vizconde de Rocaberti que ya habían adquirido a principios a finales del siglo X, con Dalmau I en el 971, también Vizconde de Peralada. El enorme patrimonio y los títulos adquiridos a lo largo de siglos pasaron a la familia de los Rocafull, condes d’Albatera, y a otra de las importantes familias catalanas como los Boixadors, condes de Savallà (1728) y en años posteriores a la no menos importante familia mallorquina de los Dameto, marqueses de Bellpuig (1862), siempre conservando el apellido Rocaberti. Extinguidas estas casas el derecho sucesorio recayó en los Sureda y a los Fortuny también importantes familias de las Baleares (1912) y a los Montaner en el año 1973. Actualmente el título lo ostenta desde el 2007 don Pere de Montaner i Cerdà, marquès de Vivot.

Genealogía*

Rocabertí (1r linaje):


Dalmau I de Rocabertí (a. 971-d. 985), vizconde de Peralada y vizconde de Rocabertí (?)
Dalmau II de Rocabertí (d. 985-d. 1017), vizconde de Peralada.
Guillem I de Rocabertí (d. 1017-d.1058), casó con Bonadona.
Ramon Guillem I de Rocabertí (d. 1058-1090), vizconde de Peralada, vizconde de Verges i vizconde de Rocabertí.
Arsenda de Rocabertí (1090-1110), casó con Berenguer d’Empúries o Berenguer Renard de Quermançó.

Rocabertí (2º linaje):
· Dalmau III de Rocabertí o de Carmençó (1110-a. 1131), vizconde de Peralada y vizconde de Rocabertí, hijo de Berenguer d’Empúries i d’Arsenda de Rocabertí.
· Berenguer Renard de Peralada (a. 1131-a. 1132).
· Gausbert de Peralada (a. 1132-1138).
· Jofre I de Rocabertí (1138-1166).
· Dalmau (IV) de Rocabertí (1166-1181).
· Jofre II de Rocabertí (1181-1212).
· Dalmau V de Rocabertí (1212-1229).
· Hug Jofre I de Rocabertí (1229-1250), regente.
· Jofre III de Rocabertí (1229/1250-1282).
· Dalmau VI de Rocabertí i de Palau (1282-1304).
· Jofre IV de Rocabertí i Desfar (1304-1309).
· Dalmau VII de Rocabertí i d’Urgell (1309-1324).
· Jofre V de Rocabertí i de Serrallonga (1324-1342).
· Felip Dalmau I de Rocabertí i de Montcada (1342-1392).
· Jofre VI de Rocabertí i de Fenollet (1392-1403).
· Dalmau VIII de Rocabertí i Ferrandis de Híjar (1403-1454).
· Jofre VII de Rocabertí i de Montcada (1454-1479).
· Felip Dalmau II de Rocabertí i de Castro-Pinós (1479-1512).
· Martí Onofre I de Rocabertí i de Rocabertí (1512-1567).
· Francesc Dalmau I de Rocabertí i de Sarriera (1567-1592).
· Francesc Jofre I de Rocabertí i de Pacs (1592-1634), 1er conde de Peralada el 1599.
· Francesc Dalmau II de Rocabertí i de Safortesa (1634-1644), 2º conde de Peralada.
· Ramon Dalmau I de Rocabertí i de Safortesa (1644-1663), 3er conde de Peralada, 1er marqués de Anglesola el 1645.
· Martí Jofre I de Rocabertí i de Safortesa (1663-1671) 4º Conde de Peralada, 2º Marqués de Anglesola.
· Elisenda I de Rocabertí i de Safortesa (1671-d 1672), 5ª Condesa de Peralada, 3ª Marquesa de Anglesola, casó con Ramon de Rocafull-Puixmarín, Conde de Albatera.

Rocabertí-Rocafull:
· Guillem Manel I de Rocabertí, antes Rocafull-Puixmarín i de Rocabertí (d. 1672-1728), 6º Conde de Peralada, Grande de España el 1703, Conde de Albatera.
Rocabertí-Boixadors:
· Joan Antoni I de Rocabertí-Boixadors-Pacs i de Pinós (1728-1745) 5e Comte de Savallà, 7e Comte de Peralada G.E., 5e Marquès d'Anglesola.
· Bernat Antoni I de Rocabertí-Boixadors i Sureda de Sant Martí (1745-1755), 8e Comte de Peralada, G.E., 6e Marquès d'Anglesola, 6e Comte de Savallà.
· Ferran Basili I de Rocabertí-Boixadors i Chaves (1755-1805), 9e Comte de Peralada, G.E., 7e Marquès d'Anglesola, 7e Comte de Savallà; Embajador de España en Venecia.
· Joana I de Rocabertí-Boixadors i Cotoner (1805-1862), 10ª Comtessa de Peralada, G.E., 8ª Marquesa d'Anglesola, 8ª Comtessa de Savallà; casada amb Antoni M. Dameto i Crespí de Valldaura, Marquès de Bellpuig.

