domingo, 18 de mayo de 2014

LA IIª DUQUESA DE WESTMINSTER




WESTMINSTER_IIª Duquesa de / 2nd Duchess of_Lady Constance Edwina Cornwallis-West Grosvenor, IIª Duquesa de Westminster & Par de Gran-Bretaña, IVª Marquesa de Westminster, Condesa Grosvenor, Vizcondesa Belgrave, Baronesa Grosvenor (1876 / 21-01-1970); fue la primera esposa del IIº Duque de Westminster, uno de los hombres más ricos del Reino-Unido, y una distinguida dama de la alta sociedad británica. Por parte paterna, era tataranieta del IIº Conde de La Warr, mientras que por el lado materno era biznieta del IIº Marqués de Headfort.




Lady Constance Edwina Cornwallis-West era la más joven hija de William y Mary Cornwallis-West, y hermana de Daisy, Princesa von Pless. Fue gracias a una fiesta en la residencia de los Duques de Marlborough, Blenheim Palace, que su madre pidió al entonces Príncipe de Gales (futuro rey Eduardo VII), que convenciera a Hugh Grosvenor, IIº Duque de Westminster, para que pidiera la mano de Constance. Fue cosa hecha el 16 de febrero de 1901. Poco después de la luna de miel, la pareja se instaló en la mansión de Grosvenor House, en Park Lane (Londres), que el duque acababa de heredar de su abuelo. Un tiempo después, los duques se instalarían en la mansión solariega de Eaton Hall, en el condado de Cheshire.

Del matrimonio bien avenido nacerían tres hijos:

-Lady Ursula Mary Olivia Grosvenor (1902-1978) => con descendencia.

-Lord Edward George Hugh Grosvenor, Conde Grosvenor (1904-1909)

-Lady Mary Constance Grosvenor (1910-2000)

La duquesa fue una de las dos únicas mujeres que compitieron en los Juegos Olímpicos del verano de 1908, en una carrera de yates que le valió la medalla de bronce.

Tanto el duque como la duquesa formaban una feliz pareja que compartían las mismas aficiones deportivas: las competiciones marítimas y las carreras de coches. Sin embargo, las expectativas financieras de sus padres a través de su rico matrimonio y sus largas ausencias lejos del hogar familiar, acabaron por arruinar el futuro de la pareja ducal. En 1909, el único hijo varón y heredero del ducado, Lord Grosvenor, falleció tras ser operado de apendicitis mientras la duquesa estaba ausente. El duque la acusó entonces de negligencia y desapego por sus hijos, prohibiéndole aparecer en los funerales de su propio hijo. Por entonces, se rumoreaba en sociedad que la duquesa andaba teniendo un 'affaire' en secreto con un aristócrata español: el Duque de Alba y de Berwick. Cierto o no, el escándalo de su supuesta infidelidad y su imperdonable ausencia durante la muerte de su hijo, sentenciaron su matrimonio.

En 1913, el Duque de Westminster pidió formalmente el divorcio. Sin embargo, al estallar la Iª Guerra Mundial (1914-1918), los trámites fueron paralizados al estar destinado el duque, junto con su regimiento, a reunirse con el grueso del Ejército Británico en el frente francés. Mientras tanto, la duquesa dedicó su tiempo a patrocinar un hospital militar en la localidad costera de Le Touquet, en Francia.

Tras el armisticio de 1918, la Duquesa de Westminster fue solemnemente investida Comendadora de la Orden del Imperio Británico (O.B.E.), por los servicios prestados durante la guerra.

El 19 de diciembre de 1919, los duques se divorciaban formalmente, siendo ella la perjudicada por las acusaciones de adulterio y abandono del hogar. Sin embargo, y pese al revuelo de semejante separación en la alta sociedad británica, tanto el duque como la duquesa mantuvieron una relación amigable después de divorciarse; llegaron incluso a reunirse en Buckingham Palace para presentar a sus hijas a los reyes Jorge V y Mary, y acompañarlas en su puesta de largo en sociedad.

La buena sintonía de la ex pareja levantó entonces rumores de que ambos se habían divorciado de común acuerdo y amigablemente, para poder casarse otra vez cada uno por su lado.

El hecho es que, el 14 de enero de 1920, la ex Duquesa de Westminster casaba secretamente con su secretario privado y agente, el Capitán James Lewes. Ambos se habían conocido durante la Gran Guerra: el capitán, malherido, había sido atentido en el hospital de Le Touquet, regentado por la duquesa. La pareja enamorada nunca tuvo hijos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada