sábado, 25 de marzo de 2017

EL MARQUÉS DE CAVOYE


 
 
CAVOYE_Ier. Marqués de / 1er. Marquis de_Louis D’Oger o D’Ogier de Cavoye, Caballero y luego 1er. Marqués de Cavoye [Paris, 1639 / Hôtel de Cavoye, París, 03-02-1716]. Fue un oficial y cortesano perteneciente a la nobleza de la región francesa de Picardía, que prosperó en la corte francesa gracias a la influencia de su madre y se distinguió por su arrojo en el campo de batalla, gozando de la amistad, favor y protección del rey Luis XIV, al que físicamente se le parecía asombrosamente.

Su padre, François d’Oger o d’Ogier, Caballero y Señor de Cavoye (1604-1641), había servido bajo el Duque Enrique II de Montmorency, uno de los grandes señores de la alta y poderosa nobleza gala de primer rango, hasta que en 1630 fue nombrado capitán de guardias del Cardenal-Duque de Richelieu. Sin embargo, encontró prematuramente la muerte en setiembre de 1641, durante la batalla de Bapaume, a la edad de 37 años.

Su madre, Marie de Lort de Sérignan (1602-1665), había casado en segundas nupcias con su padre el 16 de setiembre de 1625, siendo ya viuda de un primer matrimonio con Jean de La Croix y sin hijos. El matrimonio, que fue por amor (cosa rara para la época), tuvo entonces 6 hijos varones y 5 hijas:

-Henriette Louise d’Oger de Cavoye (1626-1697); c.c. François Antoine de Sarret, Marqués de Fabrègues (1620-1710) => con descendencia.

-Pierre d’Oger de Cavoye (1628-1648), Insignia en las Guardias-Francesas, caído en la batalla de Lens.

-Constance d’Oger de Cavoye (1630-1646?), religiosa en el Convento de Notre-Dame de Narbonne.

-Charlotte d’Oger de Cavoye (1630-   ), religiosa en el Convento de Nuestra-Señora de Narbonne, como su hermana gemela.

-Marie d’Oger de Cavoye (1631 - ¿ )

-Charles d’Oger de Cavoye (1632-1654), Insignia en las Guardias-Francesas.

-Eustache d’Oger de Cavoye (1637-1703), Insignia en las Guardias-Francesas.

-Armand d’Oger de Cavoye (1638-1667), Insignia en las Guardias-Francesas, caído en el asedio de Lille.

-Louis d’Oger de Cavoye (1639-1716), 1er. Marqués de Cavoye y último del nombre; c.c. Louise Philippe de Coëtlogon-Méjusseaume (ob.1729) => sin descendencia.

-Anne d’Oger de Cavoye (1640-1711); c.c. Raymond d’Alfonse, Señor de Montroux => con descendencia.

-Jacques d’Oger de Cavoye (1640-1652).

Los padres de nuestro personaje se amaban hasta la locura. La inesperada muerte del marido dejó a su madre en una situación precaria, pero consiguió obtener la tutela de sus 11 hijos y todos menores el 16 de noviembre de 1641. Para colmo, sobrevino poco después la muerte de su padre, Guillaume de Lort de Sérignan, en enero de 1642; luego fue la del Cardenal de Richelieu y la del rey Luis XIII en 1643. Su desgracia y su mala situación consiguieron llamar la atención de la Reina Viuda Ana de Austria, que le ofreció un puesto de dama de honor en noviembre de 1643. El cronista Tallemant des Réaux la describiría como “tan hermosa como inteligente”. El Duque de Saint-Simon, memorialista, diría a su vez:

“…la madre Cavoye era una mujer de mucho ingenio, venida no sé cómo de su provincia ni por qué medio conocida de la reina madre, en tiempos en los que ella tenía necesidad de toda clase de gentes. Le gustó, la distinguió con bondades sin sacarla de su pequeño estado. Madame de Cavoye aprovechó para introducir a su hijo en la corte y ambos a hacer amigos…”

Los tres hermanos mayores de Louis habían muerto al servicio del rey. Pierre en 1648, Jacques en 1652 y Charles en 1654. El joven Louis fue entonces educado al lado del joven rey Luis XIV y se convirtió en uno de sus amigos íntimos.

Cuando en julio de 1665 falleció Madame de Cavoye, ésta había dejado nombrado en su testamento a su hijo Louis como su único heredero, en perjuicio de sus hermanos mayores Eustache y Armand, a los que juzgaba severamente como demasiado manirrotos. De este modo, Louis –que era el quinto hijo varón de la prole- se convirtió en el jefe de familia.

En 1666, inauguró su carrera militar bajo las órdenes del almirante holandés Ruyter.

Considerado como uno de los hombres más bien parecidos de Francia, Cavoye se aprovechó para romper corazones y multiplicar conquistas femeninas. Sin embargo, desde 1668, había provocado –sin quererlo ni buscarlo- una enorme y desbocada pasión en una de las damas de honor de la reina Maria-Teresa de Austria: Louise Philippe de Coëtlogon-Méjusseaume, hija del Marqués de Coëtlogon. Pero Cavoye la ignoraba: la joven damisela era del montón y, para colmo, sin dote.

El Duque de Saint-Simon la describió de este modo:

“… Mademoiselle de Coëtlogon era fea, modosa, ingénua, amada y muy buena persona; […] era una de las chicas de la reina Maria-Teresa, se encaprichó de Cavoye, y se enamoró de él hasta la locura…”

Cavoye era entonces un hombre apuesto, guapo y muy aficionado a revolotear alrededor de las hermosas damas de la corte. Es de este modo que se convirtió en el amante de la guapa Hortense Mancini, Duquesa de Mazarino y casada con el Duque de La Meilleraye, un lunático. Luego cayó entre sus brazos la bella Sidonie de Lénoncourt, Marquesa de Courcelles –también casada con un marido extremadamente celoso-. Cuando el Marqués de Courcelles se enteró de la infidelidad de su esposa, montó en cólera y retó en duelo a Cavoye. Fue cosa hecha el 7 de mayo de 1668. Al final del duelo, ni uno ni otro se hirieron de gravedad; ambos eran amigos y acabaron haciendo las paces con un abrazo.  En cualquier caso, Courcelles y Cavoye habían violado una ley real que prohibía los duelos y Luis XIV, implacable, los mandó arrestar a ambos:  el Marqués de Courcelles dio con sus huesos en La Bastilla y Cavoye fue encerrado en La Conciergerie… por espacio de 2 años!

Liberado en 1670 al estallar la guerra, ya que el rey necesitaba de todo el mundo para la campaña de Flandes, reintegró su puesto en el ejército como ayudante-de-campo del rey y se cubrió de gloria el 12 de junio de 1672 en el Pasaje del Rhin, junto con cuatro de sus amigos: el Caballero de La Salle, el Marqués de Béringhen, el Conde de Nogent y el Marqués d’Ambre. Gracias a su arrojo y valentía en el fragor de la batalla, Cavoye se ganó el apodo de “el Bravo”, mote que le acompañaría hasta su muerte.

Interrumpida la campaña en invierno y regresado a París, Cavoye volvió a ser arrestado y encerrado en La Bastilla, esta vez por haber participado, en segundo plano, en un duelo. Su enamorada, Louise de Coëtlogon, cayó en la desesperación y rehusó dirigir la palabra al rey. Saint-Simon cuenta que ésta cambió su rico vestido de corte por otro vulgar e impropio de una dama de honor de la reina, a modo de protesta silenciosa. Llegaría aún más lejos. Intentó obtener del rey el perdón para Cavoye pero Luis XIV rehusó concedérselo, y ésta estalló entonces en improperios e insultos, riéndose le monarca de su osadía. Ultrajada por las mofas del rey, pretendió llegar a las manos y arañarle. La protesta de la damisela siguió hasta incluso la mesa real: Luis XIV tenía por costumbre comer con la reina María-Teresa; la Duquesa de Richelieu y las damas de honor de la reina debían servir la mesa. Pero la damisela de Coëtlogon se negaba en redondo servir al rey mientras Cavoye siguiera preso, le evitaba o le decía sin florituras que no se merecía que le sirviera o le dirigiera la palabra. Luego vinieron los malestares, los desmayos, los desesperos… hasta que tanto el rey como la reina exigieron a la Duquesa de Richelieu que hiciera el favor de llevar a la damisela a visitar al objeto de su pasión a La Bastilla, cosa que hizo un par o tres de veces.

Cavoye, por su parte, permanecía insensible a la pasión que había provocado. Mademoiselle de Coëtlogon daba todos los pasos, pero Cavoye era cruel y a veces brutal en sus respuestas a tantas atenciones; le sacaba de quicio verse de esa manera acosado. Ante la fría indiferencia de Cavoye, tanto el rey como la reina le reprocharon su actitud y le exigieron que se mostrara más humano en su trato.