Rocabertí-Boixadors-Dameto:
· Francesc Xavier de Rocabertí-Boixadors Dameto i de Boixadors (1863-1875), 11e Comte de Peralada, G.E., 9e Marquès d'Anglesola i de Bellpuig, 9e Comte de Savallà.
. Antoni de Rocabertí-Boixadors Dameto i de Verí (1831-1887), 10e Comte de Savallà -renúncia al títol de Comte de Peralada i altres dignitats hereditàries en favor del seu germà Tomàs, i a casar-se-.
· Tomàs de Rocabertí-Boixadors Dameto i de Verí (1875-1898), 12e Comte de Peralada, G.E., 10e Marquès d'Anglesola i de Bellpuig, 37e Vescomte de Rocabertí, 11e Comte de Savallà (1887). Mort solter.
· Joana II Adelaida de Rocabertí-Boixadors Dameto i de Verí (1898-1899); 13ª Comtessa de Peralada, G.E.; casada amb Ramon Despuig i Fortuny, Comte de Montenegro i de Montoro, G.E.


* Listado genealógico extraído de Wiquipedia.org, que a la vez lo ha tomado como modelo de "La Gran Enciclopedia Catalana".

Miembros destacados de esta familia
- Jofre I, Vizconde de Rocaberti, casó con Ermesenda de Vilademuls, hija de ….. Jofre I y su esposa procrearon a:

A) Ermesenda de Rocaberti (1185), casó con el Infante Don Sancho de Aragón, Conde del Rosellón, hijo del Conde de Barcelona Ramón Berenguer IV Conde de Barcelona y su esposa Petronila, hija del rey de Aragón. Sucedió en 1181 el Vizconde de Rocaberti como Conde de Provenza.

- Hug Jofre I de Rocaberti (†1250). Sucedió a su padre en 1229 como Vizconde de Rocaberti, casó con doña María de Aragón, hija ilegítima de don Pedro II "el Católico" Rey de Aragón y su amante …

- Pere de Rocaberti, fue obispo de la catedral de Girona (1318-†1324). Puede verse su sarcófago con las armas de esta familia en el claustro de la mencionada catedral.

- Dalmau Rocaberti. Formó parte de la primera expedición de catalanes, a las órdenes de Bertran de Castellet en el año 1323, en la conquista de Cerdeña.

- Felipe Dalmau I Vizconde de Rocaberti (†Sicilia 1392). Fue nombrado Vicario General del Ducado de Atenas y Neopatria en el año 1381 por el Rey Pedro IV de Aragón. Fue destituido en 1382, por orden del rey Pedro. Le sucede Ramón de Vilanova como su adjunto.

- Jofre VI Rocaberti (†1403). Sucedió a su padre en 1392, como Vizconde de Rocaberti.

- Antoni de Rocaberti, conde de Zavallà, y Tomas de Rocaberti, conde de Perelada, embajador español en París, en el año 1888 empezó a vivir permanentemente en Peralada y creó la famosa biblioteca que se halla en el interior del castillo, hoy día aglutinando 80.000 libros los cuales se pueden consultar previa petición.



Heráldica
Las armas heráldicas más antiguas de esta familia, según algunos autores fueron: De oro, siete roques, de azur, puestos en palo, tres en el centro y dos en cada flanco. Vistas en un capitel románico del siglo XII, en la iglesia de Santa Maria de l’Estany (Manresa-Barcelona).

En el siglo XIII los Rocaberti modifican su blasón y lo acrecientan con dos palos: De gules con dos palos de oro, cargados cada uno de tres roques de azur. Estas armas se hallan representadas en un osario del obispo Ramón de Rocaberti, que se halla en una pared de la nave central de la catedral tarraconense, y en la capilla del Corpus Christi, junto al claustro de la catedral de Tarragona. Y en el portal de la iglesia de la localidad de la Jonquera (Girona).

Este escudo aparece acrecentado en el mismo siglo a finales del siglo XIII y principios del XIV, con esta distribución: De gules, tres palos de oro cargado cada uno de tres roques de azur. Sin embargo, existen labras heráldicas que cargan cuatro roques en el palo central, como el escudo existente en el trascoro viejo de la catedral de Tarragona.

En un sello de B. Pons de Rocabertí, datado del año 1440 y 1448, conservado en el Archivo Municipal de Barcelona, figuran estas armas: Partido: 1º, de oro, con dos palos de gules; 2º, de oro, un roque de azur.

Otro sello de Berenguer de Rocaberti, fechado en el 1534, que igualmente se guarda en el Archivo Municipal de Barcelona, aparece este escudo: Partido: 1º, de azur, con dos flores de lis de oro puestas en palo; 2º, de gules, con dos palos de oro, cargado cada uno de tres roques de azur. Sin duda las particiones son utilizadas para distinguir un miembro de otro de esta familia agregando las armas de sus enlaces y los dos palos que ya se habían acrecentado en tres, se modifican por razones de diseño del grabador.

Las armas posteriores se fueron acrecentando con numerosos blasones, añadidos en los cuarteles y escudetes de los nuevos propietarios y herederos del Vizcondado de Rocaberti.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada