sábado, 25 de enero de 2014

LA IIIª CONDESA DE SÉNOZAN




SÉNOZAN_IIIª Condesa de / 3ème Comtesse de_Anne Marie Louise Nicole de Lamoignon de Malesherbes, Marquesa de Rosny, Condesa de Sénozan, Condesa de Viriville, Dama de Verneuil (Hôtel de Lamoignon, Paris, 06-06-1718 / Plaza de la Revolución, ex-Plaza Luis XV, París, 10-05-1794), fue una dama de la alta sociedad francesa perteneciente a una de las más eminentes familias de la nobleza de toga, los Lamoignon, y una descendiente del célebre ingeniero Marqués de Vauban.

Tercera hija del financiero, alto magistrado y presidente Guillaume de Lamoignon, Señor de Blancmesnil (1683-1772), Canciller de Francia entre 1750 y 1768, y de su segunda esposa Anne Élisabeth Roujault (1692-1734). De un matrimonio anterior con Madeleine Louise d'Aligre (1697-1714), éste había tenido dos hijos varones muertos en la infancia en 1713 y 1719.

Las hermanas y hermanos que precedieron y siguieron a nuestra dama fueron:

-Marie Élisabeth de Lamoignon-Malesherbes (1716-1758) c.c. César Antoine de La Luzerne, Conde de Beuzeville (ob.1755) => 3 hijos.

-Barbe Nicole de Lamoignon-Malesherbes (1717-1717).

-Marie Louise de Lamoignon-Malesherbes (1719-1790) c.c. Guillaume Castanier d'Auriac (1702- ? ) => 1 hijo.

-N. de Lamoignon-Malesherbes (1720), nacido muerto.

-Chrétien Guillaume de Lamoignon de Malesherbes (1721-1794), Señor de Malesherbes, jurista, magistrado, Presidente de la Corte de Ayudas, ministro de Luis XVI; c.c. Françoise Thérèse Grimod de La Reynière (1732-1771), padres de dos hijas:

*Marguerite-Thérèse de Lamoignon-Malesherbes (1756-1794), Marquesa de Rosanbo.

*Françoise Pauline de Lamoignon-Malesherbes (1758-1827), Marquesa de Montboissier.

-Agathe Françoise de Lamoignon-Malesherbes (1723-1806), religiosa en el Convento de la Visitación de París.

Anne Nicole de Lamoignon casa en París el 14 de febrero de 1735 con Jean Antoine Olivier de Sénozan, Marqués de Rosny (1713-1778) y futuro 3er Conde de Sénozan, señor de Magny y d'Alincour, presidente en el Parlamento de París desde 1733 y que se convertirá en consejero del Rey en 1758.

La pareja tan solo tuvo un hijo:

Antoine François Olivier de Sénozan (1737-1769), Marqués de Taulignan y Conde de Viriville, Capitán de caballería que en 1761 contrajo matrimonio con Claude Louise de Vienne (1741-1769), madre de su única hija Sabine Olivier de Sénozan (1764-1794) que casaría a su vez con Archambaud, Conde y 1er Duque de Talleyrand-Périgord (1762-1838) en 1778 y al cual daría 6 hijos.

Nuestra protagonista fue educada en París y, en plena adolescencia (17 años), le encuentran el marido ideal en el mismo círculo de la alta magistratura parisina, al que tendrá que dar su mano sin siquiera opinar al respecto. Su vida de casada no difiere de la de su infancia: mismo círculo social, mismas amistades, importantes relaciones mundanas y vida ociosa de gran dama y terrateniente que reparte su tiempo entre París, Versailles y cortas estancias en provincia.




1769 será un año negro para ella: asiste a las repentinas muertes de su único hijo y heredero, y de su nuera, convirtiéndola en la única tutora legal de su única nieta, la pequeña huérfana de 5 años Sabine Olivier de Sénozan.

En 1778, al fallecer su esposo el Conde de Sénozan, tiene 60 años de edad. Éste muere el 30 de septiembre, dejándole una sucesión harto complicada; la condesa viuda tendrá que deshacerse de una parte de las posesiones de su difunto marido pero, por otro lado, se convertirá en la nueva propietaria de la tierra, castillo y señorío de Verneuil-sur-Seine el 14 de abril de 1780. Envuelta en un pleito judicial contra su vecino Tautest Duplain, poseedor de las tierras de Vernouillet que ella persigue, consigue ganar la partida pero se atrae la hostilidad de los habitantes de Vernouillet, nada complacidos al ver cómo terrenos comunales son anexionados en provecho de la flamante señora de Verneuil.




Apasionada de botánica, la condesa pedirá a su jardinero cultivar naranjos en la nueva Orangerie del castillo de Verneuil. Cuando pasa sus temporadas invernales en París, tiene casa en la calle de Montmartre pero, deseosa de reforzar los lazos con su hermano Chrétien Guillaume, comprará un palacete en la calle Saint-Honoré, cerca del Palacio del Louvre y de Las Tulerías. Para hacerle compañía a su hermana, el ministro tiene su propias habitaciones en el castillo de Verneuil, donde acude con frecuencia para pasar temporadas de tranquilidad lejos del ruido de la capital.

Cuando estalla la Revolución, tanto la Condesa de Sénozan como su hermano deciden quedarse. Piensa equivocadamente que, con su avanzada edad, no tiene mucho que temer de esa tormenta y conserva su residencia de la capital. Comete, además, el craso error de recibir en su salón a eminentes personajes monárquicos y sospechosos de ser contrarrevolucionarios. El castillo ancestral de Sénozan sería, en 1789, asaltado, saqueado, incendiado y finalmente demolido. Pronto, con la caída de la monarquía en 1792 y la posterior ejecución del rey en enero de 1793, luego de la reina en octubre, el panorama se ensombrece aún más.

Puesta bajo vigilancia por las autoridades revolucionarias, es finalmente arrestada el 4 de noviembre de 1793. La Condesa de Sénozan es conducida hasta la cárcel pero, ante la falta de espacio estando las celdas repletas, es nuevamente llevada a su domicilio de la calle Saint-Honoré y puesta bajo arresto, obligada a cohabitar con sus dos guardianes mientras instruyen su proceso.

Juzgada ante el Tribunal Revolucionario en abril de 1794, es trasladada a la cárcel de Port-Royal. Allí, será inculpada en el juicio llevado a cabo contra la Princesa Elisabeth de Francia, hermana menor del guillotinado Luis XVI. Junto con otros aristócratas, es condenada a muerte por "complot contra la Revolución".

Subirá en la misma carreta que Madame Elisabeth, que las llevará hasta la guillotina el 10 de mayo de 1794. Tenía 75 años.

Su familia fue prácticamente eliminada por la Revolución, teniendo el tiempo suficiente para ver morir a varios de sus parientes: su hermano Chrétien Guillaume de Lamoignon-Malesherbes, de 72 años, es guillotinado el 20 de abril de 1794; Su sobrina Marguerite Thérèse, Marquesa de Rosanbo (38 años), es ejecutada el mismo día que su padre y su marido Louis Le Peletier, Marqués de Rosanbo (46 años). Dos días más tarde, el 22 de abril, es la hija y el yerno de éstos quienes también suben al patíbulo: Aline Thérèse Le Peletier de Rosanbo, Condesa de Châteaubriand (23 años) y su marido Jean-Baptiste Auguste, Conde de Châteaubriand (34 años), capitán de caballería en el Regimiento Real y hermano del escritor René de Châteaubriand.

Dos meses más tarde, es su única nieta y una de sus primas-hermanas quienes serán igualmente guillotinadas: Sabine Olivier de Sénozan, Condesa de Talleyrand-Périgord, de 31 años de edad, es decapitada el 26 de julio de 1794; y Madeleine Charlotte Le Peletier de Rosanbo, Princesa Viuda de Chimay, de 54 años. Ambas acusadas de conspiración.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada