domingo, 28 de diciembre de 2014

LOS SEÑORES & MARQUESES DE MIRABEAU

GENEALOGÍA DE LOS RIQUETI DE MIRABEAU
 
 

HISTORIA DE UN LINAJE: los Riquet que se hicieron Riqueti

Un supuesto "antepasado noble" habría vivido en la localidad de Riez en el año 1398. Un acta fechada en 1346, indica que uno de los cónsules de Seyne-les-Alpes se llamaba Riquet y, según la teoría del Duque de Castries (historiador y miembro de la Academia Francesa), todo apunta a que su origen era piemontés. Su descendencia se instaló en la localidad de Digne y prosperó en el comercio, ampliandolo al mudarse a Marsella para que prosperase.

Los Riquet, italianizados en Riqueti o Riquetti en el siglo XV, se asentaron previamente en la pequeña localidad de Digne, antes de que en 1570 Jean Riquetti se hiciera con el señorío y el castillo de Mirabeau, que le había sido vendida por su cuñado, Gaspard de Pontevès, y que anteriormente había pertenecido a la antigua e ilustre familia provenzal de los Condes de Barras. Con la compra del feudo noble, y para evitar pagar un impuesto a la Corona (el llamado Derecho de Feudo-Franco), declaró que su familia era noble y descendiente de un viejo linaje de la aristocracia florentina, los Arrighetti, lejanamente emparentados con los Médicis. El asunto trajo cola: traído ante la autoridad real, Carlos IX no quiso sentenciarlo y Jean Riquetti exigió una investigación. Los investigadores no encontraron rastros tangibles de sus supuestos antepasados nobles (ni tumbas ni hospitales fundados), pero tanto en Seyne como en Digne, testigos sobornados por el Primer Consul de Marsella juraron que los Riqueti eran de ascendencia noble desde siempre. Riqueti ganó su juicio y desde ese momento, fue considerado noble por la Hacienda Real. Más tarde, cuando uno de sus descendientes quiso entrar en la Orden de Malta, tuvo éste que producir más pruebas que atestiguaran de sus origenes nobles. Puesto que el genealogista del Rey, D'Hozier, rehusó dejarse corromper por el postulante a caballero, éste encontró a otro llamado L'Hermite que, contra un sustancioso pago en monedas contantes y sonantes, se encargó de fabricar las "pruebas" necesarias para que las puertas del Capítulo de Malta se abrieran de par en par.

Cuando Luis XIV bajó hasta Marsella, en 1660, se instaló en casa del escudero Thomas de Riqueti de Mirabeau, esposo de una damisela de Pontevès. Puesto que su anfitrión había respaldado el partido del rey durante la Fronda, éste le prometió recompensarle con un marquesado. Pero, para disgusto del esperanzado Señor de Mirabeau, Luis XIV se olvidó de la promesa al volver a París.

En 1666, los Riqueti de Mirabeau reconocían su parentesco con los Riquet del Languedoc, una rama pobre y lejana de Béziers que, sin embargo, se había visto agraciada con la baronía de Bonrepos, después de haberse negado durante años. Mediante actas notariales, se oficializó dicho reconocimiento en el momento en que esos parientes pobres prosperaban y veían como su feudo de Caraman era erigido en condado y luego en marquesado. El rey aceptó entonces acordarse de su promesa hecha en 1660.

En 1685, con Honoré III de Riquetti, la familia obtiene la ansiada erección de su señorío de Mirabeau en marquesado, confirmada por Cartas Patentes del Parlamento de París fechadas a 30 de mayo de 1686. El hijo de éste, Jean-Antoine de Riquetti, 2º Marqués de Mirabeau, sirvió con distinción en las últimas campañas militares de Luis XIV, distinguiéndose especialmente en la batalla de Cassano (1705), donde fue malherido en la garganta; sin embargo, jamás consiguió ascender más allá del rango de coronel por tener la excéntrica costumbre de hablar a sus superiores con rudeza. Retirado del servicio, contrajo matrimonio con Françoise de Castellane, dejando tras su muerte, en 1737, a tres hijos: Victor, 3er Marqués de Mirabeau (1715-1789) -que fue Gran-Cruz de la Orden de Vasa-, Jean-Antoine II, Baílio de Mirabeau -caballero de la Orden de Malta- y el Conde Louis-Alexandre de Mirabeau.

GENEALOGÍA DE LOS RIQUETI DE MIRABEAU

-Pierre Riquet o Riquetti / Riqueti / Riquety, padre de:

-Antoine Riqueti, Co-Señor du Riez y de Sièyes (ob. circa 1510); c.c. (1451) Catherine de Lauthoin o Lanthome; padres de:

-Honoré I Riqueti c.c. (1515) Jeanne Thillière o Tillier (ob.1544); padres de:

-Jean Riqueti, 1er. Consul de Marsella, Señor de Mirabeau en 1570 (ob.1599); c.c. (1564) Marguerite de Glandevès, hija del Caballero Antoine de Glandevès y de Dama Jeanne Doria; padres de:

1-Honoré II de Riqueti, Escudero, IIº Señor de Mirabeau y de Beaumont, Gentilhombre ordinario de la Cámara del Rey en 1614 (1567-1622); c.c. (1592) Jeanne Lenche; padres de:

1A-Thomas de Riqueti, IIIer. Señor de Mirabeau y de Beaumont, Capitán, Síndico de la Nobleza (1602-1687); c.c. (1620) Anne de Pontevès (1602-1687), hija de Pompée de Pontevès y de Marguerite de La Baume-Suze, Señores de Buoux; padres de:

1AA-Honoré III de Riqueti, 1er. Marqués de Mirabeau en 1685, 1er. Consul de Aix en 1660 (1622-1687); c.c. (1660) Elisabeth de Rochemore (1633-1698); padres de:

1AAA-Alphonse de Riqueti (ob.1665)

1AAB-Eugénie de Riqueti (1665-1739); c.c. (1684) François de Grille, Marqués d'Estoublon, Señor de Roubiac (c.1660-1741)

1AAC-Jean-Antoine I de Riqueti, 2º Marqués de Mirabeau, 1er. Conde de Beaumont en 1713 (1666-1737); casado con (1708):




Françoise de Castellane-Norante (1695-1769) hija de Jean-François de Castellane y de Madeleine de Gruel, Marqueses de Norante; padres de:

1AAC1-Jean-François de Riqueti de Mirabeau, Conde de Mirabeau (1711-1715)

1AAC2-Victor de Riqueti de Mirabeau, Caballero de la Orden de Malta (1712-1728)




1AAC3-Victor de Riqueti de Mirabeau, 3er. Marqués de Mirabeau y 2º Conde de Beaumont, Barón de Pierre-Buffière (1715-1789); c.c. (1743) Marie Geneviève de Vassan, Vizcondesa de Saint-Mathieu, Baronesa de Pierre-Buffière, Dama de La Tournelle y de Chéronnac, Marquesa Viuda de Sauveboeuf (1725-1794), hija de Charles de Vassan y de Marie-Anne Thérèse de Ferrières de Sauveboeuf, Marqueses de Vassan; padres de:

1AAC30-Victor Charles François de Riqueti de Mirabeau (1744-1744)





1AAC31-Honoré IV Gabriel de Riqueti de Mirabeau, Conde de Mirabeau, 4º Marqués de Mirabeau en 1789, Barón de Pierre-Buffière, Diputado del Tercer-Estado en los Estados Generales de 1789 (1749-1791); casado con (1772):



Marie Marguerite Emilie de Covet de Marignane (1752-1800), hija de los Marqueses de Marignane; padres de:

1AAC311a-Victor Gabriel Emmanuel de Riquetti de Mirabeau (1773-1778)




En relación adúltera con Marie-Thérèse Sophie Richard de Ruffey, Marquesa de Monnier (1754-1789), madre de su hija reconocida:

1AAC311b-Gabrielle Sophie de Riquetti de Mirabeau (1778-1780)

En relación adúltera con Edmée Adélaïde Baignères, Madame Lucas de Montigny, madre de su hijo adoptivo:



1AAC311c-Jean Marie Nicolas Lucas de Montigny (1782-1852); c.c. Augustine Thérèse Louise Roland (1784-1856); padres de:

a-Philippe Joseph Gabriel Lucas de Montigny (1814-1894); c.c. Louise Elisabeth Charlotte de La Ferté-Meung (1821-1896); padres de:



a1-Charles François Gabriel Lucas de Montigny (1844-1908); c.c. (1872) Pauline de Tressemanes-Brunet de Simiane (1851-1941), hija de los Marqueses de Simiane

b-Clémentine Louise Lucas de Montigny (1820-1893); c.c. (1839) Pierre M. Marcel, arquitecto (1805-1882) => 4 hijos varones / Familia Marcel

1AAC32-Jean-Antoine de Riqueti de Mirabeau



1AAC33-André Boniface Louis de Riqueti de Mirabeau, Vizconde de Mirabeau, Conde de Mirabeau en 1789, 5º Marqués de Mirabeau en 1791 (1754-1792), Diputado de la Nobleza de la Senescalía de Limoges en los Estados Generales de 1789 y en la Asamblea Constituyente 1789-1790; casado con:



Marie-Louise Adélaïde Jacquette de Robien (1756-1790); padres de:

1AAC333-Victor Claude Dumas de Riqueti de Mirabeau, 6º Marqués de Mirabeau (1789-1831); c.c. Louise Éléonore Danthon; padres de:

1AAC3333-Joseph Arundel de Riqueti de Mirabeau, 7º y último Marqués de Mirabeau (1820-1860); c.c. Marie Le Harivel de Gonneville (1827-1903); padres de:



1AAC33333-Sybille Aimée Marie-Antoinette Gabrielle de Riqueti de Mirabeau (1849-1932), escritora con el seudónimo de "Gyp"; c.c. (1869) Roger de Martel de Janville, Conde de Martel de Janville => 3 hijos / Condes de Martel de Janville

1AAC34-Marie-Anne Jeanne de Riqueti de Mirabeau (1745- ? ) Monja en las Damas de Saint-Dominique de Montargis

1AAC35-Anne Gabrielle de Riqueti de Mirabeau, Melle. de Mirabeau

1AAC36-Caroline Élisabeth de Riqueti de Mirabeau (1747- ? ); c.c. Gaspard de Lasteyrie, Marqués du Saillant => con descendencia / Marqueses du Saillant

1AAC37-Victor de Riqueti de Mirabeau, Caballero de Mirabeau -muerto soltero-

1AAC38-Marie Louise Élisabeth Catherine de Riqueti de Mirabeau (1752-1807); c.c. (1769) Jean-Paul de Clapiers, Marqués de Cabris (1750-1813); padres de:

1AAC388-Elisabeth Victorine Pauline de Clapiers c.c. (1788) Paul-Anne-François de Navailles-Labatut, Barón de La Batut-Figuières; padres de:

1AAC3888-Paul Édouard de Navailles-Labatut, Conde de La Batut-Figuières (1789-1864); c.c. (1821) Marie-Louise Fortunée de Villeraze (1793-18??) => 1 hija

1AAC39-Marie-Anne Françoise de Riqueti de Mirabeau, Melle. de Mirabeau.



1AAC4-Jean-Antoine II Joseph Charles Elzéar de Riquetti de Mirabeau, Caballero y Baílio de la Orden de Malta, General de Galeras (1717-1794), Gobernador de La Guadeloupe entre 1735 y 1757.

1AAC5-Joseph de Riquetti de Mirabeau (1719-1727)

1AAC6-Marie de Riquetti de Mirabeau (ob.1722)

1AAC7-Louis-Alexandre de Riquetti de Mirabeau, Caballero de Mirabeau, Chambelán del Margrave de Brandenburgo (1724-1761); c.c. (1747) Marie Gabrielle Hévin de Navarre (ob.1749)

1AAD-Jean-François Annibal de Riqueti de Mirabeau, Caballero de la Orden de Malta (1669-1701)

1AB-Jeanne de Riqueti de Mirabeau (1624-16??); c.c. (1643) François de Clapiers

1AC-Bruno de Riqueti de Mirabeau, Conde de Mirabeau, Gobernador del Quesnoy (1637-1729); c.c. 1º(1683) Catherine Forest (ob.1686) / c.c. 2º/ Anne Aimée de Boulainvilliers (ob.1733); padres de:

1ACC-Catherine Edmée de Riqueti de Mirabeau (1693-1765); c.c. (1711) François Emmanuel de Royer, Marqués de Saint-Micaud => con descendencia / Marqueses de Saint-Micaud

1AD-François de Riqueti, Abate de Mirabeau

1AE-François de Riqueti de Mirabeau, Caballero de la Orden de Malta (1631-1690)

1B-Anne de Riqueti de Mirabeau (1603-1637); c.c. (1619) Sauveur Blancard

2-Antoine de Riqueti de Mirabeau, Escudero; c.c. Anne Perrin => Rama de los Señores de Négréaux

3-Ogier de Riqueti de Mirabeau (ob.1604)

4-Pierre de Riqueti de Mirabeau (ob.1611)

5-Thomas de Riqueti de Mirabeau (ob.1609), Religioso

6-Gaspard de Riqueti de Mirabeau

7-Claire de Riqueti de Mirabeau (ob.1604)

8-Marguerite de Riqueti de Mirabeau, Dama de Géménos (1581-1655); c.c. (1596) Antoine Nicolas d'Albertas, Diputado de la Nobleza de Marsella en los Estados Generales de Blois (ob.1611) => con descendencia / Marqueses d'Albertas & Señores de Géménos
 

lunes, 15 de diciembre de 2014

LOS SEÑORES & MARQUESES DE BASSOMPIERRE

GENEALOGÍA DE LOS SEÑORES
& MARQUESES DE BASSOMPIERRE
 
 

Orígenes, Genealogía y Descendencia de los Bassompierre:

Los orígenes exactos de la familia De Bassompierre o Von Bettstein, son por lo menos confusos. Diversos genealogistas apuntan que proceden de los Señores de Bettstein de Alemania, otros del Condado de Champaña o de la región de Conflans, pero las estrechas relaciones que unieron la Casa de Fontoy con la de Bassompierre en los siglos XII y XIII (encontramos un tal Olry de Dompierre, Señor de Fontoy y de Bassompierre en el 1200), ponen en evidencia un origen común. El Padre Anselme, genealogista, apunta que Olry de Dompierre es descendiente de los antiguos Condes de Ravensberg, en Alemania, y que contrajo matrimonio con Agnès de Bassompierre, última representante y heredera de su linaje, de la que tomó el señorío y nombre. Dicho esto, y según esa hipótesis, la Casa de Bassompierre no sería más que una rama de la familia de Walcourt-Chiny, escindida de la Casa de Fontoy. A eso sumemos las últimas averiguaciones de Mr. Robert Dehlinger, que han sacado a la luz que los Bassompierre son también descendientes del gran linaje de Naives-Briey.

En el 1400 (siglo XV), Simón III de Bassompierre sobresale por su omnipresencia en las luchas y guerras locales. Aparte de sus hijos legítimos, tuvo 13 bastardos, y algunos de ellos vivieron entre las paredes del Castillo de Sancy. Durante mucho tiempo, una torre del castillo llevó el nombre de "Torre de los Bastardos de Bassompierre". Uno de sus descendientes, Henri de Bassompierre, murió allí asesinado en 1464, según cuenta una leyenda local.

A partir del 1500, se distingue a Geoffroy de Bassompierre, apodado "El Caballero Sin Reproches", y a Christophe II de Bassompierre que, aunque no es tan famoso como su hijo el mariscal, ocupó importantes cargos al servicio de los Duques de Lorena y, hacia 1589, aumentó y acrecentó los bienes de la familia con la compra de señoríos y pueblos limítrofes, después de haber sucedido a su hermano mayor Claude-Antoine de Bassompierre, muerto sin herederos directos. Establecidos en Los Vosgos o en la tierra de Baudricourt, cerca de Mirecourt, llevaron el nombre de su señorío de Bassompierre. Además de poseer la tierra y castillo de Haroué, tenían los señoríos de Ormes y de Pulligny entre otros, y siguieron ilustrándose al servicio de los Duques de Lorena.

Los Bassompierre perdieron finalmente todos sus bienes durante la Revolución Francesa, ya que fueron embargados y subastados por las autoridades revolucionarias.

GENEALOGÍA:

-Christophe I von Bettstein aka Señor de Bassompierre (c.1455-1490); c.c. Jeanne de Ville (c.1470-1525), Dama Viuda de Lenoncourt y madre de 4 hijos; padres de:

-François I de Bassompierre, Señor de Bassompierre o von Bettstein (c.1485-1553); c.c. Marguerite de Dommartin (ob.1560); padres de:

-Christophe II de Bassompierre, Señor, Iº Barón de Bassompierre (1535-1596) c.c. (1572) Louise Le Picart, Dama de Radeval (1542-1615), padres de 6 hijos de los que sobrevivieron 4 :



1-François II de Bassompierre, Señor y 2º Barón de Bassompierre, 1er. Marqués d'Haroué, Mariscal de Francia (1579-1646); con:

1º/-Marie Charlotte de Balzac d'Entragues, Baronesa de Chémault (1588-1664); padres de:



1A-Louis de Bassompierre, Abate, Obispo de Saintes (1610-1676), Limosnero del Duque de Orléans.



2º/ (1615) Princesa Louise Marguerite de Lorena-Guisa, Princesa de Châteaurenaud, Condesa d'Eu, Princesa Vda. de Conti (1588-1631); padres de:

1B-François de La Tour de Roquelaure de Bassompierre (1621-1648) -sin descendencia-

2-Henriette de Bassompierre (c.1582-1609); c.c. (1602) Timoléon d'Espinay de Saint-Luc, Señor de Saint-Luc (1580-1644) => con descendencia / 2 hijos / Casa Marquesal de Saint-Luc

3-Georges Africain de Bassompierre, 1er. Marqués de Rémauville (1587-1632); c.c. (1610) Henriette de Tornielle-Chalant (1590-1637); padres de:

+Charles de Bassompierre, 3er. Barón de Bassompierre1er. Marqués de Bassompierre en 1647 (c.1611-1665), c.c. (1644) Henriette de Haraucourt (c1625- ? ); padres de:

+1-Anne François Joseph de Bassompierre, 2º Marqués de Bassompierre; c.c. (1690) Catherine Diane de Beauvau (c.1671-1752), hija del Marqués Louis de Beauvau y de la Condesa Anne de Ligny; padres de:



+11-Françoise Louise de Bassompierre, Marquesa de Bassompierre -título de cortesía-(169?-1758); c.c. (1717) Conde François-Joseph de Choiseul, Marqués de Stainville, Barón de Beaupré (c.1696-1769); padres de:



+111-Étienne François de Choiseul, Conde y Marqués de Stainville y de La Bourdaisière, 1er. Duque de Choiseul-Stainville y 1er Duque d'Amboise, Par de Francia (1719-1785); c.c. (1750) Louise Honorine Crozat du Châtel (1737-1801) => sin descendencia

+112-Léopold Charles de Choiseul



+113-Jacques Philippe de Choiseul, Conde de Choiseul-Stainville, IIº Duque de Choiseul-Stainville (1786), Mariscal de Francia (1727-1789); c.c. (1761) Thérèse de Clermont d'Amboise (1746-1789); padres de:



+1133A-Marie Stéphanie de Choiseul-Stainville (1763-1833); c.c. (1778) Claude Antoine Gabriel de Choiseul, Conde de Choiseul-Beaupré, IIIer. Duque de Choiseul-Stainville (1760-1838); padres de:

+1133AA-Stéphanie de Choiseul-Beaupré (1782-1861); c.c. (1804) Philippe Gabriel de Marmier, Duque de Marmier (1783-1845) => con descendencia / Casa Ducal de Marmier / Casa Ducal de Fitz-James 



+1133B-Françoise Marie-Thérèse de Choiseul-Stainville (1767-1794); c.c. (1782) Joseph Grimaldi, Príncipe de Mónaco (1763-1816) -hijo del Príncipe Honorato III de Mónaco y de Maria-Caterina de Brignole-Sale-; padres de:

+1133BB-Honorine Camille Athénaïs Grimaldi, Princesa de Mónaco (1784-1879); c.c. (1803) René III Louis Victor de La Tour du Pin-Gouvernet de La Charce, Marqués de La Charce (1779-1832) => con descendencia / Casa de La Tour Du Pin-Gouvernet De La Charce

+1133BB-Athénaïs Grimaldi, Princesa de Mónaco (1786-1860); c.c. (1802) Auguste Le Tellier de Louvois, Marqués de Louvois (1783-1844) => sin descendencia.



+114-Béatrice de Choiseul (1730-1794); c.c. (1759) Antoine VII, 7º Duque de Gramont, Príncipe de Bidache (1722-1801) c.c. (1794) Marie-Henriette Du Merle => sin descendencia.

+115-Charlotte Eugénie de Choiseul

+12-Louise Lucie de Bassompierre

+2-Suzanne Agnès de Bassompierre (1646- ? )

+Yolande Barbe de Bassompierre (1615- ? ), c.c. (1633) Alexander Van Halewijn; padres de Marie Van Halewijn (1634-1713) c.c. Ferdinand de Croÿ d'Havré o Havrech, Duque d'Havré (1644-1694) => con descendencia / Casa Ducal de Croÿ-Havré

+Gaston Jean-Baptiste de Bassompierre, 3er. Marqués de Bassompierre, Gran Baílio de Los Vosgos (1626- ? ) c.c. (1678) Henriette de Raulin; padres de:

+a-François de Bassompierre, 4º Marqués de Bassompierre (ob.1714); c.c. Marie-Madeleine Du Hamal; padres de:

+a1-Anne-Marie de Bassompierre (1704-1782); c.c. (1728) Charles-Marie de Choiseul-Beaupré, Marqués de Choiseul-Beaupré (1698-1768); padres de:

+a11-Marie Gabriel Florent de Choiseul, Conde de Choiseul-d'Aillecourt, Marqués de Falquemont (1728-1753); c.c. (1749) Marie Françoise Lallemant de Betz; padres de:



+a111-Marie Gabriel Florent Auguste de Choiseul-Gouffier, Conde de Choiseul-Gouffier (1752-1817); c.c. (1771) Adélaïde Gouffier d'Heilly -hija de Charles-Antoine Gouffier, Marqués d'Heilly, y de Marie-Catherine Phélypeaux, Dama de Flainville-; => 5 hijos / Casa Condal de Choiseul-Gouffier

+a112-Michel Félix Victor de Choiseul, Conde d'Aillecourt (1754-1796); c.c. (1777) Marie Eugénie Rouillé du Coudray (1759-1815) => 4 hijos / Casa Condal de Choiseul-D'Aillecourt

+a12-Marie de Choiseul-Beaupré (1730-1787) c.c. Gaspard, Conde de Sommyèvre (1723-1804)

+a13-Claude Antoine de Choiseul-Beaupré, Marqués de Choiseul-La Baume (1733-1794); c.c. (1755) Diane Gabrielle de La Baume, Marquesa de Montrevel (1729-1792) => con descendencia / ver Ref. +1133A

+b-Jean-Claude de Bassompierre, 5º Marqués de Bassompierre c.c. (1711) Jeanne de Nettancourt-Vaubecourt; padres de:



+bb-Léopold Clément de Bassompierre, 6º Marqués de Bassompierre (ob.1792); c.c. (1734) Princesa Charlotte Nicole de Beauvau-Craon (1717-1787); padres de:



+bb1-Jean Anaclet de Bassompierre, 7º Marqués de Bassompierre (1735-1806); c.c. (1774) Marie-Louise Rigoley d'Ogny (1753-1810); padres de:

+bbb1-Pauline de Bassompierre (1774-1844); c.c. (1813) Dominique, Conde de Sérignac de Belmont (1775-1838); padres de:

+bbb11-Louisa de Sérignac de Belmont (1824-1844); c.c. Maximilien, Barón de Pontac => Casa Baronial de Pontac



+bbb2-Charles de Bassompierre, Conde luego 8º Marqués de Bassompierre en 1806 (1777-1837); c.c. (1811) Claire de Villeneuve-Vence (1785-1861); padres de:

+bbb2a-Claire de Bassompierre c.c. Conde Paul Louis Marie von Vogt de Hunolstein (1804-1892) => Casa Condal von Vogt de Hunolstein

+bbb2b-Yolande Clémentine Chantal de Bassompierre c.c. François Odon Armand Desiré de Pins, Marqués de Pins-Montbrun => Casa Marquesal de Pins-Montbrun

+bbb2c-Julie de Bassompierre c.c. Audoin, Marqués de La Cropte de Chantérac => Casa Marquesal de La Cropte de Chantérac

+bbb3-Henriette Françoise Marie de Bassompierre (1781-1864); c.c. Eugène, Conde de Messey (1787-1849) => con descendencia / 2 hijos / Casa Condal de Messey

+bb4-Stanislas-Louis de Bassompierre, Vizconde de Bassompierre (1747-1817); c.c. Marguerite Perpetue Gaultier de Rigny (1772- ? ); padres de:

+bbb4A-Amélie Charlotte Elisabeth de Bassompierre (1793-1855)

+bbb4B-Anne Marguerite de Bassompierre

4-Catherine de Bassompierre (c.1590-1653), c.c. (1609) Tanneguy II Le Veneur de Tillières, Conde de Tillières (c.1580-1652) => con descendencia / 3 hijos / Casa Condal de Tillières

domingo, 14 de diciembre de 2014

EL IIº BARÓN DE BASSOMPIERRE




BASSOMPIERRE_IIº Barón de / 2ème. Baron de_François de Bassompierre d'Haroué, Ier. Marqués d'Haroué, IIº Barón y Señor de Bassompierre o de Bettstein (Castillo de Haroué, Lorena, Francia, 12-04-1579 / Provins, Brie, 12-10-1646). Fue un cortesano, general y Mariscal de Francia, Caballero de la Real Orden del Espíritu Santo, que también ejerció puntualmente de embajador extraordinario del rey de Francia en Madrid, Suiza y Londres, de Coronel-General de los Cien-Suizos y Grisones y de Capitán de La Bastilla de París, en la que pasaría encarcelado toda una década por haber casado secretamente con la Princesa Viuda de Conti, hija del Duque Enrique I de Guisa, sin el permiso del rey y del Cardenal de Richelieu.

El Mariscal de Bassompierre, hombre con buen juicio e ingenio, hábil y prudente cortesano, galante y fastuoso, embajador de gran presencia, valiente soldado y de buen consejo, es un personaje de su tiempo. "Bon vivant", gran vividor, goza de una magnífica salud; le permitirá recibir sin demasiado perjuicio terribles heridas y llevar una existencia llena de galanteos y opíparos festines, que la edad no habría calmado de no haber sido encarcelado por el Cardenal de Richelieu. En esa época de vida apasionada, a su vez grosera y refinada, a menudo frenética, Bassompierre parece sobretodo haber sido dotado de un sólido juicio que, en varias ocasiones, le fue muy útil. Poseía un ingenio vivaz que le permitía tener siempre una respuesta para todo, una prudencia a veces excesiva, aunque gracias a ella supo maniobrar con habilidad entre los escollos de la política cortesana, guardándose mucho de pertenecer a un partido que no fuera otro que el del rey. Gozando del favor de Enrique IV y de Luis XIII, llevó felizmente su carrera obteniendo grandes empleos en los ejércitos y al extranjero como representante de Francia. Finalmente, su prestancia, su rostro saludable y su desenvoltura le procuraron numerosos éxitos entre el sexo femenino. Fue el hombre de moda, galante, gran jugador, magnífico y generoso.




François de Bassompierre, Marqués de Haroué, nació el 12 de abril de 1579 en el castillo de Haroué (Lorena) y falleció en un hostal de Provins el 12 de octubre de 1646. Era hijo de un linajudo gentilhombre de Lorena, el Barón Christophe de Bassompierre (1535-1596) y de Louise Le Picart, Dama de Radeval (1542-1615), cuyo abuelo había afrancesado su nombre germano de Von Bettstein en De Bassompierre; sus padres cuidaron su educación y formación académica para destinarle a la carrera militar y mundana, y no repararon en gastos para que ampliara su cultura viajando por toda Italia. Fue compañero de armas del rey Enrique IV y sirvió a su hijo Luis XIII. Si inicialmente fue un oficial de los ejércitos franceses, consiguiendo el grado de mariscal de Francia en 1622 después de ser coronel general de los Suizos (1614), también se vio encomendar misiones diplomáticas extraordinarias que le llevaron a ser embajador de Luis XIII en Madrid (1621) y en Londres (1626).

Su vida amorosa es una de las más prolíficas de la corte gala, ya que no era fiel a sus conquistas femeninas. Entre ellas, se han de resaltar dos damas de gran importancia: Marie-Charlotte de Balzac d'Entragues, hermana de la Marquesa de Verneuil (favorita oficial de Enrique IV), y Louise-Marguerite de Lorena-Guisa, Princesa de Contí.

Cayó enamorado de la joven hermana de la Marquesa de Verneuil, allá por el año de 1604. Marie-Charlotte de Balzac d'Entragues era hija de la antigua favorita del rey Carlos IX, Marie Touchet, y era de sobras conocida en la corte por su conducta ligera con el sexo masculino. Bassompierre, entonces con 25 años de edad, iba de mujer en mujer como un zángano va de flor en flor, pero siempre volvía a reanudar su aventura con Marie-Charlotte quien, en la misma época, cedió a los avances del rey.

Enrique IV sentía celos del éxito de Bassompierre entre las damas de la corte y, poco dado a compartir sus objetivos, ordenó arbitrariamente que se anulase en 1609 el compromiso de éste con Charlotte-Marguerite, hija del Duque de Montmorency, con el pretexto que él también se había enamorado de la joven novia. De hecho, llevó aún más lejos el asunto cuando insistió para que la joven Montmorency casase con su primo el Duque Enrique II de Borbón, Príncipe de Condé, de sobras conocido por sus preferencias por los hombres guapos, y así asegurarse que ella tan solo sería para él.

En cuanto al éxito de Bassompierre con la hermana de la Verneuil, Enrique IV acabaría por lamentarse ante el Duque Carlos de Guisa: -"Ya lo veis, Entragues nos menosprecia para idolatrar a Bassompierre!". Y el Duque de Guisa se ofreció al monarca para desafiar en un duelo a Bassompierre... Tuvo lugar el encuentro en los jardines del Palacio del Louvre y el duelo resultó sangriento: Bassompierre fue gravemente herido por Guisa y, al arrancarse de su herida la espada del duque, sus vísceras salieron y cayeron sobre su regazo; se produjo entonces, y casi de inmediato, una terrible hemorragia. Los cirujanos acudieron a toda prisa para intentar contenerla y reponer sus vísceras en su sitio. Le tuvieron que vendar fuertemente aquella herida después de coserla en vivo. Gracias a su robusta salud, consiguió sobrevivir milagrosamente a aquella mortal estocada.



Fue en el curso de su difícil convalescencia cuando se produjo su primer encuentro con la princesa Louise-Marguerite de Lorena-Guisa, hermana del Duque de Guisa, y con la cual anudó una sólida amistad. Sin embargo, la princesa estaba destinada por su familia a desposarse con un miembro cercano de la familia real, de treinta años mayor que él: Francisco de Borbón-Condé, 1er Príncipe de Contí (1556-1614), viudo de un primer matrimonio con Jeanne de Coësme, sin hijos y con la reputación de estar completamente idiotizado desde aquel día en que los ultracatólicos asesinaron bestialmente ante sus ojos a su preceptor protestante, siendo él un chiquillo. Al parecer, el príncipe nunca pudo superar aquel trauma infantil.

Casada con el Príncipe de Contí el 24 de julio de 1605, Louise-Marguerite tan solo pudo darle una hija en 1610, que tan solo tuvo tres semanas de vida. En el mismo momento del alumbramiento, Bassompierre asistía al bautizo del hijo de Marie-Charlotte de Balzac d'Entragues (17 de agosto de 1610), en la iglesia de Saint-Paul. Se da la curiosa anécdota de que él era el padre de aquel niño bastardo llamado Louis (1610-1676). Éste, con el tiempo, entraría en las órdenes y se convertiría en el muy piadoso obispo de Saintes.

A partir del bautizo, la relación entre Bassompierre y su amante se degradaron rápidamente. Tuvo la imprudencia de firmar una promesa de matrimonio con Marie-Charlotte en los meses precedentes, pero se desdijo después de bautizar al hijo. Furiosa, Marie-Charlotte llevó el asunto ante los tribunales para exigir que mantuviera su palabra y casara con ella. Sin embargo, desde el asesinato del rey Enrique IV, la familia de Entragues había dejado de ser poderosa e influyente en la corte. La Reina-Regente María de Médicis, que execraba a la Marquesa de Verneuil desde el principio, y a la familia de ésta, aprovechó para vengarse de las afrentas pasadas sosteniendo públicamente a Bassompierre para que el asunto fuera desestimado y archivado por el Parlamento. Para colmo, la Princesa de Contí era una amiga fiel a la Reina y, tras la muerte de su marido acaecida en 1614, se convirtió en la amante secreta de Bassompierre. Con mucho secretismo, los amantes contrajeron matrimonio después de que la Santa Sede anulara públicamente el compromiso entre Bassompierre y la Señorita de Entragues (1621). Es más: tanto Roma como la Reina-Regente le prohibieron formalmente a Marie-Charlotte que tomase el nombre de "Madame de Bassompierre". Aún y así, Marie-Charlotte no toleró hacerse llamar de otro modo y, con aire desafiante, siguió en su empeño contra viento y marea. Compró un palacete en la Plaza Real (Place Royale), actual Plaza de los Vosgos en París, llevando en él una vida a su gusto, sin restricciones, y educando a su hijo Louis de Bassompierre con una pensión anual que le otorgaba el padre para ese fin.

Como muchas de esas damas "pecadoras", Marie-Charlotte de Balzac d'Entragues acabó llevando una vida de ermitaña, haciendo numerosas donaciones para aliviar a los necesitados y enfermos, muriendo tranquilamente en París en 1664.

Entre 1621 y 1631, la Princesa de Contí, auténtica aunque secretísima "Madame de Bassompierre", dio a luz a un hijo de Bassompierre conocido bajo el nombre de François de La Tour de Bassompierre, y cuyo cuidado fue asumido por el padre.

En 1631, Bassompierre se había enemistado con el Cardenal de Richelieu, cordialmente detestado por la Princesa de Contí, y se vió condenado a pasar una temporada a la sombra, en una celda de La Bastilla*. La Princesa de Contí, encontrada culpable por haberse comprometido en un complot contra la Corona, fue exiliada lejos de la corte y enviada al castillo normando de Eu, propiedad del Duque de Guisa. Nunca perdonada, moriría en Eu el 30 de abril de 1631. En cuanto a su marido Bassompierre, Richelieu lo mantuvo encarcelado hasta enero de 1643, año de la muerte del rey Luis XIII y de la proclamación de su hijo Luis XIV.



Puesto que era tradición liberar a todos los presos en el momento de la ascensión al trono de un nuevo monarca, Bassompierre recuperó su libertad y recibió el perdón real asi como el permiso para volver a pisar la corte. Cuando regresó a París, François de Bassompierre tuvo serias dificultades para adaptarse a la nueva corte, pero su vieja amistad con la Reina-Regente Ana de Austria, madre del joven Luis XIV, hizo de él un privilegiado receptor de sus favores; ésta le devolvió su cargo de coronel general de los Suizos y le donó 400.000 libras. Envejecido, aquejado de sordera, Bassompierre tenía tendencia a parlotear sin mucha coherencia. Sin embargo, la gran educación y las refinadas maneras del sexagenario mariscal dieron lugar a que la Duquesa de Montpensier, prima-hermana del rey, sintiera por él un gran respeto y admiración por su natural elegancia. La sabia e irreprochable Madame de Motteville llegaría incluso a declarar que "los restos del Mariscal de Bassompierre valían mucho más que la falsa brillantez de los nuevos cortesanos."

Amante del buen yantar y aficionado a los pantagruélicos banquetes, la muerte le sobrevino mientras dormía en un hostal de Provins, fulminado por un ataque de apoplejía. Tenía tan solo 67 años.

A su muerte, parece ser (según algunos) que el hijo que había tenido con la Princesa de Contí le había precedido en la tumba, al quedar tan solo su primer hijo el Abad Louis de Bassompierre, futuro obispo de Saintes, como heredero suyo a efectos legales. El chico fue, desde su infancia, serio y cortés. Entró tempranamente en el seno de la Iglesia para convertirse en abad de Saint-Volusien de Foix (diócesis de Pamiers) y de Saint-Georges de Boscherville (diócesis de Rouen), y posteriormente en obispo de Saintes y Limosnero de "Monsieur", hermano de Luis XIV. Se distinguió por sus virtudes y su conciencia religiosa, por lo que las puertas de la corte y de los salones parisinos se le abrieron de par en par. Ingenioso conversador, se convirtió rápidamente en uno de los mejores amigos de la Marquesa de Sévigné. Tuvo un papel preponderante como mediador durante la Fronda y la querella de los Jansenistas, contribuyendo a pacificar los ánimos en el seno de la Iglesia Francesa... Cuando falleció el 1 de julio de 1676, su muerte fue unánimamente llorada.

El cronista por excelencia de aquella época, Tallemant des Réaux, escribió en su diario sobre el segundo hijo del Mariscal de Bassompierre habido con la Princesa de Contí: "Tuvo un hijo de la Princesa de Contí, que han llamado La Tour-Bassompierre; se cree que le habría reconocido si hubiese tenido la ocasión de hacerlo. Ese La Tour era valiente y apuesto. En un combate donde servía de segundo, teniendo que enfrentarse a un hombre que, desde hacía algunos años, le faltaba el antebrazo derecho pero que se había acostumbrado a servirse del brazo izquierdo, se dejó atar el brazo derecho para igualar al rival y, pese a todo, consiguió vencerle. Se alojaba en casa del Mariscal (de Bassompierre); desde entonces ha muerto de enfermedad."

Un autor, Antoine Adam, cita el diario del Mariscal de Bassompierre quien, muy discretamente, escribió a su vez a propósito de su hijo François de La Tour-Bassompierre: "La Tour, hijo de una princesa y de una persona ilustre, se ha marchado para ir con Gassion el treinta (30 de junio de 1640)..." Pese a la discreción del militar, sus dos paternidades ilegítimas fueron notorias y públicas. El magistrado Conde Olivier Le Fèvre d'Ormesson anotaría en su diario: "El martes 23 de octubre (de 1646), me enteré que el Sr. Teniente civil al levantar los sellados en casa de Monsieur de Bassompierre, Monsieur de La Tour se opuso en tanto que hijo natural y legítimo de éste y de Madame la Princesa de Contí, asi como el abad de Bassompierre, hijo natural y legítimo del mismo y de Madame de Bassompierre (se refiere a Marie-Charlotte de Balzac d'Entragues) . De hecho, ésta había tomado el luto con las mismas ceremonias que las viudas de los mariscales de Francia."


Según las Memorias de Goulas (página 367, tomo II), el joven La Tour-Bassompierre no murió de enfermedad sino que cayó en acto de servicio en la costa de Nápoles, cerca de Salerno en 1648.

 


EL MARISCAL DE BASSOMPIERRE ANECDÓTICO





El famoso memorialista Duque de Saint-Simon, asegura en sus páginas que el Mariscal de Bassompierre obtuvo el favor real gracias al amor que compartía con el rey por la caza. Por aquel entonces, Bassompierre era el único gentilhombre autorizado a soplar en el cuerno del rey, ya que era el único capaz de soplar sin babear en él. Reseña también, entre otras anécdotas, su destreza para beber de su bota llenada de vino hasta arriba.

En cualquier caso, las "Historietas" de Tallemant des Réaux son mucho más jugosas que las de Saint-Simon: "La Reina-Madre, de la cual estaba secretamente enamorado, dijo: me gusta tanto París y tanto Saint-Germain, que quisiera tener un pie en uno y un pie en el otro. Y Bassompierre, que no pudo dejar pasar la ocasión, dio la estocada final: Y yo quisiera estar en Nanterre!"

Tan solo recordar que la villa de Nanterre se encontraba a medio camino entre París y Saint-Germain.

En otra anécdota, la Reina-Madre hizo una reflexión a Bassompierre cuando éste se había hecho con la capitanía de Manceaux: "Seguro que llevaréis allí a muchas putas!" y Bassompierre respondió: "Apuesto, Madame, que vos traeréis muchas más que yo!".

Un día en que Bassompierre se encontraba hablando con la Reina-Madre, concluyó que habían pocas mujeres que no fueran putas..."¿Y yo?" -preguntó la Reina-. "Ah! en cuanto a vos, Madame, vos sois la Reina!" -respondió Bassompierre.

Al poco de ser liberado y encontrándose el Mariscal de Bassompierre en los jardines del Palacio de Luxemburgo, una gran dama de la corte le saludó y felicitó por su libertad recobrada, añadiendo sorprendida: "Pero he os aqui muy blanquecino, Monsieur el Mariscal!" refiriéndose a sus cabellos llenos de canas. Y el mariscal, siempre rápido en su respuesta, le espetó: "Madame, yo soy como los puerros, la cabeza blanca y la cola verde!".

También supo dar buenos "cortes" a los altivos cortesanos, como el que dio al Duque de La Rochefoucauld en 1631, al ser arrestado. En otra ocasión, y esta vez al encontrarse con el altivo Duque de Vendôme, que le soltó con malevola intención: "Vos seréis, sin duda, del partido de Monsieur de Guise, pues amáis a su hermana Madame de Conti..." Y el mariscal, mordaz como de costumbre, le respondió enseguida: "Eso no tiene nada que ver; he amado a todas vuestras tías y no os amo más por ello."

Nota:

(*)_Se sabe que el Mariscal de Bassompierre fue encerrado en La Bastilla a partir de 1631, acusado (sin pruebas inapelables) de haber participado en una conspiración contra el Cardenal de Richelieu, primer ministro de Luis XIII. En realidad, las evasivas de Bassompierre al ser interrogado, le hicieron culpable de "conspiración" a ojos de Richelieu, cuando lo que pretendía era cubrir las espaldas a su esposa la Princesa de Contí, gravemente implicada en el complot. Algunos quieren ver en esa condena una "represalia" contra el mariscal al haber desposado secretamente a una princesa de la Familia Real sin consentimiento del rey... Fuesen los motivos que fuesen, Bassompierre pasó doce años en una celda de la fortaleza parisina y los aprovechó para escribir sus "Memorias", sin faltarle las comodidades que correspondían a su alto rango. Muy versado en literatura y poesía, en religión, en el arte de la guerra, véase también en astronomía y astrología, mató el tiempo cultivando su mente hasta que la muerte de Richelieu rompiera sus cadenas.

Según las anécdotas de la época, cuando arrestaron al Mariscal de Bassompierre, el Duque de La Rochefoucauld (el famoso autor) quiso reírse de él diciéndole: "He os aqui gordo, grueso, gris." Y Bassompierre le respondió: "Y vos, he os aqui teñido, pintado, maquillado." Y lo cierto es que La Rochefoucauld se había teñido la barba para esconder sus canas y coloreado la cara para borrar sus arrugas. Ofendido, La Rochefoucauld dio media vuelta y se alejó sin mediar palabra.

 


viernes, 12 de diciembre de 2014

EL Ier. MARQUÉS DE GUEIDAN



GUEIDAN_Ier. Marqués de / 1er. Marquis de_Gaspard II de Gueidan, Ier. Marqués de Gueidan, Señor du Castellet, d'Aurenc, de Moustereit y de Valabre (Hôtel de Gueidan, Aix-en-Provence, 10-04-1688 / Castillo de Gueidan, Valabre, Gardanne, Aix-en-Provence, 23-02-1767). Fue un alto magistrado perteneciente a la alta burguesía d'Aix-en-Provence, Presidente del Parlamento de Provenza, célebre por su vanidad y las polémicas que le rodearon.

Descendiente de una familia que, en el siglo XVI, vivía del comercio ramadero en la localidad de Reillanne, poblacho próximo a Forcalquier, y que no remontaba más allá del año 1550, su abuelo Gaspard I de Gueidan (1616-1697) contrajo matrimonio con Catherine Brémond el 8 de junio de 1636, de la que tendría a su hijo Pierre (1646-1734). El abuelo conseguiría el primer grado de nobleza tras comprar al Sr. Michel Albert Saint-Martin, su oficio de auditor archivista de la Corte de Cuentas de Provenza.

Pierre de Gueidan, padre de nuestro personaje, casó en 1677 con Madeleine de Trets, hija de un consejero en el Parlamento d'Aix, confirmando la entrada de los Gueidan en el seno de la aristocracia de toga o parlamentaria (magistratura). La pareja tendría no menos de ocho retoños de los que siete llegarían a la edad adulta. Gaspard sería el primogénito de cinco chicos y dos niñas.

En 1681, Pierre de Gueidan compra un caserón en Aix y, en 1683, adquiere la finca de Valabre, que extenderá progresivamente con adquisiciones de tierras colindantes. En 1691, sucede a su padre en el cargo de Auditor de la Cámara de Cuentas y, en 1713, compra el de presidente de la Corte de Cuentas.

Gaspard II de Gueidan compraría el 10 de mayo de 1714 el cargo de abogado general del Parlamento, lo que le permite dimitir en favor de su hermano Jean del cargo de auditor de la Cámara de Cuentas, transmitida el mismo año por su padre Pierre. Tomando muy en serio su papel de abogado general, su trabajo produce entre sus superiores una honda satisfacción; sus alegatos resultan tan exitosos que serían recogidos y publicados por el editor parisino Quillau. Cuando en 1734, a la muerte de su progenitor, tiene la oportunidad de una promoción por sucesión en el cargo de Presidente de la Cámara de Cuentas, renuncia a ella y no sería hasta 1740 cuando compra el de Presidente del Parlamento, lo que le lleva al zénit de su carrera.
Gracias a los numerosos servicios que rindió en diversos juicios, consiguió hacer entrar a sus 3 últimos hijos varones en la Soberana Orden Militar de Malta y que fueran investidos caballeros, muy a pesar de carecer de la suficiente antigüedad en el estamento noble. De hecho, forzar las puertas de semejante institución constituía un verdadero triunfo teniendo en cuenta que la abuela de los tres hermanos postulantes, Madeleine de Trets (esposa de Pierre de Gueidan), tenía antepasados que figuraban, según las fuentes aviñonesas, en el rango de esos neófitos convertidos de la religión judaica. Semejante origen les impedía, por norma, poder acceder a la Orden de Malta.

Tras haberse hecho con el cargo de presidente, Gaspard II de Gueidan tiene la ambición de acceder a la Alta Nobleza. En 1746, compra las tierras del Castellet, de Aurenc y de Moustereit en la diócesis de Glandèves, y obtiene del Canciller D'Aguesseau el privilegio de cambiar el nombre de la tierra de Castellet por el de Gueidan. En mayo de 1752, obtiene la erección de esa tierra en Marquesado de Gueidan.



No contento con ello, y deseoso de borrar la huella de sus antepasados mercaderes de animales, se inventa toda una pléyade de antepasados que relaciona con Bertrand, Conde de Forcalquier. Irá hasta mandar secuestrar el libro "La Historia Heróica y Universal de la Nobleza Provenzal", editado en Aviñón en 1757, y que no contiene sus "memorias" que justifican, según él, su ascendencia noble hasta remontar al Conde de Forcalquier, y manda insertar la versión desarrollada por él. El asunto se supo, se publicitó, la gente se mofó y, en los años de 1760, salieron a la luz varias canciones populares que ridiculizaban las pretensiones del Marqués de Gueidan.

El gesto del marqués ya tenía un precedente en su familia. Familia de la burguesía que conoció una rápida ascensión social y adquirió sus cartas de nobleza gracias a la compra de cargos, los Gueidan intentaron -mediante genealogías y pruebas falsificadas- emparentarse con los antiguos Barones de Gueydan, ilustrados por Elzéar-Christol de Gueydan, gobernador de Forcalquier caído en el asedio de La Rochelle, y por su hijo Pierre de Gueidan, capitán durante la Liga y nombrado gobernador de Forcalquier mediante cartas patentes del Rey en 1593, en consideración por sus servicios, como en la batalla d'Ivry, y por los de su progenitor. Las investigaciones llevadas a cabo bajo el reinado de Luis XIV, que consistían en depurar la auténtica nobleza de la falsa, tiraron abajo las pretensiones de los Gueidan de Reillane, cuya posición sin embargo, estaba lejos de ser irrelevante y cuyo origen anterior al año 1550 sigue siendo un misterio sin resolver.

En su línea, y como todo nuevo rico que se precia, Gueidan compra una capilla en el Monasterio de los Observantinos en 1757, donde manda instalar un mausoleo dedicado a Guillaume de Gueidan, "fundador" mítico de su linaje antes del año 1208. La ejecución de la tumba con la estátua yacente de ese antepasado inventado que reposa sus pies sobre un león recostado, recaería sobre el renombrado escultor Jean-Pancrace Chastel. Obviamente, también manda preparar allí las tumbas para otorgar el descanso eterno a los suyos, y la suya propia, que ocuparía el 24 de febrero de 1767.

El 24 de marzo de 1724, había contraído un brillante y noble matrimonio al desposar a Angélique de Simiane, hija del Marqués Joseph de Simiane y de Marguerite de Valbelle. La pareja tendría varios hijos:

-Joseph Gaspard, IIº Marqués de Gueidan (1725-1784) c.c. 1º/ Marie-Hélène de Clapiers Collongues; c.c. 2º/ Henriette de Félix d'Ollières, hija de los Marqueses d'Ollières, Condes de La Reynarde y de Grignan, Barones de Dauphin y de Saint-Mesme. Padres de:

2-Alphonse de Gueidan, IIIer. Marqués de Gueidan (1783-1853); c.c. (1823) Françoise Joséphine Sibillot => sin descendencia.

-Anne Adélaïde de Gueidan (1725-1786), c.c. (1745) Pierre Louis de Demandolx, Marqués de La Palud.

-Joseph de Gueidan (1727-1727) -muerto a los 4 meses-.

-François Henri Secret de Gueidan (1727 - ? )

-Catherine de Gueidan (1728- ? ), c.c. (1759) Claude de Prats, Señor de Carros.

-Claude Secret de Gueidan, Caballero de la Orden de Malta (1733- ? )

-Alexandre de Gueidan, Caballero de la Orden de Malta (1735- ? )

-Zéphyrine de Gueidan, religiosa.

-Timoléon de Gueidan, Caballero de la Orden de Malta (1744- ? )

Vanidoso, auténtica encarnación del "Burgués-Gentilhombre" de Molière, el Marqués de Gueidan hace sus pinitos en filosofía, música y danza. Llega incluso a soñar con entrar en la Academia Francesa.
Encomendará al gran retratista de la época, Hyacinthe Rigaud, la ejecución de dos retratos suyos: uno en 1719 y otro en 1734. Rigaud no era precisamente el pintor más barato de la corte.


 

lunes, 8 de diciembre de 2014

LA IIIª MARQUESA DE LA FAYETTE



LA FAYETTE_IIIª Marquesa de / 3ème. Marquise de_Marie Louise Julie de La Rivière, IIIª Marquesa de La Fayette, IIª Marquesa de Vissac, VIª Baronesa de Vissac, XVIIª Dama de Champetières y de Chavaniac o Chavagnac, Dama suo jure du Vieux-Marché y de Saint-Quihouët (Palacio de Luxembourg, París, 1736 / Hôtel de La Rivière, París, 03-04-1770). Fue hija de Joseph Yves Thibault Hyacinthe, 2º Marqués de La Rivière, Señor de Kerauffret y de Saint-Michel (1695-1770), Comandante de la IIª Compañía de los Mosqueteros del Rey y diputado de la Nobleza en los Estados de Bretaña, y de Julie-Louise-Céleste de La Rivière (1721-1753), Dama de Palacio de la Reina Luisa-Isabel de las Españas y luego Dama de compañía de la Princesa Adelaida de Francia.

Por parte de su padre, Marie-Louise Julie entronca con la linajuda familia de los Goyon-Matignon a través de su abuela. Por parte de su madre, y a través de sus dos bisabuelas, es prima de los Marqueses d'Argenson y de Paulmy, y de los Marqueses de Pimodan. No solo cuenta con antepasados de ilustres nombres; también es heredera de una gran fortuna. Su padre, extremadamente rico y avaro en la misma medida, dejaría a su muerte una fabulosa herencia a su único nieto, el célebre general de la Guerra de Independencia Norteamericana.

Contrajo matrimonio con el no menos linajudo Michel Louis Christophe Du Motier, IIIer. Marqués de La Fayette (1731-1759), Coronel de Granaderos, en Bourbriac el 21 de abril de 1754, y luego en la Iglesia de Saint-Sulpice de París el 22 de mayo. El novio de 23 años, es el segundo hijo varón de Édouard François Du Motier, Marqués de Vissac (1669-1740) y de Marie-Catherine Suat de Chavaniac (h.1690-1772), biznieta de una La Rochefoucauld-Langeac. Es gracias a la muerte de su hermano mayor Jacques Roch Du Motier, IIº Marqués de La Fayette (1711-1734), caído en combate en Milán, que hereda del marquesado y se convierte en su tercer titular. En 1740, a la muerte de su padre, asume el título de 2º Marqués de Vissac y hereda de sus bienes.

Sin embargo, los La Fayette, de gran tradición militar y soldados de padre a hijo, no poseen una gran fortuna y su haber es modesto. La flamante pareja solo podrá contar sobre el producto de sus tierras y vivir con el sueldo de oficial del Cuerpo de Granaderos de Francia, que no son suficientes para asegurar un tren de vida decente y conforme a su rango en la corte de Versailles.

La marquesa de La Fayette solo tuvo el tiempo de concebir un hijo, al que dio a luz el 6 de setiembre de 1757, en el castillo familiar de Chavaniac, posesión de su suegra la Marquesa Viuda de Vissac:

-Marie Joseph Paul Yves Roch Gilbert Du Motier, IVº Marqués de La Fayette (1757-1834)

El 1 de agosto de 1759, su marido cae en el campo de batalla de Minden, en Westfalia, Alemania, tras recibir el impacto de una bola de cañón. Tan solo contaba 27 años de edad.
La desconsolada Marquesa Vda. de La Fayette se encuentra entonces sola a sus 23 años y con un hijo huérfano de padre que solo computa 2 años, y que será inicialmente cuidado por su suegra en el castillo de Chavaniac y educado por el abate Fayon.
Sin muchos recursos y con una pensión de viudedad, la marquesa tendrá que vivir en casa de sus padres, en París. En cuanto a su hijo, una vez cumplidos los 11 años, será finalmente enviado al Colegio du Plessis, en París (1768), y luego a la Academia militar de Versailles para recibir una mejor formación, y de la que saldría en 1772 para incorporarse en la IIª Cia. de los Mosqueteros del Rey, abrazando así la tradición familiar.

El 3 de abril de 1770, la Marquesa de La Fayette muere prematuramente a sus 34 años y, nueve días después, fallece su padre el 12 del mismo mes, dejando toda su fortuna a su nieto y una renta anual de 25.000 libras; poco después, a la muerte de un tío materno, heredaba otra fortuna que le aseguraba una fabulosa renta de 120.000 libras.



 

domingo, 30 de noviembre de 2014

EL IIIer. CONDE D'ARNOUVILLE




ARNOUVILLE_IIIer. Conde de / 3ème. Comte d'_Charles Henri Louis de Machault d'Arnouville, Caballero de Machault, IIIer. Conde d'Arnouville, Señor de Thoiry, d'Arnouville, de Garges y de Gonnesse, Par de Francia (Hôtel de Machault, Paris, 22-02-1747 / Castillo de Thoiry, Depto. Yvelines, 1830). Fue el cuarto hijo varón de Jean-Baptiste de Machault, 1er Conde d'Arnouville y Señor de Garges y de Gonnesse, Secretario de Estado y ministro, y de Geneviève Louise Rouillé du Coudray (1717-1794), y el único que contrajo matrimonio. Como su hermano mayor Armand, abrazó la carrera militar.

Le precedían en la cuna los siguientes hermanos:

-Louis Charles de Machault d'Arnouville, Obispo de Amiens (1737-1820), Diputado del Clero en 1789

-Armand Hilaire de Machault d'Arnouville (1739-1827), IIº Conde d'Arnouville y luego Conde de Machault, Coronel y Mariscal-de-Campo.

-Alexandre Jean-Baptiste de Machault d'Arnouville (1741) -muerto en la cuna-.

-Charles Henri Louis de Machault d'Arnouville (1747-1830), Caballero de Machault y luego 3er. Conde d'Arnouville y Señor de Thoiry.

Su padre fue uno de los eminentes ministros del rey Luis XV y desempeñó las funciones de Controlador General de las Finanzas sucediendo a Philibert Orry; Secretario de Estado en la Marina entre 1754 y 1757, sucediendo al Conde de Jouy, y Ministro de Justicia (Guardián de los Sellos de Francia) entre 1750 y 1757.

Siguiendo los pasos de su hermano Armand, consiguió ascender al rango de coronel del Regimiento de Languedoc-Dragons gracias a la promoción del primero a mariscal-de-campo en 1780.




Contra la tradición de la época, Charles, entonces conocido bajo el título de "Caballero de Machault", casó por amor con Angélique de Baussan (1752-1813), heredera del Castillo de Thoiry, en 1773. Tuvieron tres hijas y dos hijos:

-Jean-Baptiste Eugène de Machault d'Arnouville, 4º Conde d'Arnouville (1785-1867); c.c. (1807) Marie Marguerite Henriette Ernestine Vasselot d'Annemarie => 1 hija:

Henriette de Machault d'Arnouville (1808-1864); c.c. (1826) Melchior Léonce, Marqués de Vogüé (1805-1877) => 5 hijos con descendencia en la Casa de Vogüé / Casas de Bryas y de La Panouse.

-Angélique Jeanne-Marie de Machault d'Arnouville (1774-1822), c.c. (1788) Louis Jean-Baptiste François de Machault de La Forest (1757-1807). => con descendencia.

-Geneviève Françoise Aglaé de Machault d'Arnouville (1776- ? ); c.c. (1803) Marie Gaspard Victor de Choiseul, Conde de Choiseul-Aillecourt (1779- ? ).

-Angélique Adélaïde Madeleine Marie-Caroline de Machault d'Arnouville (1778- ? ); c.c. (1806) François Marie Joseph Raoul Le Roy, Conde de Valanglart (1771-1848)

-Armand Sophie Gabriel de Machault d'Arnouville (1789).

El mismo año de 1773, y antes de casarse, su hermano Armand le cedió el título de Conde d'Arnouville tomando el de "Conde de Machault", al permanecer soltero.

Participó en la Guerra de Independencia Norteamericana, lo que le valió la condecoración de la Orden Real y Militar de San Luis de manos del rey Luis XVI.

Bajo la Revolución Francesa (Régimen del Terror), fue arrestado junto a su padres y hermano por las autoridades revolucionarias y encarcelado con ellos en la cárcel de las Madelonettes entre mayo y setiembre de 1794, luego transferido con Armand a la Casa Montprin. En noviembre serían definitivamente liberados, escapando por los pelos de la guillotina. Su padre había muerto unos meses después de entrar en prisión.

Retirado con su mujer en su castillo de Thoiry, perdió a ésta en 1813.

En 1814-1815, con la Restauración de los Borbones, el Conde d'Arnouville es nombrado Par de Francia por Luis XVIII, y entra a formar parte de la Cámara de los Pares recién inaugurada.

Fallecería quince años más tarde (1830), a la venerable edad de 83 años, el mismo año en que caía el rey Carlos X con la Revolución de las Tres Gloriosas, y se instauraba la monarquía liberal de Luis-Felipe I.

Su nieta, Henriette de Machault d'Arnouville (1808-1864), sería a la postre la heredera universal y casaría, en 1826, con el Marqués Léonce de Vogüé, que ordenó la modernización del castillo de Thoiry en 1840.





EL OBISPO DE AMIENS



AMIENS_Obispo de / Évêque de_Monseñor Louis Charles de Machault d'Arnouville, Obispo de Amiens (Hôtel de Machault, París, 29-12-1737 / Castillo de Arnouville, Dpto. Yvelines, 13-07-1820). Fue un prelado francés, primogénito del Secretario de Estado Jean-Baptiste Machault d'Arnouville, Controlador General de las Finanzas y Ministro de Justicia, y de Geneviève Rouillé du Coudray.

Siendo estudiante de derecho, elegirá interrumpirlos para abrazar la carrera eclesiástica en 1757, recibiendo las órdenes menores en 1758. Convertido en diácono en mayo de 1760, es finalmente ordenado sacerdote el 5 de junio de 1762.

Nombrado el 30 de noviembre de 1762 vicario-general de la diócesis de Amiens, se convierte en coadjutor del obispo Gabriel d'Orléans de La Mothe en 1771. El 17 de junio de 1774, sucede a éste como nuevo obispo de Amiens, precediéndole su fama de hombre caritativo en la corte.

Elegido diputado del Clero en los Estados Generales de 1789, destacará por su posición ultraconservadora, oponiéndose sistemáticamente a todas las reformas propuestas. Contrario a la Constitución Civil del Clero, rechaza prestar juramento y opta por exiliarse en 1791 en los Países-Bajos austríacos (Bélgica) y, posteriormente, en Westfalia (Alemania). Tres años escasos después de su partida, su familia que ha optado por permanecer en Francia, es encarcelada y sus bienes secuestrados.

Pasada la tormenta revolucionaria y a punto de nacer el 1er Imperio de manos de Napoleón Bonaparte, decide regresar a su patria en 1802 tras ser borrado de la Lista de los Emigrados. El mismo año, ya en París, dimite oficialmente de sus funciones episcopales en virtud del Concordato de 1801. Se retira, junto con su hermano Armand, en el castillo familiar de Arnouville, contentándose en ser un mero espectador del auge y caída del Imperio y de la restauración de los Borbones en el trono.

En julio de 1815, él y su hermano tendrán el honor de acoger bajo su techo al rey Luis XVIII y a su séquito por unos días. Fallecería a los 83 años (1820).


 

LA IVª MARQUESA DE NESLE




NESLE_IVª Marquesa de / 4ème. Marquise de_Armande Félicité de La Porte-Mazarin, IVª Marquesa de Nesle y de Mailly, Princesa de Orange y d'Isle-sous-Montréal, Condesa de Bohain, de Beaurevoir y de Bernon, Dama de Maurup (Hôtel de Mazarin, Paris, 03-09-1691 / Palacio de Versailles, 14-10-1729). Hija de Paul-Jules de La Porte-Mazarin, Duque de Rethel, de Mayenne, de La Meilleraye y de Mazarin (1666-1731) y de Charlotte Félicité Armande de Durfort-Duras (ob.1730), es la sobrina-biznieta del célebre Cardenal-Duque de Mazarin y la nieta de la no menos conocida Hortense Mancini, Duquesa de Mazarin y de La Meilleraye.

Casó el 2 de abril de 1709 con Louis III de Mailly (1689-1767), 4º Marqués de Nesle y de Mailly, Príncipe titular de Orange y d'Isle-sous-Montréal, Conde de Bohain, de Beaurevoir, de Bernon, Caballero de las Ordenes del Rey. La unión produjo cinco hijas y un hijo:

-Louise-Julie de Mailly-Nesle (1710-1751), Condesa de Mailly-Rubempré

-Pauline-Félicité de Mailly-Nesle (1712-1741), Marquesa de Vintimille

-Diane-Adélaïde de Mailly-Nesle (1714-1769), Duquesa de Lauraguais

-Hortense-Félicité de Mailly-Nesle (1715-1799), Marquesa de Flavacourt

-Marie-Anne de Mailly-Nesle (1717-1744), Marquesa de La Tournelle, Duquesa de Châteauroux

-1 hijo varón (ob.1729)

El Cardenal Guillaume Dubois, primer ministro durante la Regencia, dijo de la Marquesa de Nesle: "Esta dama tiene miradas tan llameantes que resulta inevitable quemarse como la mariposa a la luz de un candil. Es perfecta de cuerpo y de espíritu; felices los que llegan a la tierra prometida!"

De moral y costumbres relajadas, como todas las damas de aquella época, no tardó en poner los cuernos a su marido. Se convirtió en la amante del Duque de Borbón, primer ministro de Luis XV, del que nacería una hija bastarda, Henriette de Borbón-Condé (1725-1780). Se llegó incluso a rumorear que su hija Marie-Anne de Mailly-Nesle, futura Marquesa de La Tournelle y Duquesa de Châteauroux, era fruto de ese idilio.

Sin embargo, la Marquesa de Nesle saltaría a la fama por su relación adúltera con el Duque de Richelieu quien mantenía, paralelamente, otra relación con la Marquesa de Polignac, esposa de su primo-hermano. Loca de rabia, la marquesa no dudó en provocar en duelo a su rival para disfrutar en exclusividad de los favores de Richelieu. Madame de Nesle no toleraba compartir amante. El encuentro tuvo lugar en el bosque de Boulogne en setiembre de 1718 y el arma escogida fue la pistola. Madame de Polignac apuntó mejor e hirió en el hombro a Madame de Nesle. El escándalo disgustó al duque que, poco amigo de la publicidad, abandonó a ambas mujeres por la princesa Charlotte-Aglaé de Orléans, hija del Regente.

Cuando el rey Luis XV contrajo matrimonio con la hija del ex rey de Polonia, la Marquesa de Nesle fue nombrada Dama de Palacio de la flamante reina de Francia, María Leszczynska, el 27 de abril de 1725.

Fallecería de sobreparto en Versailles el 14 de octubre de 1729, con tan solo 38 años de edad, tras haber dado a luz a su sexto retoño y único hijo varón que la siguió, días después, a la tumba. Su hija la Condesa de Mailly-Rubempré la sucedería en el cargo de Dama de Palacio de la Reina.

De sus cinco hijas, cuatro serían las amantes y favoritas del rey Luis XV. La excepción fue Hortence-Félicité, Marquesa de Flavacourt.


 

miércoles, 26 de noviembre de 2014

EL IIº CONDE DE ROFFIGNAC



ROFFIGNAC_IIº Conde de / 2ème. Comte de_René Annibal de Roffignac de Belleville, IIº Conde de Roffignac, Señor de Belleville, Grande de España, Caballero de la Orden de Montesa (Castillo de Belleville, Feuillade, Angoulême, Francia, 24-12-1740 / Madrid, España, 23-09-1807). Hijo de Jean de Roffignac, 1er Conde de Roffignac, y de Louise du Faux de Verrière, pertenece a una vieja y poderosa familia del Limosín que, por matrimonio de Gaspard de Roffignac con Favienne Morin de Belleville en la 1ª mitad del s. XVII, heredó del señorío y castillo de Belleville.

Contrajo matrimonio el 4 de febrero de 1768 con Marie-Madeleine Van Tongeren (1748-1793), rica heredera de una familia originaria de Flandes y dueña de una importante fábrica de papel de Angoulême. Él y su esposa fueron presentados en la corte de Versailles el 19 de julio de 1773, ante el rey Luis XV y la familia real (Honores de la Corte). El matrimonio produjo 3 hijos:

-Louise Elisabeth de Roffignac (1768-1849); c.c. Jean de Vassoigne, Caballero de La Bréchinie y de Grassac.

-Louis-Philippe Joseph, 3er. Conde de Roffignac (1773-1846); c.c. (1806) Solidelle Félicité Montégut => con descendencia / Casa Condal de Roffignac.

-Charles-Philippe de Roffignac, Vizconde de Roffignac (1781-1863).

Sirve desde la adolescencia como voluntario en el ejército francés y le encontramos más tarde con rango de capitán en el Regimiento de Chartres; se distingue en el bloqueo de Gibraltar y pasa al servicio del Rey de las Españas en 1784. Carlos III le recompensa concediéndole el título y rango de Grande de España. Llegaría a ser mariscal de campo y caballero de la Orden de Montesa. En 1792, figura como general de división para defender Cataluña de la ofensiva francesa. Llega incluso a ofrecer su cabeza para salvar la del rey Luis XVI de Francia, en vano. Cuando España declaró la guerra a Francia, vuelve a mandar el ejército que defiende la frontera pero es capturado por los franceses en julio de 1793 en el Bidasoa. Hecho prisionero tras su derrota, es retenido no como prisionero de guerra sino como "emigrante francés", estatus que le condena irremediablemente a la guillotina. Empieza su internamiento en Duplessis, luego su traslado en el Palacio de Luxembourg para acabar en La Conciergerie, antecámara de la muerte. Le salva la caída de Robespierre y la obstinada valentía de su hija para que revisasen su estatus. Liberado, es trasladado a la casa de salud Desnos y en el Hôtel de Dreneux, sin recobrar la plena libertad. Sería finalmente liberado como prisionero de guerra en 1795, y devuelto a la frontera española en un intercambio de prisioneros.

Nuevamente destinado en Santiago de Compostela a partir del 16 de abril de 1799, uno de sus hijos se casó en Galicia -fundando familia allí- y otros volvieron posteriormente a Francia. Murió en Madrid el 27 de junio de 1807.

 

domingo, 23 de noviembre de 2014

EL Ier. CONDE DE BEAUSOBRE




BEAUSOBRE_Ier. Conde de / 1er. Comte de_Jean-Jacques de Beausobre, 1er. Conde y Marqués de Beausobre, Barón de Beault, Caballero y Señor de Beausobre, Señor de Bisseuil, de Grébert, de La Folie, de Les Basses-Londes, de Croisilles, etc. (Castillo de Morges, Canton de Vaud, Suiza, 15-03-1704 / Castillo de Bisseuil, Normandía, Francia, 1783). Fue un distinguido oficial-general suizo al servicio de Francia que se distinguió en las tres guerras del reinado de Luis XV. El Rey de Francia le concedió, en 1740, las cartas patentes de 1er barón de Beault y 1er conde de Beausobre (títulos hereditarios y transmisibles de varón a varón), con privilegio de titularse conde o marqués indistintamente.

Fue el mayor de los tres hijos varones nacidos del caballero Jean II de Beausobre, Señor de Beausobre (1666-1722), Coronel al servicio de la Corona Francesa, y de su prima Jeanne de Beausobre. Su padre se había distinguido como oficial en el Ejército de Luis XIV, tras iniciar su carrera en el Regimiento de Stoppa (1687), participando en las campañas militares en Flandes, España, Mallorca, Mosela y en el Pasaje del Rhin, que le dieron el suficiente prestigio como para llamar la atención del Conde Trauttmansdorff, embajador del Emperador en Suiza, y pretender éste que pusiera su espada al servicio de la Casa de Austria, cosa a la que se negó en redondo pese a las amenazas veladas sobre su familia, cuyas tierras habían sido confiscadas tiempo atrás. El abuelo, François de Beausobre (1624- ? ), hijo de Jean I de Beausobre y de una damisela Du Ris, procedente de la pequeña nobleza burgunda, ya figuraba desde 1641 en la primera Compañía de los Cien-Gentileshombres de la Guardia del Rey Luis XIII, bajo las órdenes del Conde de Lauzun, y se había casado en 1656 con Jeanne de Jouet-Sur-la-Loire, que le dio 6 retoños, siendo Jean II de Beausobre su 3er. hijo varón.

El linaje de los Beausobre procedía de la vieja nobleza de espada inmemorial del antiguo Condado de Provenza, fundado por Jonás-Baltha cuando, en el año 890, contrajo matrimonio con Sibila de Lavemberg. El hijo de éstos, Casimir de Beaux, casado en 926 con Mathilde de Massa, perpetuó el linaje que por entonces se conocía como de los Señores de Beaux y sus representantes contrajeron alianzas en las distinguidas familias de De La Tour, De Castro, De Vienne, De Suze, De Provenza, D'Orange, De Sabran, D'Aix, D'Anduze, De Macaut D'Aubre o De Saubre (señorío éste que formó parte de la familia a partir de 1439 y que dio origen al nombre de De Beaux De Saubre que, andando el tiempo, degeneró en De Beausobre).

Con Bertrand IV de Beaux (ob.1457), acusado de herejía e hijo de heréticos albigenses, y apodado Beaussare por haber escapado de su prisión, la familia estuvo representada en la célebre batalla de Azincourt (1415), y casó el 12 de agosto de 1439 con Dama Margarita, hija de Joseph, Señor de Macaut-Sur-Gironde y d'Aubre o de Saubre, heredando de este último señorío. El hijo de éste, Léonard I de Beaux (1442-1520), fue el primero de su familia en pertenecer a la prestigiosa Compañía de los Cien-Gentileshombres de la Guardia del Rey de Francia. El nieto, Léonard II de Beaux (1505-1572), Señor de Saubre-les-Albin, llamado también Sobre, y de Ferrières, de Soubrebost, de Sabrin y de Langoiron, igualmente apodado Beaussare, fue una de las pocas víctimas de la Masacre de la San Bartolomé que consiguió salir de París pero que falleció a consecuencia de sus heridas al poco tiempo. El quinto hijo de éste, Arnault de Beaux de Saubre (1541-1610) abrazó el bando hugonote y se puso al servicio del Príncipe de Condé en 1568. Escapó de milagro a la Masacre de la San Bartolomé en 1572, encontrando refugio en casa de su cuñado, el Señor de Cipierre. Protestante perseguido, tuvo que exiliarse en Ginebra en 1576. Bien acogido por la República Helvética, obtuvo el derecho de burguesía y fue miembro del Consejo de los Doscientos. Se estableció y murió en el Castillo de Morges, en el Cantón de Vaud. Fue el primero en rubricar su nombre como "Arnault de Beaussobre / Señor Arnault de Beaussobre" fruto abreviado del nombre de De Beaux De Saubre o De Soubre, y que sus descendientes adoptaron y conservaron.

Jean-Jacques de Beausobre, siguiendo los pasos de sus antepasados, padres y abuelos, abrazó naturalmente la carrera militar a partir de 1716. En 1734, ya era Capitán de Granaderos en el Regimiento de Courten, mandado por su padre. Enviado por el Rey para servir en las filas del Ejército Austríaco en la guerra de Hungría, asistió a la firma de la paz el 17 de setiembre de 1739 en Belgrado. En 1740, Luis XV le creaba 1er Barón de Beault (Beaux) y Conde de Beausobre, y le daba su real permiso para llevar el título de Conde y de Marqués de Beausobre, privilegio extensible a todos sus parientes que llevasen su mismo nombre, otorgándole además el cargo de ayuda-del-mariscal-general de los alojamientos del Ejército de Bohemia, mandado por el Mariscal-Duque de Belle-Isle. En 1743, le ofrecieron el mando de un regimiento de húsares tras distinguirse en la batalla de Dettingen. Ascendido a brigadier de caballería en 1744, a mariscal-de-campo en 1748 y finalmente a Teniente-General en 1759, el Conde de Beausobre sirvió con distinción en todas las guerras (Guerra de Sucesión Polaca, Guerra de Sucesión Austríaca, Guerra de los Siete Años), bajo el mando del Mariscal de Sajonia. En 1738, fue recibido como Caballero de la Orden del Aguila Roja de Brandenburgo, de la que acabaría siendo Gran Cruz en 1765. Se retiró del servicio activo en 1763 y se instaló en su castillo de Bisseuil, en Normandía. Murió veinte años más tarde.


 

jueves, 20 de noviembre de 2014

EL VIIIº PRÍNCIPE DE CONDÉ



CONDÉ_VIIIº Príncipe de / 8ème. Prince de_Louis V Joseph de Bourbon-Condé, VIIIº Príncipe de Condé, Príncipe de la Sangre, XVº Duque de Borbón, VIIIº Duque de Enghien y d'Albret, Xº Duque de Montmorency, XIIº Duque de Guisa, VIIº Duque de Bellegarde & Par de Francia, XXVIIº Conde de Sancerre, XXVº Conde de Charolais, Señor de Chantilly (Hôtel de Condé, París, 09-08-1736 / Castillo de Chantilly, 13-05-1818).

Sus padres fueron el feo Luis IV Enrique, Duque de Borbón y 7º Príncipe de Condé, y la hermosa princesa Carlota de Hessen-Rheinfels-Rottenburg. De la unión de la "Bella" y la "Bestia", surgieron entre otros, nuestro protagonista, físicamente más aventajado y mentalmente más sereno después de una sucesión de antecesores tarados y deformes. Por su madre, Luis V José de Borbón era nieto del Landgrave Ernesto Leopoldo de Hessen-Rheinfels-Rottenburg (1684-1749) y de la Princesa Eleonora zu Löwenstein-Wertheim (1686-1753) y sobrino de Polixena Cristina de Hessen-Rheinfels-Rottenburg (1706-1735), esposa del rey Carlos-Manuel III de Cerdeña y Piamonte (1701-1773), hermana y cuñado respectivamente de su madre.

Por parte de padre, era sobrino de la maltratada Princesa de Conti y de los condes de Charolais y de Clermont, Carlos y Luis de Borbón-Condé. Nieto del desquiciado y cruel Luis III, 6º Príncipe de Condé y de la legitimada Mademoiselle de Nantes, Francisca María de Borbón, ésta le hacía bisnieto del rey Luis XIV y de Françoise-Athénaïs de Rochechouart-Mortemart, Marquesa de Montespan.

Luis V José de Borbón nació el 9 de agosto de 1736 en el Palacio de Condé, París.

Su infancia y adolescencia las pasó junto a su hermosa madre en el castillo de Chantilly. La familia de los Condé se encontraba entonces proscrita desde que su padre, primer ministro del rey Luis XV desde 1723, había caído en desgracia una década antes de su nacimiento. Alejados a la fuerza del epicentro versaillesco, Luis V José de Borbón, duque de Enghien, creció entre las delicadezas mundanas de su madre y las obsesiones equinas y científicas de su padre. Pronto, como sus ancestros, Luis José sintió la llamada de la vida militar guiado por la ejemplar carrera del Gran Condé su tatarabuelo.



EL 8º PRÍNCIPE DE CONDÉ


A los catorce años (1740), su padre fallece convirtiéndole en el octavo príncipe de Condé. Menos de un año después, es su madre quien desaparece dejándole completamente huérfano a los quince. Quizá por mediación de la Marquesa de Pompadour, amante oficial del rey Luis XV, el Príncipe de Soubise propone la mano de su hija Carlota-Godefride-Elisabeth de Rohan-Soubise (1737-1760) al adolescente y rico príncipe de Condé. Considerando las ventajas de tal alianza con la linajuda familia de Rohan, que le acercarían nuevamente al favor real, Luis V José de Borbón accedería a casarse con la encantadora heredera de los Soubise. Es cosa hecha en 1753; el novio tiene entonces 17 años, mientras que la novia cuenta 16. Luis XV firma el contrato matrimonial en Versailles y bendice, satisfecho, a los novios que se casan en la capilla real de palacio el 3 de mayo de 1753, ante toda la corte y la Familia Real allí reunidos.

Las ventajas de la semejante boda pronto se harían notar: el Príncipe de Condé y su esposa gozan de las grandes y pequeñas entradas en Versailles, y Luis XV no tardará en concederle la confirmación del cargo de Gran Maestre de Francia, que había sido ostentado por sus antecesores en épocas pasadas. Más aún: aparte de unos apartamentos en palacio, el rey impulsa la carrera militar del joven Condé, que arde en deseos de mostrar su valía en el ejército de Su Majestad.

Tres años después de celebrarse la boda, la Princesa de Condé da a luz al primer hijo varón: Luis VI Enrique de Borbón-Condé, Duque de Borbón (1756-1830). Le seguirían dos niñas más: María de Borbón-Condé (1756-1759) -muerta a los 3 años de edad y hermana melliza del anterior- y Luisa Adelaida de Borbón-Condé (1757-1824), conocida como "Mademoiselle de Condé" y futura abadesa de Remiremont.



Por aquellos años, el joven príncipe ordena la demolición del Palacio de Condé, en París, para construir en su emplazamiento el Teatro de L'Odéon, después de haber erigido el Palais-Bourbon, su nueva residencia en la capital del Sena, hoy sede del Parlamento (Asamblea Nacional).



Nombrado teniente-general de los Ejércitos del Rey en 1758, accede al cargo de gobernador de Borgoña, tras haber participado con nota alta en la Guerra de los Siete Años, añadiendo a su currículum militar las victorias de Grüningen y de Johannisberg (1762). Pero no solo es un general triumfante; es también un jefe que se implica personalmente en los problemas cotidianos de sus soldados y subordinados. Se preocupa por ellos y por sus necesidades, velando siempre por su salud y bienestar. Esos gestos harán que sus soldados le amen como jefe y como persona, y le sigan fielmente allá donde los conduzca. Tal es la buena prensa que difunden sus soldados sobre él, que el Príncipe de Condé pasará a ser tremendamente popular entre los suyos y los que no están a sus órdenes pero ansían tenerle como general.

Sin embargo, dos años antes, su mujer fallece (1760), dejándole viudo y con dos huérfanos.



Aureolado por sus triunfos bélicos, pese a la costosa derrota de Francia en esa penosa contienda europea, el Príncipe de Condé obtiene el permiso de descansar en su castillo de Chantilly donde tiene su propia corte. En sus tierras recibe a mucha gente y demuestra ser el mejor de los anfitriones. Un testigo de entonces, anotaría en 1777, que el Príncipe y ocho de sus amigos solían ser diariamente servidos en la mesa por una cohorte de veinticinco camareros, mientras tocaba toda una orquesta al completo para amenizar sus comidas y cenas.



Por aquella época, ya anda cortejando a la hermosa y rica Princesa de Mónaco, nacida Maria-Catalina de Brignole-Sale (1737-1813), hija de un dogo de Génova y esposa del celoso Príncipe Honorato III de Mónaco, al que le aportó una colosal dote en el momento de casarse. Si entonces las infidelidades entre gentes de la alta sociedad son vistas como algo corriente y se aceptan, el temperamento del príncipe monegasco no encaja nada bien los deslices de su consorte con un pariente del Rey de Francia. Haciendo un escándalo del adulterio de su esposa, Honorato III de Mónaco se atrae la desaprobación de la sociedad parisina que critica su mal perder y su falta de compostura. Harta de sus escenas, la Princesa de Mónaco acabaría por solicitar la separación de cuerpos y abandonaría a su marido para vivir junto al Príncipe de Condé, del que está locamente enamorada.

En 1780, Luis XVI le nombraría Coronel-General de Infantería, pese a su concubinato con la Princesa de Mónaco.

Amigo y protector del célebre libertino y escritor Marqués de Sade, que ha nacido en su casa, no dudará en apadrinar a su hijo Louis-Marie de Sade, y en sostenerlo sobre la pila bautismal en la capilla privada de los Condé en Chantilly.



LA REVOLUCIÓN Y EL EXILIO


Aunque el príncipe pasa por ser un liberal, en 1789 se opuso al doblamiento del Tercer Estado durante la reunión de los Estados Generales en Versailles. Para él, la Revolución tomó un giro desagradable y sus desmanes se hicieron intolerables. Tras la toma de La Bastilla, aquel 14 de julio de 1789, y la partida del Conde de Artois hacia el exilio (15 de julio de 1789), el Príncipe de Condé y su familia optaron por hacer sus baúles y seguir con el ejemplo del hermano menor del Rey. Es el pistoletazo de salida al exilio, el detonante de una auténtica ola de emigración de la nobleza huyendo de una revolución que acabará por hundir todo un mundo en un mar de sangre...

En su marcha hacia el exilio, el Príncipe de Condé arrastra consigo a la Princesa de Mónaco, a su hijo el Duque de Borbón y a su nieto el Duque de Enghien, al Príncipe de Conti, a los Duques de Polignac y a los Príncipes de Rohan-Guéméné... Elige entonces encontrar refugio en los Países-Bajos, luego viaja hasta Turín y, finalmente, se instala en Worms (Alemania) donde empezaría por reunir un ejército a orillas del Rhin, mientras los hermanos del Rey se instalan en Coblenza. Sus peregrinajes por las cortes vecinas tan solo obedecen a un objetivo: conseguir apoyos y ayudas. Seguido por lo más granado de la aristocracia gala, por algunos de sus antiguos soldados y subordinados, se decide a crear un ejército destinado a combatir a las tropas revolucionarias que empiezan a arrasar más allá de las fronteras francesas. Paralelamente, crea una red de espionaje para sabotear la Revolución desde dentro.



En 1790, Luis V José de Borbón declaraba a sus semejantes:


"Desde hace un año ya, he abandonado mi patria; debo exponer a los ojos de Europa los motivos que me han obligado a salir de ella. El pueblo francés se ha dejado perder por facciones, pero abrirá los ojos, ese buen pueblo; enrojecerá por los crímenes que la intriga y la ambición de sus jefes le han llevado a cometer. Volverá a enderezar, con sus propias manos, el trono de sus reyes o me sepultaré bajo las ruinas de la monarquía. La nobleza es una: es la causa de todos los príncipes, de todos los gentilhombres, que yo defiendo; se reunirán bajo el glorioso estandarte que yo desplegaré a su cabeza. Si, yo iré, pese al horror que debe naturalmente inspirar a un descendiente de San Luis, la idea de manchar su espada con la sangre de los Franceses; iré a la cabeza de la nobleza de todas las naciones y seguido por todos los súbditos fieles a su rey, que se reunirán bajo mis banderas, e intentaré liberar a este infortunado monarca."


Sin embargo, sus gestiones y operaciones resultan molestas a las potencias extranjeras. Preocupados por controlar los movimientos de los emigrados franceses, las cortes de Viena y Berlín mantienen al Príncipe de Condé alejado de todas las operaciones militares en 1792 y, para colmo, le subordinan a un general austríaco (1793). Estacionado a orillas del Rhin entre 1794 y 1795, el Ejército de Condé pasa luego bajo el control de Gran-Bretaña, de Austria y de Rusia sucesivamente, ya que estas potencias contribuyen a su manutención y dirección.

En 1796, mandaría recado al Duque Luis-Felipe de Orléans (hijo del tristemente célebre Felipe-Igualdad) para que se uniera al Ejército de Condé, pero éste negándose a combatir contra sus hermanos de armas, rehusó responder a la petición. Pese a la desertación del joven Orléans, convertido en un simple maestro de escuela en Suiza, en el Ejército de Condé se cuentan a numerosos jóvenes aristócratas como el Duque de Richelieu, el Vizconde de Châteaubriand y el Duque de Blacas, personajes que serían figuras de proa de la Restauración Monárquica en 1814.

En 1797, tras el Tratado de Campoformio establecido entre Austria y la República Francesa, el Príncipe de Condé y su ejército pasan al servicio del zar Pablo I de Rusia. Tras el Tratado de Lunéville, en el que Rusia abandona la coalición contra Francia, su ejército es finalmente disuelto. Tras haber realizado, en vano, auténticos prodigios de valor en Wissemburg, Haguenau y Bentheim, el príncipe se vió obligado a disolver sus tropas y retirarse a Inglaterra con su familia (1801), instalándose en Wanstead. La Princesa de Mónaco le acompañaría fielmente en aquellos primeros y lúgubres años. Para poner fin a su situación irregular, el príncipe matrimonió con Maria-Catalina de Brignole-Sale tras pedir el visto bueno del Conde de Provenza, nuevo jefe de los Borbones al ser guillotinado su hermano Luis XVI (21 de enero de 1793) y al fallecer en extrañas circunstancias su sobrino el Delfín Luis XVII (1795) en la Torre del Temple.

En su exilio británico, padre e hijo malviven servidos por criados a los que, dificilmente, consiguen pagar puntualmente los sueldos. Tampoco pueden comprarse ropa nueva ni dedicarse a recibir como antaño en Chantilly; el dinero no siempre les llega para comer decentemente. Pese a la miseria en la que se ven sumidos, viven y comen siguiendo a rajatabla todo el viejo ceremonial cortesano de Versailles, ataviados con trajes pasados de moda, usados y remendados. Las tediosas veladas eran amenizadas con sus viejos recuerdos, conversaciones y lecturas aburridas que intentaban distraerles de su tristeza y abatimiento moral.

El rey Jorge III se apiadaría de su triste situación, concediéndoles una única pensión de 675 Libras que debían, sin embargo, compartir. Recibían más de la corte de Saint-James que los Duques de Orléans, pero mucho menos que el Conde de Provenza y el Conde de Artois. La generosidad británica rozaba la racanería.

El triumfo de la Revolución y el advenimiento del Consulado con el general Napoleón Bonaparte en Francia, acaban por tener un efecto demoledor en el espíritu del Príncipe de Condé. Perdiendo contacto con la realidad, persiste en su idea de levantar un nuevo ejército contra-revolucionario y transmite instrucciones bélicas a su nieto, el Duque de Enghien, entonces afincado como un simple particular en el castillo de Ettenheim, en Baden, propiedad heredada de su abuela, sin comprender que los tiempos han cambiado.

El destino le reservaría un último golpe fatal: su nieto Luis Antonio, Duque de Enghien, sería nocturnamente secuestrado en su residencia badense de Ettenheim por la policía secreta de Napoleón y, tras un interrogatorio y una parodia de juicio, ejecutado en los fosos del castillo de Vincennes (21 de marzo de 1804). Con el asesinato de su nieto, el linaje de los Príncipes de Condé quedaba letalmente seccionado y condenado a desaparecer con el Duque de Borbón, Luis VI Enrique (1756-1830).

En 1813, otra muerte viene a ensombrecer al príncipe: su segunda esposa, Maria-Catalina de Brignole-Sale, ex-princesa de Mónaco, fallece y es sepultada en el cementerio de Wimbledon.




EL REGRESO A LA PATRIA



Su exilio duraría hasta la caída del Imperio Napoleónico (1814), y tras confirmarse la noticia que el Senado Imperial llamaba al Conde de Provenza a posesionarse del trono de sus padres como rey y con el ordinal de Luis XVIII. El retorno de la monarquía a Francia puso punto y final a un tedioso y miserable exilio de 25 años. Dos décadas y media que hicieron mella en el príncipe; los disgustos, las desgracias y las penas arruinaron su ánimo y, aquejado de senilidad con 78 años de edad, Luis V José de Borbón regresaba a su patria sin entender muy bien qué estaba pasando. Todas sus propiedades habían sido confiscadas desde su marcha en 1789, y sus tesoros artísticos saqueados y vendidos en subasta. El castillo de Chantilly, joya de la corona de los Condé, había sufrido mucho de los desmanes revolucionarios: saqueado, incendiado y demolido en gran parte, tan solo subsistían el "petit-château" (pequeño castillo) y el castillo de Enghien de aquel grandioso complejo, junto con las grandes y hermosas cuadras construidas por su padre, que se salvaron milagrosamente de la destrucción. Su residencia parisiense del "Palais-Bourbon", se había convertido en sede de la cámara de los diputados, la hoy día Asamblea Nacional (parlamento) y el Gobierno tuvo que devolverselo junto con todas las otras propiedades que le habían sido arrebatadas por la República en 1792. Para el "Palais-Bourbon", el príncipe se contentó con el acuerdo de seguir cediendo parte del palacio al Parlamento a cambio de un sustancioso arrendamiento, mediante un contrato de alquiler de 3 años, permitiéndole además ocupar la otra parte que no se utilizaba como vivienda particular. Habría que esperar hasta 1827 para que el Estado se convirtiera en el nuevo propietario del complejo palatino conformados por el "Palais-Bourbon" y el palacio de Lassay, que formaban un solo edificio desde 1764.

Quizá la peor parte del reencuentro con su patria, fue ver cómo habían saqueado las tumbas de sus padres y antecesores en Valléry, cuyos restos fueron violados y tirados a una fosa común por los revolucionarios. Su hijo, el Duque de Borbón, se encargó de la triste tarea de exhumar los cuerpos de sus antepasados para devolverlos a su antiguo emplazamiento en una única tumba sellada por una sencilla losa de marmol gris.

Una vez restaurado en el trono de sus padres, Luis XVIII devolvió al anciano Príncipe de Condé su antiguo cargo de Gran Maestre de Francia, lo que implicaba tener funciones oficiales en la corte instalada en el Palacio de Las Tulerías, y de la que sería un asiduo miembro, mientras su hijo la desertaba. Con la excusa de sus años, el Príncipe de Condé se exprime libremente y sin florituras sobre todo lo que acontece en la corte o en el Gobierno.

Al cabo de cuatro años, el octavo Príncipe de Condé, viejo y agotado, fallecía en su querida propiedad de Chantilly el 13 de mayo de 1818, a la edad de 82 años.

A modo de anécdota, podríamos avanzar la teoría de algunos historiadores de que el famoso pretendiente Charles Naundorff, que se creía que era el pobre Delfín Luis XVII escapado del Temple en 1795 (y reemplazado por otro niño de la misma edad y muerto de tuberculosis en aquella lóbrega celda), no era en realidad el hijo de Luis XVI y de Maria-Antonieta, sino un bastardo del Príncipe de Condé, lo que explicaría su semblanza física con los Borbones y su conocimiento de las costumbres de la corte de Versailles.