En 1675, el cargo de Gran Mariscal de los Alojamientos del Rey quedó vacante con la muerte de Louis de Tessé, Conde de Froulay (había muerto en acto de servicio en Consarbrück). Saltando sobre la ocasión, Luis XIV prometió el cargo a Cavoye si consentía casarse con Mademoiselle de Coëtlogon. Cavoye rehusó sellar el trato. El rey perseveró, insistió y, al final, se lo ordenó prometiendo que cuidaría de su fortuna en la corte y que, a modo de compensación por la falta de dote de la novia, le aseguraba su cargo. A regañadientes, Cavoye cedió finalmente.

El 9 de febrero de 1677, François de Guémadeuc, obispo de Saint-Malo, bendijo la unión de Louis d’Oger de Cavoye con Louise Philippe de Coëtlogon, hija del Marqués René de Coëtlogon, gobernador de Rennes y Lugarteniente del Rey en Bretaña, y de la Marquesa Philippe Hélène de Coëtlogon. Ilustre nobleza bretona y de rancio abolengo, pero sin fortuna ni medios con qué dotar a la novia. El novio tenía 38 años, la novia 27 y hacía 9 que ésta le acosaba desenfrenadamente, profesándole una adoración sin límites.

La recién casada no aportaba al matrimonio otra cosa que su ilustre apellido, mucho abolengo y una solemne pobreza. El recién casado, citado en el contrato matrimonial como “Caballero de Cavoye”, aportaba como bienes una casa, su privilegio sobre las sillas de porteadores heredado de sus padres, rentas, su cargo de Gran Preboste General de Guyena, sus 60 arqueros (con sus 17.000 libras) y poco más. En el momento de casarse, Cavoye residía en la parisiense calle de Grenelle. Fiel a su promesa, el rey le cedió el cargo de Gran Mariscal de los Alojamientos, y Cavoye la compró a la familia De Tessé por 150.000 libras, ocho días antes de su boda. El rey añadió un regalo de boda: le concedió el título nobiliario de marqués de Cavoye.

El cargo de Gran Mariscal de los Alojamientos del Rey, consistía en coordinar los desplazamientos de la Corte, y dependía directamente del soberano, del cual Cavoye debía recibir las órdenes y al que prestaba juramento de fidelidad. La remuneración del cargo era, por tanto, excelente: 8.100 libras de sueldo, 7.200 libras de sueldo extra, 3.000 libras de adelanto y 4.000 libras en libreas. A partir de 1682, la Corte se instaló definitivamente en Versailles pero Cavoye debía seguir ocupándose de los alojamientos de todas las tropas de la Casa del Rey, ayudado por 12 mariscales de los alojamientos y de 48 furrieles que le prestaban juramento. En tiempos de campañas militares y de los desplazamientos de la Corte, el Gran Mariscal debía recibir las órdenes del rey para los alojamientos de los oficiales y de toda la Corte (sobretodo de los príncipes de sangre real).
 
 

En 1678, el flamante 1er. Marqués de Cavoye alquiló en París un palacete en el número 52 de la calle de Saints-Pères, que acabaría comprando y que hoy día aún se conoce como Hôtel de Cavoye [en español sería Palacete de Cavoye]. El palacete en cuestión pertenecía entonces a su ex amante, la Marquesa de Courcelles: ésta se lo vende por 64.000 libras el 18 de julio de 1679, estando encerrada por adulterio después de un escandaloso juicio al que la arrastró su marido.

Los marqueses de Cavoye se instalaron en el palacete y llevaron en él una vida muy sosegada, a decir de los testigos de la época.

En 1693, Cavoye cae gravemente enfermo y, despechado por no haber recibido la banda azul de los caballeros de la prestigiosa Orden del Espíritu Santo, en la última promoción de 1688, solicita en 1696 el permiso para vender su cargo. Luis XIV no le concedió tal permiso y, para reemplazar la tan preciada condecoración real, le dio una pensión de 14.000 libras para él y su esposa en 1697, tierras en Louveciennes para ampliar las de su castillo en 1700, y el privilegio de las sillas de manos. Finalmente, el rey le concedió una cláusula de retención de 300.000 libras sobre su cargo (1707), vendiendo la sustitución al Marqués de Cany, hijo del ministro Chamillart, conservando para si el usufructo.

Por su cargo, Cavoye se veía obligado a estar la mayor parte del tiempo en Versailles, y allí acabó haciéndose muy amigo de Boileau y de Racine. También participó en la localización de Marly para instalar allí la residencia preferida del rey. Para estar cerca, compró al yerno de Vauban el castillo de Voisins, en Louveciennes, por 26.000 libras. Adecentó el castillo para poder allí acoger a parte de los numerosos invitados del rey en Marly, que no encontraban alojamiento en los pabellones del real sitio. Y, extrema rareza, el rey solía hacerle visitas, lo cual era un honor muy buscado por cualquier noble propietario.

Su felicidad habría sido completa si hubiese tenido hijos con su esposa, pero la marquesa de Cavoye tan solo podrá darle un hijo nacido muerto y en condiciones muy peligrosas para su salud. Después de tan mal parto, nunca volvería a quedarse encinta. Preocupados por asegurarse un futuro sin penurias, los marqueses de Cavoye se donaron mutuamente todos sus bienes para que viudo o viuda dispusiera en toda libertad de las rentas y bienes muebles e inmuebles.

Con el peso de los años y cansado, el Marqués de Cavoye acudía regularmente a tomar las aguas de Forges-les-Eaux o en Saint-Amand, espaciando sus apariciones en la Corte y prefiriendo residir en su castillo de Voisins. Llegaba incluso a prestar su palacete de París a amigos, entre los cuales cabe distinguir a la Princesa de los Ursinos y a Monseñor de Mailly, arzobispo de Reims.

A finales de su vida, Cavoye volvió a pedir repetidas veces a Luis XIV que le cesara en el cargo, pero el rey rehusaba siempre, diciéndole: “Cavoye, muramos juntos.”

El 1 de setiembre de 1715, Luis XIV falleció en Versailles y el Marqués de Cavoye se retiró en su palacete parisiense, donde vino a sorprenderle la muerte el 3 de febrero de 1716. Dos días después, su viuda le daba sepultura en la iglesia de Saint-Sulpice. Tenía 77 años. Su testamento fue leído el 10 de febrero, dejando todos sus bienes a su viuda y también a los descendientes de sus hermanas.

La Marquesa Viuda de Cavoye se dedicó a las buenas obras: fundó la casa del “Niño Jesús” con el cura Languet de Gergy, y donó 40.000 libras para las obras de la Iglesia de Saint-Sulpice. Sobrevivió a su esposo 22 años, muriendo en el palacete de Cavoye el 31 de marzo de 1729. Recibió sepultura al lado de su difunto esposo.

Con el paso de los siglos, el Palacete de Cavoye acabó siendo la residencia del diseñador de moda y perfumista Hubert de Givenchy, y luego del polémico multi-millonario Bernard Tapie.

domingo, 12 de junio de 2016

LA IVª MARQUESA DE ALORNA




ALORNA_IVª Marquesa de_Leonor de Almeida Portugal y de Lorena Lencastre, Condesa von Oeynhausen-Gravenburg, Condesa y IVª Marquesa de Alorna, IXª Condesa de Assumar (Sao Jorge de Arroios, Lisboa, Portugal, 31-10-1750 / Coraçao de Jesús, Benfica, Portugal, 11-10-1839).
Era la hija primogénita del 2º Marqués de Alorna y 4º Conde de Assumar, Don Joao de Almeida Portugal y de Doña Leonor de Lorena y Távora.
Fue una célebre escritora de cartas pre-románticas portuguesa que Alessandro Herculano comparaba a Madame de Staël, con la que tenía muchos puntos en común.

Doña Leonor de Almeida ha dejado una obra poética (Oferenda aos Mortos) y epistolar considerable aún en gran parte inédita. Su correspondencia será en breve publicada, más concretamente sus cartas a la Condesa de Vimioso, Doña Teresa de Mello Breyner apodada "Tirce", durante su reclusión en el convento de San Félix de Chelas, en Lisboa. Tenía 9 años de edad en 1759, cuando se produjo la exterminación de su familia materna, los Távora, de manos del Marqués de Pombal, primer ministro de José I, en un sangriento ajuste de cuentas que provocó una honda impresión en toda Europa y marcó durante décadas la memoria de las gentes.

Enclaustrada a lo largo de dieciocho años, como su madre y su hermana María, futura Condesa de Ribeira Grande, y los próximos de la Casa de Távora. En el convento empleará su tiempo en leer, escribir y tener su propio salón de poesía, cosa que conservará una vez recobrada su libertad en su residencia de Bemfica. Adquiere una cultura enciclopédica y se adhiere a las ideas ilustradas. Corresponde bajo el seudónimo arcadiano de "Alcipe" y adquiere renombre en el mundo de las Letras como "Outeiros de Chelas" (Eminencias de Chelas).

Tras haber casado con el Conde Karl Peter Maria Josef August von Oeynhausen-Gravenburg (1739-1793), caballero de la Orden de Cristo y embajador plenipotenciario de la corte portuguesa a Viena, nuestra protagonista se instala en la capital austríaca donde sería objeto de la gran estima de la emperatriz Maria-Teresa I.

Su enorme bagaje cultural, su carácter amable y sus múltiples talentos artísticos le abren por igual las puertas de las cortes de Madrid, Versailles y Londres.

Ella y su marido, tras su brillante embajada en Viena, regresaron a Lisboa a finales de la década de 1780. Por entonces, la bella condesa de Oeynhausen-Gravenburg, cuyo marido había sido nombrado gobernador de los Algarves y que falleció el 3 de marzo de 1793, teniendo apenas 54 años, gozaba de gran fama. Muy apenada, la viuda se retiró con sus hijos en sus propiedades de Almeirim y de Almada. Entregada a la educación de su prole, se vió prontamente estimada por todos gracias a sus obras benéficas para con los pobres, y por financiar una pequeña escuela para que enseñara a las niñas de familias humildes a coser, leer, escribir y a hacer las tareas domésticas propias de una mujer.

Muy considerada y respetada por la Familia Real, no tardó en ser nombrada dama de honor de la Princesa Doña Carlota Joaquina de Borbón, esposa del heredero del trono; se le encargó entonces elaborar los diseños para la decoración interior del Palacio de Ajuda pero que nunca llegó a ejecutar.

Tras la muerte de su padre en 1802, partió para Madrid y de allí a Londres, donde se demoró más de lo que tenía planeado al recibir inquietantes noticias de la invasión francesa y de la marcha al exilio brasileño de la Familia Real Portuguesa. En la ciudad del Támesis, frecuentó asiduamente los salones aristocráticos y elegantes de la alta sociedad, como también la casa del embajador luso Domingo de Sousa Couthino, conde de Funchal.


Pese a todo, la dama regresó a Portugal en 1809, encontrándose en una situación crítica: su hermano, el 3er Marqués de Alorna, Don Pedro José de Almeida Portugal, había marchado a Francia comandando la Legión Portuguesa tras haber mandado a Rio de Janeiro a sus hijos (fallecerían en la adolescencia). A instancias de los gobernadores del reino, la condesa vda. de Oeynhausen-Gravenburg fue invitada a abandonar sine die la ciudad del Tajo, por lo que se trasladó nuevamente a Londres, ciudad que no debía abandonar hasta 1813, cuando recibió por fin el permiso para regresar a su patria y se enteró del fallecimiento de su hermano. De vuelta a Portugal, residió en casa de su nieto el Marqués de Fronteira (Don José Trazimundo de Mascarenhas Barreto), en Benfica. Se dedicó entonces en rehabilitar la memoria de su difunto hermano, condenado como traidor a la patria por haber servido en el ejército napoleónico. Su lucha duró un decenio, harto difícil pero constante en su empeño, la condesa consiguió que el nombre de su hermano fuera borrado de la lista negra de los traidores y fue solamente en aquella época que nuestra dama pasó a ostentar públicamente el título de 4ª Marquesa de Alorna y 9ª Condesa de Assumar, como heredera de su hermano, último representante masculino de su linaje.

En 1822, su hijo el Conde Don Carlos-Ulrico de Oeynhausen-Gravenburg (14 de agosto), fallecía sin descendencia y la dejaba en la más absoluta tristeza. El título condal, heredado de su padre, era alemán y la titularidad acabó perdiéndose.

Su hija primogénita, Doña Leonor Benedita, había casado con el Marqués de Fronteira quien, andando el tiempo, pasaría a heredar del marquesado de Alorna por Real Decreto del 22 de octubre de 1839 y Real Carta de Julio de 1844. En cuanto al condado de Assumar, se declaró extinto y revirtió a la Corona.

Otras de sus hijas: Juliana, casaría sucesivamente con el 2º Conde de Ega, y con el Conde Strogonov; Henriqueta sería dama de honor de la reina Maria II; Luisa contraería matrimonio con Heliodoro Jacinto Carneiro de Araújo, gentilhombre de la Casa Real y consejero privado del rey Juan VI.

En 1826, la Marquesa de Alorna acude a la solemne apertura de las Cortes, en calidad de camarera mayor , y en 1828 como dama de honor de la Infanta Isabel Maria, en cuya sesión la infanta entregaba el Gobierno a su hermano, el Infante Don Miguel. Asistió al Te-Deum celebrado en honor de Don Pedro IV y Doña María II, cuando éstos entraron en Lisboa; presente en las exequias de Don Pedro IV, en la boda de María II con el Príncipe Augusto de Beauharnais-Leuchtenberg, no pudo hacer acto de presencia en el segundo enlace de la soberana con Don Fernando de Sajonia-Coburgo-Gotha, por su avanzada edad; aquello no impidió que los reyes fueran luego a visitarla en su residencia de Benfica.

La reina Maria II le concedió la banda de la Orden de Santa Isabel. La Marquesa de Alorna fue también dama de la Orden de la Cruz Estrellada (Austria).

Fallecería a sus 89 años.

Las obras de la Marquesa de Alorna serían publicadas póstumamente, al menos en parte.


Nota:

 
Mientras fue encarcelada junto con su madre y su hermana en el convento de Chelas, su padre fue preso en la Torre de Belém y luego trasladado a la fortaleza de Junqueira, como sospechoso de haber tenido conocimiento de la conspiración de los Távora-Aveiro. Dieciocho años después, y tras el fallecimiento del rey José I y el advenimiento de María I, todos los presos de Estado fueron liberados por orden de la nueva soberana, aunque muchos de aquellos rehusaron la libertad si no eran públicamente exculpados e inocentados. De entre ellos, nótese al Marqués de Alorna, cuyo único crimen fue estar emparentado con los Távora.

Muchos de aquellos presos fallecieron antes de verse nuevamente en libertad; las duras condiciones en las que fueron encarcelados son por lo menos escalofriantes: malos tratos, hambruna, suciedad, parásitos, enfermedades derivadas de la insalubridad de aquellas infectas celdas acabaron con gran parte de esos presos políticos. El propio marqués de Alorna correspondía secretamente con su mujer e hijas escribiendo mensajes con su propia sangre, al carecer de tinta y de pluma.




domingo, 8 de noviembre de 2015

LOS TRES MARQUESES DE MYENNES



MYENNES_1er. Marqués de / 1er. Marquis de_René de Vieilbourg, Señor de Cosne, des Granges y de Myennes, 1er. Marqués de Myennes (Ob. Castillo de Myennes, Cosne, 1669). Fue Capitán de las Guardias-Francesas, Tnte.-General de los Ejércitos del Rey en el Nivernais y en el Donziais, que se ilustró durante la guerra civil de la Fronda, al servicio de la Corona. Hijo menor del Caballero Claude de Vieilbourg, Señor de Myennes, muerto de sus heridas recibidas en el asedio de Candie, en Creta, y hermano menor de Charles de Vieilbourg, muerto soltero y sin descendencia. Sus abuelos paternos fueron Ravaud de Vieilbourg, Señor de Myennes, y Jeanne de Fontenay. Fue también el sobrino de Jean de Vieilbourg, Señor de Myennes, caído en el asedio de Casale en 1640, y de Gilbert de Vieilbourg, Gran Prior de Aquitania.

De antigua familia perteneciente a la nobleza de espada, con posesiones en diversos sitios al Norte del ducado de Nevers o Nivernais, sobretodo en Myennes desde el siglo XVI, los Vieilbourg han sido repetidas veces oficiales en los ejércitos reales y han servido en la Orden de Malta y, eventualmente, gestionado comandancias de la orden como Villemoison. Muchos de ellos encontraron honorablemente la muerte en el campo de batalla. Incluso en tiempos de la Fronda, y a pesar de la proximidad geográfica de Saint-Fargeau y de Bléneau, permanecen fieles a la Regente Ana de Austria y a su primer ministro el Cardenal de Mazarino. Este último, reconocedor de sus servicios y habiendo adquirido el ducado de Nivernais (1659), atribuyó a René de Vieilbourg, jefe de su familia, la función de Teniente-General del Rey en el gobierno de Nivernais y de Donziais, una nominación que le convertía en gobernador militar representante de la autoridad del Estado en una provincia, por aquél entonces, dotada de gran autonomía. En sus atribuciones, estaba el poder mobilizar o enviar a sus casas a la nobleza local en caso de invasión, de guerra civil o de batidas contra los lobos.

En 1661, el señorío de Myennes fue erigido en marquesado a favor de René de Vieilbourg, haciendo entrar a la familia en el estamento de la alta nobleza. Bajo Luis XIV, el flamante marqués de Myennes, ya desposado con Mademoiselle de Bretelle de Grémonville (hija del entonces Embajador de Francia en Venecia y de una Loménie de Brienne), puede casar sus hijos y familiares a las herederas de las más grandes familias del reino y, de paso, presentarse en la Corte y llevar un alto tren de vida en sus palacetes de París, asi como en sus castillos de Myennes y des Granges.

René de Vieilbourg, que era entonces el Teniente-General de los Ejércitos del Rey desde 1664, encontró la muerte de la manera más tonta cinco años más tarde. Se estaba armando en su habitación del Castillo de Myennes para ir de cacería cuando, accidentalmente, se le disparó una de sus armas matándolo en el acto. En el momento de desaparecer (1669), dejaba tras de si a una hija muerta en la niñez y dos hijos de carácteres y destinos muy diferentes:

El primogénito, Louis-René de Vieilbourg, convertido en 2º Marqués de Myennes (conocido como Marqués de Vieilbourg en la corte), asumió el cargo de su padre como Tnte.-Gal. del Nivernais; en 1693, contraía matrimonio con Anne-Françoise de Harlay de Champvallon (ob.1735), una militante activa y de renombre de la causa jansenista.

Sin embargo, y siendo coronel de un regimiento de Infantería, el 2º Marqués de Myennes encontró la muerte a la edad de 28 años, al caer en el asedio de Namur. Murió en la flor de la vida, sin haber tenido el tiempo de asegurarse una descendencia que pudiera recoger el testigo.

El hermano del difunto, Edmé-Ravaud de Vieilbourg, nacido en 1665, había sido destinado a la carrera eclesiástica, como la mayoría de los hijos menores de la nobleza. Convertido en Abad Comendador de la Abadía de Saint-Martin en Massay (Prov. de Berry), Prior y Señor de Cessy, resultó ser mucho más asiduo a los prostíbulos parisinos que a las clases de teología. La muerte de su hermano mayor lo devuelve al estado laico: asume el título de 3er. Marqués de Myennes y, obviamente, todas las atribuciones militares del anterior. Si mostró un gran desinterés por la vida clerical, no será menos para su nueva vida como oficial de la Corona y terrateniente. En vez de asumir sus obligaciones tanto públicas como militares, huye de la provincia y prefiere quedarse en París, llevando la típica vida de los disolutos que ya abundan durante la Regencia de Felipe II de Orléans y, de paso, despilfarra sin miramientos la fortuna familiar. Su mala conducta y amoralidad serían tan notorias en la alta sociedad, que haría fracasar dos proyectos de boda. Pese a todo y, a la edad de 33 años, contra la voluntad de toda su familia, contrae matrimonio con una joven damisela: Anne Marie Madeleine de La Varenne. Aunque pertenece ésta a la nobleza, tiene escasa fortuna y, por tanto, no resulta un buen partido a ojos de sus parientes. La pobre marquesa fallecería en 1728, sin haberle dado un solo hijo. Dos años antes de enviudar, el Marqués de Myennes había conocido una cortesana de altos vuelos que, con 28 primaveras, salía por segunda vez de la cárcel y de la que sería la nueva presa financiera hasta el final de sus días y hasta la completa alienación de sus bienes. Esa mujer, que se hace llamar Florentine Payen de Saint-Marc o Florence Dumont, es una prostituta muy cara y muy conocida de la policía parisina. Convertida en la amante y mantenida del Marqués de Myennes, se hace costear un suntuoso apartamento lujosamente amueblado en la capital, finge descubrir que es un hombre casado, se hace la escandalizada y obtiene más rentas para callar la boca y no provocar un escándalo. Tras la muerte de la marquesa, se instala en la residencia del marqués, consigue hacerse atribuir el señorío de Thou y empieza a vender muebles, joyas y los servicios de plata. En 1729, pese a su mala fama, consigue que el cura de Myennes la case con el marqués en plena noche y sin publicar la noticia. Gracias a la denuncia de la cuñada y Marquesa Vda. de Myennes, el asunto llega a manos del Obispo de Auxerre, Monseñor de Caylus, líder jansenista. Éste anula la boda y sanciona al cura complaciente. El marqués y su amante huyen entonces a París pero, una vez allí, la aventurera es detenida y encarcelada por tercera vez. Finalmente liberada, obtendrá un contrato de matrimonio que confirmará las donaciones anteriores del Marqués de Myennes, y añade otras tantas (1736). Pero las consecuencias para ambos es el ostracismo general. Convertidos en apestados, acabarán por abandonar la capital e instalarse en Myennes. Nunca tendrían hijos.

El último Marqués de Myennes, más conocido como Marqués de Vieilbourg, fallecería el 13 de agosto de 1741, a la edad de 76 años y sin ningún socorro temporal y sin sacramento en su castillo de Myennes, al borde de la bancarrota y arruinado. Enterrado junto a sus predecesores en la capilla señorial de la iglesia de Cosne, su supuesta viuda se desvanece en el aire poco después y sin dejar rastro.

A falta de descendencia, el marquesado acaba siendo heredado por la pariente más cercana, Anne-Pierrette Hinselin de Morache quien, en el mes de octubre siguiente, hizo donación del marquesado a su sobrino el Caballero Pierre Antoine Hinselin, Señor de Morache.


 

sábado, 7 de noviembre de 2015

BARONES & DUQUES DE BIRON


SEÑORES, BARONES & DUQUES DE BIRON
 
 

La familia De Gontaut o De Gontaut-Biron, pertenece a esa vieja nobleza francesa de espada, oriunda de la provincia de Guyena y cuya filiación probada remonta hasta el año 1147 (siglo XII), año en que se casa Gaston de Gontaut, hijo de Vital, señor de Badefol, con la hija de Guillaume, señor de Biron. El nombre de Gontaut fue sacado de la localidad y baronía de Gontaut, situada en la antigua senescalía de Agen. La castellanía de Biron era una de las cuatro baronías del Perigord, que fue erigida por dos veces en ducado: de 1598 a 1602 y de 1723 a 1798. El linaje, que figura como uno de los más ilustres de la nobleza de Aquitania aún existente, dio hasta la Revolución Francesa numerosos personajes de alto rango. Entre éstos, contabilizamos 4 mariscales y 1 almirante de Francia, 11 Tenientes-Generales de los Ejércitos, 1 Teniente-General de la Armada, arzobispos y obispos, consejeros de Estado, embajadores y 1 representante de la Cámara de los Pares en 1815-1848.

La Casa de Gontaut dio origen a dos ramas principales: la de Gontaut-Badefol y la de Gontaut-Biron, siendo la primera considerada como la primogénita que, desde 1233, dio a su vez dos otras ramas importantes: la de Hautefort y la de Gontaut de Saint-Geniès. La Casa de Hautefort se extinguiría a finales del s. XIX pero su última representante, Gabrielle d'Hautefort, casaría en 1890 con Fernand Stoffels quien, mediante un decreto presidencial de 1892, adoptaría el nombre de "Stoffels d'Hautefort" para perpetuar el apellido de su esposa. En cuanto a la Casa de Gontaut-Saint-Geniès, ésta desaparecería definitivamente en el siglo XIX.

La rama menor de Gontaut-Biron sería, en cualquier caso, la más célebre de todas y vería su nombre asociado a muchos acontecimientos históricos a través de sus representantes, y daría lugar a otra rama menor: la de los Gontaut de Saint-Blancard, que recogería el testigo al extinguirse la mayor en 1798.

GENEALOGÍA DE LOS GONTAUT-BIRON

-Vital de Gontaut (ob.1135), Señor de Gontaut, vasallo de los Duques de Aquitania y de Poitou, fundador del priorato benedictino de Saint-Pierre de Nogaret en Gontaut; padre de:

A-Vital II de Gontaut, Señor de Gontaut; padre de:

A1-Guillaume Ferriol de Gontaut (1292- ? ), Señor de Gontaut; c.c. Sybille de Thémines; padres de:

A2-Allemande de Gontaut; c.c. Raymond de Farguen.

B-Gaston I de Gontaut (ob.1195?), Señor de Biron y de Badefol por matrimonio; c.c. N. de Biron, hija y heredera de Bertrand, Señor de Biron; padres de:

B1-Henri de Gontaut (1165-1236), Señor de Biron, de Badefol y de Bigarroque, vasallo de la Corona; c.c. N. de Beynac; padres de:

B11-Vital de Gontaut (ob.1228?); c.c. N. de Lomagne; padres de:

-Viane de Gontaut, Dama de Montgaillard; c.c. 1º) Amanieu VI d'Albret; c.c. 2º) Hélie de Castillon

-N. de Gontaut; c.c. Isarn de L'Isle-Jourdain, Barón de Launac.

B12-Gaston II de Gontaut (ob.1251), Señor de Biron, cruzado en 1248; c.c. Marguerite de Lomagne; padres de:

B12a-Gaston III de Gontaut, Señor de Biron, vasallo del Conde de Poitiers y de Toulouse; c.c. 1º) Messotte; 2º) Marquèze de Domme de Beauville; padres de:

B12a1-Pierre I de Gontaut, Señor de Biron, de Gontaut, de Lauzun y de Castillonès; c.c. Bertrane de Thémines; padres de:



B12a11-Pierre II de Gontaut, 1er. Barón de Biron, de Gontaut y de Lauzun (ob.1350?); c.c. (1318) 1º) Allemande de Madaillan; c.c. 2º) Agnès de Pins; padres de:

B12a111-Pierre III de Gontaut, 2º Barón de Biron; c.c. 1º) Marie de Concots; 2º) Huguette de Cardaillac; padres de: => 1 hijo muerto joven

B12a112-Gaston IV de Gontaut, Señor de Gontaut y 3er. Barón de Biron (ob.1394); c.c. Marguerite de Biron-Montferrand -hija de Aymeric III de Biron, co-señor de Montferrand-; padres de:

B12a112a-Amalric de Gontaut, 4º Barón de Biron (ob.1399); c.c. Catherine de Cavaignac

B12a112b-Gaston V de Gontaut-Biron, 5º Barón de Biron; c.c. Sybille de Lesparre (ob.1432); padres de:

B12a112b1-Gaston VI de Gontaut-Biron, 6º Barón de Biron (ob.1481); c.c. Catherine de Salagnac aka De Salignac; padres de: [Ref. 1A -> 1AAAA]

1A-Pons de Gontaut-Biron, 7º Barón de Biron (ob.1524); c.c. 1º) Madeleine de Rochechouart-Mortemart; 2º) Marguerite de Faubournet de Montferrand; padres de:

1AA-Jean I de Gontaut-Biron, 8º Barón de Biron (1502-1557); c.c. Renée-Anne de Bonneval, Dama de Caraise y de Chef-Boutonne (1506-1549); padres de:



1AAA-Armand de Gontaut-Biron "El Cojo", 9º Barón de Biron (1524-1592) Gran Maestre de la Artillería, Consejero Privado del Rey, Mariscal de Francia, Caballero de las Ordenes del Rey; c.c. Jeanne d'Ornezan, Dama de Saint-Blancard (1540-1593) -hija de Bertrand d'Ornezan y de Jeanne de Comminges-; padres de:



1AAAA-Charles de Gontaut-Biron, 10º Barón y creado 1er. Duque de Biron [1598], Mariscal y Par de Francia, Caballero de las Ordenes del Rey (1562-1602)-ejecutado por traición-; con Gilette Sébillotte, padres de:

-Charles II de Gontaut-Biron (ob.1636), legitimado y ennoblecido en 1618, no hereda de su padre ejecutado por alta traición; los bienes y títulos confiscados por la Corona revierten a su tío Jean II de Gontaut-Biron {el ducado con paridad se declara extinto en 1602}.

1AAAA-Alexandre de Gontaut-Biron, Caballero de Biron (ob.1583) -muerto soltero-

1AAAA-Jean II de Gontaut-Biron (ob.1636), 11º Barón de Biron en 1602, titulado Marqués de Biron, Señor y Barón de Saint-Blancard, Montaut, Brisambourg, Chef-Boutonne, etc., Consejero de Estado y Mariscal-de-Campo; c.c. 1º) Jacqueline de Gontaut de Saint-Geniès, Dama de Badefol (ob.1617) -hija de Hélie, Barón de Saint-Geniès y de Badefol, y de Jacqueline de Béthune-; 2º) Marthe Françoise de Noailles -hija de Henry, Conde de Noailles, y de Jeanne-Germaine d'Espagne-; padres de:

1AAAB-Henri Charles de Gontaut-Biron, 12º Baron de Biron (1620-1636), Coronel del Regto. de Périgord -muerto de 1 caída de caballo-

1AAAB-François de Gontaut-Biron, 13º Barón de Biron, 1er. Marqués de Biron, Barón de Saint-Blancard (1629-1700), Coronel del Regto. de Périgord, Tnte.-General de los Ejércitos del Rey, Caballero de las Ordenes del Rey; c.c. (1648) Élisabeth de Cossé-Brissac (ob.1679) -hija de François, Duque de Brissac-; padres de:

1AAAC-Louis de Gontaut (ob.1662)



1AAAC-Charles-Armand de Gontaut-Biron, 2º Marqués de Biron (1663-1756), 2º Duque de Biron y Par de Francia {2ª creación 1723} Tnte.-General de los Ejércitos del Rey, Mariscal & Decano de los Mariscales de Francia, Caballero de las Ordenes del Rey; c.c. (1686) Marie-Antonine de Bautru de Nogent (1665-1742) -hija de Armand, Conde de Nogent, y de Diane-Charlotte de Caumont-Lauzun-; padres de:



1AAAD-François Armand de Gontaut-Biron, Duque de Lauzun, 3º Duque de Biron y Par de Francia (1689-1736); c.c. Marie-Adélaïde de Gramont (1700-1740) -hija de Antoine IV, Duque de Gramont, y de Marie-Christine de Noailles-; padres de:

1AAAE-Antoine Charles de Gontaut-Biron, Duque de Lauzun y 4º Duque de Biron, Par de Francia (1717-1737?) -muerto soltero-

1AAAE-Louise Antonine de Gontaut-Biron (1718-1737); c.c. (1732) François-Michel César Le Tellier de Louvois, Marqués de Courtenvaux, de Louvois y de Montmirail (1718-1781).

1AAAD-Jean-Louis de Gontaut-Biron, Abad Comendador de Moissac (1692-1777), 5º Duque de Biron y Par de Francia en 1736, renuncia en 1738.




1AAAD-Louis-Antoine de Gontaut-Biron, Conde de Biron (1701-1788), 6º Duque de Biron y Par de Francia (1777), Mariscal de Francia, Caballero de las Ordenes del Rey; c.c. (1740) Pauline Françoise de La Rochefoucauld de Roye, Marquesa de Sévérac (1723-1794) -hija de François, Conde de Roucy, y de Marguerite-Elisabeth Huguet de Sémonville- => sin descendencia

1AAAD-Charles-Armand II de Gontaut-Biron, Abate de Gontaut (1703-1732)

1AAAD-Charles Antoine Armand de Gontaut-Biron, Marqués y 1er. Duque de Gontaut (1708-1798), 7º Duque de Biron y Par de Francia (renuncia 1788-1793) Tnte.-General de los Ejércitos y Caballero de las Ordenes del Rey; c.c. (1744) Antoinette Eustachie Crozat du Châtel (1727-1747) -hija de Louis François, Marqués du Châtel, y de Marie-Thérèse Catherine Gouffier de Heilly-; padres de:



-Armand-Louis de Gontaut-Biron, Marqués de Gontaut (1747-1793), Duque de Lauzun (1766), 8º Duque de Biron y Par de Francia (1788), Marqués du Châtel y de Caraman, Barón de Lesquelen, Tnte.-General de los Ejércitos del Rey; c.c. (1766):



Amélie de Boufflers (1751-1794) -hija de Charles-Joseph, Duque de Boufflers, y de la Princesa Marie-Anne Philippine de Montmorency- => sin descendencia / guillotinados.



1AAAD-Françoise Madeleine de Gontaut-Biron (1692-1739); c.c. (1715) Jean-Louis d'Usson, Marqués de Bonnac (1672-1738) => con descendencia / Marqueses de Bonnac



1AAAD-Judith-Charlotte de Gontaut-Biron (1694-1741); c.c. (1717) Claude-Alexandre de Bonneval, Conde de Bonneval (1675-1747) Tnte.-General de los Ejércitos del Emperador, Generalísimo de las Tropas Otomanas y Pachá en nombre del Sultán



1AAAD-Geneviève de Gontaut-Biron (1696-1756); c.c. (1720) Louis VII, 6º Duque de Gramont (1689-1745) => con descendencia / Duques de Gramont & Soberanos de Bidache

1AAAD-Marie-Antoinette Victoire de Gontaut-Biron (1700-1770); c.c. (1721) Louis Claude Scipion de Grimoard de Beauvoir, 5º Conde du Roure, Marqués de Grisac (1690-1752) => con descendencia / Condes du Roure & Marqueses de Grisac

1AAAD-Marie Renée de Gontaut-Biron (1702-1775); c.c. (1726) Charles Eleonor Colbert, Conde de Seignelay (1689-1747) => con descendencia / Condes de Seignelay

1AAAD-Charlotte Antonine de Gontaut-Biron (1711- ? ); c.c. (1730) Louis III du Bouchet, 4º Marqués de Sourches, Conde de Montsoreau y de Tourzel => con descendencia

1AAAC-Louise de Gontaut-Biron (1662-1739); c.c. (1684) Joseph Marie de Lascaris, Marqués d'Urfé y de Beaugé, Conde de Sommeville (1652-1724) => sin descendencia

1AAAC-Marie-Madeleine Agnès de Gontaut-Biron (ob.1724); c.c. (1688) Louis de Louet de Calvisson, Marqués de Nogaret (ob.1690)

1AAAB-Joseph de Gontaut-Biron, Señor de Brisambourg => con descendencia / Marqueses de Brisambourg

1AAAB-Marie-Charlotte de Gontaut-Biron + Jeanne-Françoise + Marie-Marthe {religiosas de la Visitación de Saint-Four}

1AAAA-Armand de Gontaut-Biron, Señor de Saint-Blancard; c.c. Hippolyte de Lauzières, Dama de La Chapelle y de Moissac; padres de:

-Jean-Charles de Gontaut-Biron, Barón de Saint-Blancard (ob.1688); c.c. Anne Roger de Comminges (ob.1670); padres de:

-Jean-Louis de Gontaut-Biron, 1er. Marqués de Saint-Blancard (ob.1684); c.c. Marthe de Timbrune de Valence; padres de:

-Charles Aymeric de Gontaut-Biron, 2º Marqués de Saint-Blancard (1682-1757); c.c. Julienne Alexandrine de Mun de Cardaillac-Sarlabous; padres de:

-Armand-Alexandre de Gontaut-Biron, 3er. Marqués de Saint-Blancard (1717-1804); c.c.



Françoise Madeleine de Preissac d'Esclignac (1724-1806); padres de:



1-Jean Armand Alexandre Henri de Gontaut-Biron, Marqués de Gontaut, Marqués de Gontaut-Biron y 4º Marqués de Saint-Blancard (1746-1826), 1er. Conde de Gontaut-Biron (1811); c.c. Marie-Joséphine de Palerne de La Madeleine (1751-1830); padres de:

1a-Armand de Gontaut-Biron, 5º Marqués de Saint-Blancard, Marqués de Biron & Par de Francia (1771-1851); c.c. Elisabeth-Charlotte de Damas de Crux (1776-1827); padres de:

1a1-Henri de Gontaut-Biron, 6º Marqués de Saint-Blancard, Marqués de Biron (1802-1883); c.c. Antonine de Mun (1809-1827)

1a1-Etienne Charles de Gontaut-Biron, Marqués de Biron (1818-1871); c.c. Charlotte Marie FitzJames Stuart (1831-1905)

1b-Charles de Gontaut-Biron, 1er. Conde de Gontaut-Biron (1776-1840), Chambelán del Emperador Napoleón I, diputado; c.c. Adélaïde de Rohan-Chabot (1793-1869); padres de:

1b1-Louis Armand de Gontaut-Biron, Marqués de Gontaut-Saint-Blancard (1813-1897); c.c. Félicie de Beauffremont-Courtenay (1820-1912)

1b2-Roger de Gontaut-Biron (1815-1877); c.c. Léontine de Berton des Balbes de Crillon (1819-1867)



1b3-Anne-Armand-Élie de Gontaut-Biron, Vizconde de Gontaut-Biron (1817-1890), Embajador en Berlín, senador; c.c. Augustine Henriette Marie Mathilde Radegonde de Lespinay (1823-1867)

2-Charles-Michel de Gontaut-Biron, Marqués de Saint-Blancard (1751-1825); c.c. Marie-Louise de Montaut de Navailles (1773-1862); padres de:

2a-Joséphine Françoise de Gontaut-Biron (1790-1844); c.c. Ferdinand de Rohan-Chabot, 9º Duque de Rohan (1789-1869) => con descendencia / Duques de Rohan

2b-Charlotte de Gontaut-Biron (1796-1887); c.c. François de Bourbon-Busset, 9º Conde de Busset (1782-1856) => con descendencia / Condes de Busset

3-Madeleine Antoinette de Gontaut-Biron (1745-1806); c.c. Charles Bernard Joseph de Percin, Marqués de Montgaillard y de La Valette (1747-1795)

4-Marie-Jeanne Bernardine de Gontaut-Biron (1748-1827); c.c. Philippe Maurice Charles de Vissec de Latude, 5º Marqués de Ganges (1743-1815)

5-Louise-Anne-Victoire Charlotte de Gontaut-Biron (1753-1826); c.c. Jacques Philippe du Haget, Conde de Vernon (1736- ? )

1AAAA-Philiberte de Gontaut-Biron (ob.1606); c.c. Charles de Pierre-Buffière, Vizconde de Comborn, Barón de Châteauneuf

1AAAA-Charlotte de Gontaut-Biron (1561-1635); c.c. Jacques Nompar de Caumont, 1er. Duque de La Force, Mariscal & Par de Francia (1558-1652) => con descendencia / Duques de La Force

1AAAA-Anne de Gontaut-Biron; c.c. Guy Odet de Lanes, Barón de La Roche-Chalais

1AAAA-Claude de Gontaut-Biron (1580-1617); c.c. Charles de La Rochefoucauld, Conde de Roucy (1560-1605)

1AAAA-Louise de Gontaut-Biron; c.c. Brandélis de Gironde, Marqués de Montclar

1AAB-Foucauld de Gontaut, Señor de Puybeton, Lauderan y Lauzun (ob.1569); c.c. Blanche de Turgis; padres de:

-Charlotte de Gontaut; c.c. Geoffroy de Durfort, Barón de Boissières

1AAC-Jeanne de Gontaut-Biron, Dama de Lavaur; c.c. Jacques de Durfort, Barón de Boissières y de Salvian

1AAD-Claude de Gontaut-Biron (1531-1587); c.c. Jean d'Hébrard, Barón de Saint-Sulpice

1AAE-Jeanne de Gontaut-Biron (ob.1598); c.c. 1º) Pierre Bouffard, Señor de Brisambourg; 2º) Jean de Caumont, Señor de Montpouillan y de La Perche

1AA-Catherine de Gontaut-Biron; c.c. 1º) François de Durfort, Señor de Duras, Blanquefort, Civrac, Pujols y de Rauzan (1494-1524); 2º) Jacques de Pons, Barón de Mirambeau, Señor de Plassac

2A-Armand de Gontaut-Biron, Obispo de Sarlat, Arzobispo de Nazaret (1462-1531)

3A-Brandélis de Gontaut-Biron, Señor de Brussac, Montferrand y Puybeton (ob.1515); c.c. 1º) Antoinette de Tournemine; 2º) Anne Ricard de Gourdon de Genouillac => con descendencia / Señores de Salagnac y de Arros

4A-Guy de Gontaut-Biron, Señor de Puybeton, Protonotario Apostólico.

5A-Marguerite de Gontaut-Biron (1464-1517); c.c. 1º) Robert de Chauveron, Señor de Dussac; 2º) Guy de Tournemine, Señor de Tournemine y de La Peyre-en-Jordanne => con descendencia

6A-Jeanne de Gontaut-Biron; c.c. Raymond de Bauze, Señor de Belcastel => con descendencia

7A-Catherine de Gontaut-Biron; c.c. Bertrand de Lur, Señor de Longa

8A-Marguerite de Gontaut-Biron; c.c. Michel de Chassaigne, Señor de Génissac

9A-Marguerite-Catherine de Gontaut-Biron; c.c. Alain de Carbonnières, Barón de Carbonnières

B12a112b2-Arnaud de Gontaut-Biron, Señor de Montaut (ob.1399); c.c. Dauphine de Durfort => sin descendencia

B12a112b3-Jeanne de Gontaut-Biron; c.c. Marquès de Gourdon-Saint-Cirq, Señor de La Vercandière.

B12a112b4-Catherine de Gontaut-Biron; c.c. 1º) Guyon de Félets; 2º) Jean-Flamenc de Brussac.

B12a112b5-Isabeau de Gontaut-Biron, Dama de Bonnefonds (ob.1482); c.c. Pierre de Lasseran de Massencôme, Señor de Montluc (ob.1470) => con descendencia.

B12a112c-Pierre IV de Gontaut (ob.1439), Señor del Cas, Mordagne y Carbonials; c.c. (1421) Agathe de Luzech; padres de: => con descendencia / Señores de Cabrerès

B12a2-Guillaume de Gontaut

B12a3-Gaston de Gontaut, Señor de Montaut; c.c. Marquèze de Lomagne => con descendencia

B12b-Arnaude de Gontaut; c.c. (1250) Roger d'Armagnac, Vizconde de Fézensaguet.

B12c-Arnaud de Gontaut

B12d-Henry de Gontaut (ob.1295); padre de:

-Pierre de Gontaut; c.c. Condesa de Luzech.

B13-Pierre I de Gontaut (ob.1276), Señor de Badefols; c.c. Héliote de Castelnaud; padres de:

B14-Raymonde de Gontaut; c.c. Martin d'Algaïs, Señor de Bigarroque, cátaro ejecutado por los cruzados.

B2-Vital de Gontaut, Señor de Gontaut. => con descendencia


martes, 27 de octubre de 2015

EL CONDE DE TREMBLECOURT




TREMBLECOURT_Conde de / Comte de_Louis de Beauvau, Señor y Conde de Tremblecourt (Lorena, h.1567 / Remiremont, Lorena, 1596). Fue el benjamín de los tres hijos varones del Barón Claude de Beauvau y de su segunda mujer Jeanne de Saint-Beaussant, y un oficial militar que se ilustró durante las campañas italianas y que perteneció al partido ultracatólico de la Santa-Liga durante las guerras de religión que sacudieron Francia en la 2ª mital del siglo XVI.

Provisto del señorío de Tremblecourt y convertido en conde (título de cortesía), Louis de Beauvau abrazó la carrera de las armas haciendo su bautizo de fuego durante las guerras italianas. Brillante duelista de la corte francesa, debió sobretodo su fama de gran espadachín al vencer en singular duelo a un temido gentilhombre al servicio del Duque de Guisa. Enteramente dedicado a su oficio de soldado, hizo las campañas de Flandes bajo las ordenes del Duque Alejandro de Parma, en calidad de teniente del Regimiento de Saint-Balmont, un pariente suyo. Más tarde al frente de éste, su regimiento fue rebautizado con su nombre de Tremblecourt y compuesto por doce compañías de hombres de armas.

Habiendo abrazado la causa de la Santa-Liga contra el rey Enrique IV de Francia, se puso a las ordenes del Duque de Mayenne, y estuvo presente en el asedio de Tours en 1589, pero cayó prisionero en la batalla de Arques poco después. Instado por el rey a servirle, Tremblecourt se negó y fue obligado a retirarse alejado de los combates por espacio de un año. Pese a la prohibición de retomar la espada y pisar los campos de batalla, Louis de Beauvau estuvo presente en la batalla de Ivry pero, para evitar represalias, abandonó el mando a su tío el Señor de Panges (1590). A partir de 1591, vuelve a la escena bélica mandando sus compañías en la batalla de Saint-Denis (siendo herido de gravedad y dado por muerto) y en el asedio de Noyon (1592). En 1594 se encuentra aún bajo las ordenes del Duque de Mayenne, pero la conversión al catolicismo de Enrique IV le fuerza a deponer las armas y a someterse a la autoridad real. El rey le nombró entonces Teniente-General de sus Ejércitos en Borgoña. Desde entonces, oficialmente al servicio del Príncipe Mauricio de Orange pero efectivamente al del Rey de Francia, Tremblecourt preparó, junto con Jean d'Aussonville, la invasión del Franco-Condado. La campaña se inició en enero de 1595 y se tradujo en un fracaso por culpa de la llegada de las tropas españolas de refuerzo y el mal tiempo. Actuando abiertamente en nombre de Enrique IV, tomó y luego defendió el Castillo de Vesoul.

Regresado momentáneamente a sus tierras de Lorena, encontró la muerte en 1596 en Remiremont, mortalmente herido de un disparo de mosquetón en misteriosas y nunca esclarecidas circunstancias.




EL SEÑOR D'AVILLERS & DE NOVIANT




AVILLERS_Señor de / Seigneur d'_Jean de Beauvau, Señor de Avillers, de Noviant, de Tremblecourt, co-Señor de Manonville, Señor de Vignot y de Malaumont, etc. (Lorena, h.1563 / Castillo de Noviant-aux-Prés, Lorena, 1636). Hijo del segundo matrimonio de Claude de Beauvau, Barón de Beauvau y de Manonville (1530-1597) con Jeanne de Saint-Beaussant, fue un cortesano y oficial militar perteneciente al partido ultracatólico de la Santa-Liga durante las guerras de religión que sacudieron Francia en la segunda mitad del siglo XVI.

Su padre era el Baílio y Capitán de Hanston-le-Châtel, Maestre del Guardarropa de Antonio de Borbón, Rey de Navarra, y Gobernador del Príncipe Enrique de Lorena, Marqués de Pont-à-Mousson, primogénito y heredero del Duque Carlos III de Lorena. Su hermano Jean, Señor de Panges, era consejero privado del Duque de Lorena y ministro de Finanzas del ducado. El padre de ambos, René de Beauvau (ob.1549-50?), Señor de Manonville, de Noviant y de Tremblecourt, había sido el chambelán del Duque Antonio I de Lorena.

Claude de Beauvau había tenido, de su primer matrimonio con Nicole de Luxelbourg o Lutzelburg, Condesa del Sacro Santo Imperio Románico Germánico, Baronesa de Fléville y de Turquestaing, un hijo varón que sería Primer Gentilhombre de Cámara del Príncipe Enrique de Lorena:

-Charles de Beauvau, Señor de Fléville (ob.1595); c.c. Philiberte de Saulx => con descendencia / Marqueses de Beauvau & Señores de Manonville


Al convertirse en viudo, contrajo segundas nupcias con Jeanne de Saint-Beaussant, de la que tendría 3 hijas y 2 hijos: Jean y Louis de Beauvau.

Los Beauvau pertenecían a una de las más antiguas casas de Lorena, vasalla de la Corona Francesa por sus posesiones patrimoniales en el Anjou y emparentada con los Borbones mediante el matrimonio, en 1454, de Isabelle de Beauvau con Juan II de Borbón-Vendôme, tatarabuelo del rey Enrique IV de Francia y de Navarra.

Jean de Beauvau combatió las tropas del rey Enrique IV de Francia, estando a las ordenes del Duque de Mayenne y de los Duques de Guisa, hasta el asedio del castillo de Beaune en 1595 dónde comandaba un regimiento. Tras la rendición y sumisión del Duque de Mayenne, hasta entonces Jefe de la Liga, en noviembre de 1596, Jean de Beauvau hizo lo propio y ofreció su espada al rey tras obtener el real perdón. Poco después, regresó a sus tierras lorenas para establecerse de manera definitiva. Nombrado consejero de Estado del Duque de Lorena, gentilhombre ordinario de cámara del Cardenal de Lorena, fue investido Baílio de Bassigny en 1599, Senescal del Barrois en 1616 y Senescal de Lorena en 1632.

De su tardío matrimonio con Antoinette d'Urre de Theissières (ob.1660), celebrado en 1606 y que le aportó los señoríos de Vignot y de Malaumont, tan solo tuvo un hijo varón:

-Anne François de Beauvau, 1er. Marqués de Noviant (1617-1669); c.c. Marguerite de Raigecourt; padres de:


-Marie-Josephe de Beauvau, religiosa

-Claude Joseph de Beauvau, religioso

-Joseph Gabriel Bernard, 2º Marqués de Noviant (1649-1669) -muerto soltero-

-Jeanne Antoinette de Beauvau, 3ª Marquesa de Noviant (? - 1725); c.c. Jean-Claude de Cussigny, Conde de Vianges (ob.1699) => sin descendencia


Tuvo el honor de alojar al rey Luis XIII de Francia en su castillo de Noviant el 24 de junio de 1632, quien se personaba en Lorena para firmar un tratado de paz en Liverdun con el Duque Carlos IV.

Cuatro años después, Jean de Beauvau fallecía de muerte natural en su castillo de Noviant. Seis años más tarde, Luis XIII convertía a su único hijo y heredero en 1er. Marqués de Noviant (13-11-1642).





sábado, 26 de septiembre de 2015

EL IVº DUQUE DE FITZ-JAMES




FITZ-JAMES_IVº Duque de / 4ème. Duc de_Charles Fitz-James Stuart, Conde de Fitz-James, IVº Duque de Fitz-James, Mariscal y Par de Francia (Castillo de Saint-Germain-en-Laye, Francia, 04-11-1712 / Hôtel de Fitz-James, París, 23-01-1787). Hijo menor del 1er. Duque de Berwick y nieto del rey Jacobo II de Inglaterra y VII de Escocia. Fue un distinguido oficial militar y Mariscal de Francia al servicio de Luis XV, veterano de las guerras de sucesión polaca y austríaca, y de la Guerra de los Siete Años, Comandante de la Provincia de Languedoc y Gobernador del Limosín, que tuvo un destacado papel en el conflicto entre la Corona y los Parlamentos que sacudió el final de reinado de Luis XV.



Nacido en el Castillo Real de Saint-Germain-en-Laye, entonces residencia oficial desde 1701 del exiliado y ya difunto rey Jacobo II de Inglaterra y VII de Escocia, de su esposa la reina María de Módena y de su heredero el Príncipe de Gales (más conocido en la historia como el Viejo Pretendiente o bajo el título de Duque de Albany), Charles de Fitz-James Stuart era el sexto retoño y cuarto hijo varón fruto del segundo matrimonio de James Fitz-James Stuart, 1er Duque de Berwick y de Fitz-James, Mariscal de Francia (1670-1734) con Lady Anne de Bulkeley (1675-1751), nieta del 1er. Vizconde Bulkeley y hermana del Conde Francis de Bulkeley. Tuvo por hermanos a:

-James Francis de Fitz-James Stuart (1696-1738), Conde de Tinmouth, IIº Duque de Llíria y Jérica, Grande de España, IIº Duque de Berwick, Par de Francia (hijo del 1er. matrimonio) => Rama Primogénita / Duques de Berwick, de Llíria y de Jérica, Grandes de España.

-James de Fitz-James Stuart (1702-1721), IIº Duque de Fitz-James, Par de Francia.

-Henrietta de Fitz-James Stuart (1705-1739); c.c. Jean-Baptiste Louis, Conde de Clermont d'Amboise.

-François de Fitz-James Stuart (1709-1764), IIIer. Duque de Fitz-James, Par de Francia.

-Laure Anne de Fitz-James Stuart (1710-1766); c.c. Joachim Louis de Montagu, Marquis de Bouzols.

-Henry de Fitz-James Stuart (1711-1731), Conde de Fitz-James, Coronel del Regto. Berwick Infantería Irlandesa.

-Marie Émilie de Fitz-James Stuart (1715-1770); c.c. François Marie de Pérusse, Conde des Cars o d'Escars.

-Edward de Fitz-James Stuart (1716-1758), Caballero de Fitz-James.

-Anne Sophie de Fitz-James Stuart (1718-1763), religiosa.

Tan solo tenía 17 años cuando, por dimisión de su hermano mayor el Conde Henry de Fitz-James, y luego de otro de ellos, François de Fitz-James Stuart, que abrazaba la carrera eclesiástica, se vio provisto del gobierno y de la lugartenencia-general del Limosín el 28 de diciembre de 1729.

Ya conocido bajo el título de Conde de Fitz-James, entró en el cuerpo de los Mosqueteros del Rey (1730), obtuvo una compañía en el Regimiento de Caballería de Montrevel (1732) y, finalmente, un regimiento de caballería irlandesa al que se le otorgó su nombre (1733).

Ese mismo año de 1733, la paz de la cual gozaba Europa desde hacía 20 años, se vio amenazada por la muerte del rey Augusto II de Polonia. Las potencias europeas se enzarzaron entonces en una disputa por ver quién colocaba en el trono polaco a su candidato, y la guerra estalló irremediablemente. Luis XV de Francia, que pretendía que su suegro Estanislao I Leszczynski recuperase su trono, del que había sido expulsado por el Elector Federico-Augusto I "El Fuerte" de Sajonia y el zar Pedro I de Rusia, entró de lleno en la Guerra de Sucesión Polaca. Un ejército francés bajo el mando del Mariscal de Berwick, penetró entonces en territorio germano y, entre los oficiales, figuraba el Conde Charles de Fitz-James a la cabeza de su regimiento de caballería irlandesa. Participó en los asedios de Kehl (1733) y de Philippsburg (1734); se encontraba junto a su padre cuando éste recibió el letal impacto de una bola de cañón, y escapó milagrosamente de la muerte enteramente cubierto por la sangre y el cerebro desparramado de su progenitor. Pese a semejante pérdida, Charles siguió sirviendo en el Ejército del Rhin bajo las órdenes del sustituto de su padre, el Mariscal-Duque de Coigny, hasta las preliminares de la Paz de Viena en 1738. Durante el conflicto, el conde fue uno de los primeros masones franceses que ingresó en la Logia de Bussy (1735).

En 1736, tras las renuncias consecutivas de sus hermanos mayores, Charles de Fitz-James Stuart se convirtió en el IVº Duque de Fitz-James y Par de Francia.

En 1740, al fallecer el emperador Carlos VI de Austria, último representante varón de la dinastía de Habsburgo en el solio imperial, las potencias que habían inicialmente prometido respetar su Pragmática Sanción (en la que designaba como herederos suyos a su hija la Archiduquesa Maria-Teresa de Austria y su yerno el Duque Francisco III Esteban de Lorena, Gran Duque de Toscana), se desdijeron provocando un nuevo conflicto europeo: la Guerra de Sucesión Austríaca. Francia apadrinó entonces a su candidato al trono imperial, el Elector Carlos Alberto de Baviera, poniendo a su disposición un ejército de 40.000 hombres que, en 1741, cruzó el Rhin bajo las órdenes del Mariscal-Duque de Belle-Isle, mientras otro de otros tantos 40.000 cruzaba el Mosa bajo las órdenes del Mariscal-Marqués de Maillebois. El Duque de Fitz-James formaba parte de ese segundo ejército. De vuelta a Francia en julio de 1743, acaba la campaña en Baja-Alsacia bajo las órdenes del Mariscal-Duque de Noailles.

Entretanto, el 1 de febrero de 1741, Charles de Fitz-James Stuart había contraído matrimonio con Victoire Louise Josèphe de Goyon-Matignon (1722-1777), Dama de palacio de la Reina María Leszczynska e hija de Marie Thomas Auguste Goyon de Matignon, Marqués de Matignon y Conde de Gacé (1684-1766), y de Edmé-Charlotte de Brenne, Condesa de Bombon. De dicha unión, muy feliz y harmoniosa por cierto, nacerían 7 hijos.

El año siguiente (1744), es promovido al rango de mariscal-de-campo y empleado en el ejército del Rey. Comandaba el asedio de Tournay (1745) cuando Luis XV y el Mariscal-Conde de Sajonia recogían los laureles de la victoria en Fontenoy. Luego sirvió durante los asedios de Oudenaarde y de Dendermonde. En 1746, integrado en el ejército de Flandes bajo el mando del Mariscal de Sajonia, participó activamente en los sitios de Mons, Saint-Guilhain, Charleroi y de Namur, y tomó parte en la victoria de Rocourt.

La batalla de Lawfeld, mucho más sangrienta que la de Fontenoy, inauguró la campaña de 1747 en los Países-Bajos, y el Duque de Fitz-James se ilustró en ella como en el sitio de Bergen-op-Zoom, bajo las órdenes del Mariscal-Conde de Lowendahl. Se encontraba en el asedio de Maastricht, cuando Francia, Gran-Bretaña y los Países-Bajos firmaban los preliminares de paz en Aquisgrán (1748). La paz terminaba con 8 años de calamidades y con una guerra ruinosa para Francia que, aunque victoriosa en el conflicto europeo, veía amenazado su imperio colonial, su comercio y su marina por la hegemónica Gran-Bretaña.

Apenas terminadas las hostilidades, el Duque de Fitz-James fue elevado al grado de Teniente-General de los Ejércitos del Rey el 10 de mayo de 1748. El 2 de febrero de 1756, era recibido ceremoniosamente por Luis XV en el seno de la Orden del Espíritu Santo.

La Guerra de los Siete Años supuso para él un nuevo destino en tierra germana. Puesto al mando de varios cuerpos, contribuyó activamente a la victoria francesa en la batalla de Hastenbeck (1757) y a la toma de varias plazas en el electorado de Hannover. El año siguiente se encontraba en la batalla de Krefeld y, pocos meses después, tuvo que conducir 10 batallones y 12 escuadrones para reforzar el ejército del Mariscal-Príncipe de Soubise, y se distinguió en la batalla de Lutzelberg.

Durante la desastrosa batalla de Minden, librada el 1 de agosto de 1759 por el Mariscal-Marqués de Contades y perdida por la desobediencia del Mariscal-Duque de Broglie, el Duque de Fitz-James cargó contra las tropas hannoverianas a la cabeza de toda la caballería francesa.

El 16 de septiembre de 1761, fue nombrado Comandante de la provincia de Languedoc y de las costas del Mediterráneo. Poco después, la guerra concluía con la Paz de París y de modo vergonzoso para Francia al perder parte de sus colonias americanas e indias en manos británicas.

En 1763, encargado por Luis XV de que el Parlamento de Toulouse registrara los "Edictos Bursales" (que conllevaban la creación de nuevos impuestos) y a cuya publicación se resistían los magistrados, el Duque de Fitz-James se personó en Toulouse en los primeros días de septiembre. Poco instruído en las formas parlamentarias y más acostumbrado a las de los cuarteles, cometió el craso error de desplegar su ejército para intimidar a los parlamentarios que, en vez de plegarse a las exigencias de la corte de Versailles, se mostraron irritados y prestos a la desobediencia abierta. El 13 de septiembre, el duque se personó en el palacio del Parlamento rodeado de tropas para exigir el registro y publicación de los edictos reales y, usando de cartas selladas de las que era portador, coaccionó a los magistrados sin éxito. La rebeldía pasiva de éstos llevó al duque a tomar medidas severas y mandó arrestarlos a todos. Los arrestos duraron más de 6 semanas hasta que una orden del rey, a inicios de diciembre, devolvió la libertad a los magistrados y al parlamento la facultad de reunión. Aprovechando la ocasión, los parlamentarios se vengaron del duque decretando su arresto inmediato. Entraron entonces en escena el Parlamento de París y los Pares del Reino, que reclamaron que solo ellos tenían la potestad de juzgar a uno de los suyos. Los otros parlamentos provinciales se pusieron del lado del de Toulouse y se enzarzaron en un enfrentamiento que sería finalmente zanjado por Luis XV. En sus enfrentamientos con el Parlamento de Toulouse, el Duque de Fitz-James no había hecho más que obedecer las órdenes de la corte. Pese a ello, en ese asunto perdió su mando y cayó en desgracia durante un tiempo. No sería hasta 1766 cuando, por fin rehabilitado, le sacaron de la inactividad forzosa para entregarle las comandancias del Bearn, de Navarra y de Guyena.

En 1771, Versailles le encargó presidir los Estados de Bretaña convocados en Morlaix. La asamblea, reputada rebelde, concedió sin embargo todas las demandas formuladas.

El 24 de marzo de 1775, Luis XVI le concede el rango de Mariscal de Francia para coronar su impecable hoja de servicios. En cualquier caso, el flamante mariscal ya no obtendrá más nombramientos ni misiones importantes por parte de la corte. Condenado a la ociosidad, el duque fallece a sus 74 años en su palacete parisino (marzo de 1787), justo antes de que empezara a amenazar la tormenta revolucionaria en Francia.