jueves, 9 de abril de 2015

La Iª DUQUESA DE DANTZIG



DANTZIG_1ª Duquesa de / 1ère. Duchesse de_Catherine Hubscher Lefebvre, 1ª Duquesa de Dantzig y del Imperio Francés, Par de Francia (Goldbach-Altenbach, Alto-Rhin, Alsacia, Francia, 02-02-1753 / Hôtel de Dantzig, París, 29-12-1835). Mujer famosa de humildes orígenes que trabajó de cantinera, lavandera y planchadora, luego de criada y finalmente estableciendo su propio negocio como lavandera a dos pasos del Palacio Real de Las Tulerías, en París, contrajo matrimonio con un sargento del Regimiento de las Guardias-Francesas, François Joseph Lefebvre, futuro mariscal de Francia y 1er. Duque de Dantzig.

Catherine Hubscher nació en el Valle de Saint-Amarin, en Alsacia, en el seno de una muy humilde familia. Desde temprana edad, su madre le enseñó a lavar y planchar la ropa, y las tareas domésticas más básicas pero cuan necesarias para una chiquilla destinada a trabajar toda su vida para ganarse el pan.

Enviada a París como criada, acabó por progresar e independizarse regentando una lavandaría que estaba a dos pasos del Palacio de Las Tulerías.

En 1783 se había casado con un militar alsaciano, nacido en Rouffach, François Joseph Lefebvre (1755-1820), hijo de un suboficial del cual se había quedado huérfano a la temprana edad de 10 años, siendo educado por un tío que era párroco. Un mal estudiante pero con grandes aptitudes. De chico peluquero, ingresa a los 18 años como simple soldado en el Regimiento de las Guardias-Francesas.

La bien avenida pareja tendrá nada menos que catorce hijos, de los cuales doce morirán en la cuna o siendo infantes.

Lefebvre será finalmente ascendido a sargento a sus 33 años, en 1788. El 14 de julio de 1789, muchos de sus oficiales le deberán la vida al salvarlos de la turba popular envalentonada por la fiebre revolucionaria. Ascendido desde entonces a teniente de la guardia nacional parisina pero fiel al rey Luis XVI, es herido cuando protegía a la Familia Real durante la tentativa de ésta de trasladarse al Real Sitio de Saint-Cloud. Facilitará la huída de las tres tías del rey al extranjero.



La Revolución tomando un giro sangriento, pasa a integrarse en los ejércitos de la República y se convierte en capitán de infantería en 1792. Sirve en el ejército del centro y en el de La Mosella. Distinguido por su bravura, es ascendido a general de brigada a finales del año 1793, participa en la batalla de Geisberg y se convierte en general de división en enero 1794. Su mujer, Catherine, no se separa de él y le acompaña en todas sus campañas, ayudando en todo lo que puede: cocina, lava, cura a los heridos,... sin amilanarse. De hecho, será herida en Forbach y condecorada por su valentía.

Lefebvre se distingue en la toma de Arlon y en la de Dinant, en la victoria de Fleurus, y es trasladado al ejército de Sambre-et-Meuse, sirviendo bajo las órdenes del General Kléber y del General Lazare Hoche. Presente en Altenkirchen y en Wetzlar, en Friedberg, en el pasaje del Rhin en Neuwied, pasa al ejército de Mayence (Magúncia), cuyo mando asume por intermitencias. Herido en Pfullendorf, se convierte en gobernador militar de París en 1799. Designado por el Consejo de los Quinientos como candidato al Directorio, no consigue ser elegido.

Unido a la suerte del General Napoleón Bonaparte, cliente moroso de su mujer Catherine como el pretencioso pero pobre Joseph Fouché, Lefebvre juega un importante papel durante el golpe de Estado del 18 Brumario. Napoleón nunca se olvidará de él y, agradecido, le convierte en presidente del Senado en diciembre de 1799. Mejor aún: Lefebvre es ascendido a mariscal del 1er Imperio durante la primera promoción de mariscales, y "Gran Aguila" de la Orden de La Legión de Honor. Su edad y su perfecto conocimiento de los reglamentos de infantería le convierten en un buen comandante de retaguardia, pero sus maneras rudas y el desenvuelto comportamiento de su mujer Catherine Hubscher, que no ha renunciado a sus costumbres de mujer del pueblo, irritan al Emperador cuando la pareja aparece en la Corte de Las Tulerías.

A Fouché, durante los sangrientos días revolucionarios, Catherine había espetado: "...cuando seas ministro, yo seré duquesa!", lo que equivalía a decir que cuando las gallinas tuviesen dientes, ella sería más que una simple lavandera del barrio de Las Tulerías. Sorprendentemente, esa frase parece haber sido premonitoria: Joseph Fouché, "el Carnicero de Lyon", se convirtió efectivamente en ministro imperial y Catherine Hubscher en "Madame la Duquesa de Dantzig".

En 1807, Lefebvre vuelve a los campos de batalla. El Emperador le confía el asedio de Dantzig. El 27 de mayo, la plaza capitula y Lefebvre recibe, en recompensa, el ducado de Dantzig. De este modo, su mujer lavandera, además de ser esposa de un mariscal, se convierte en duquesa.

Enviado a España en 1808, Lefebvre es victorioso en Durango, toma Bilbao y Santander, derrota a los británicos en Guenes, Valmaceda y toma Segovia. Destinado nuevamente a Alemania, durante la campaña contra Austria, y puesto a la cabeza de los Bávaros, es presente en Abensberg, Eckmühl y en Wagram. En Rusia toma el mando de la infantería de la Vieja-Guardia, combatiendo admirablemente durante la campaña de Francia.

Será uno de los mariscales que convencerá a Napoleón que abdique en Fontainebleau y vota su deposición. Durante los Cien-Días, vuelve a unirse a Napoléon que le hará Par de Francia sin mando concreto. Tras Waterloo y la IIª Restauración, Luis XVIII le destituye momentáneamente para castigar su trahición. Sin embargo, en 1819, le devuelve su rango en la Cámara de los Pares. Un año después, fallece tras haber elegido él mismo su tumba en el cementerio del Père-Lachaise.

Catherine Hubscher perdería antes a uno sus dos únicos hijos supervivientes:

Joseph, llamado "Coco", nació en 1802 y falleció en 1817. El segundo, Marie-Xavier-Joseph, nacido en 1812, viviría hasta 1885, siendo 2º duque de Dantzig y Par de Francia a partir de 1820.

La pareja había adquirido en París un palacete en la calle del Cherche-Midi, en 1808, y en el departamento de Seine-et-Marne, el Castillo de Combault en la localidad de Pontault-Combault (hoy sede del ayuntamiento).

Napoleón les concedió el título de "Duques de Dantzig" el 28 de mayo de 1807, y el rango de Pares de Francia el 2 de junio de 1815.

Catherine Hubscher y François Joseph Lefebvre formaron la más original pareja que existió en la Corte Imperial Francesa. Célebre fue Catherine por su llana manera de hablar, con su rudo lenguaje de calle, su vitalidad y su jocosa costumbre de decir las cosas tal y como eran, no olvidandose nunca de sus humildes orígenes de lavandera.

Se ganaría el célebre apodo de "Madame Sans-Gêne" (Señora Sin-Reparo, apodo que le fue dado póstumamente por el actor Victorien Sardou), al hablar al Emperador y a la Emperatriz Josefina de tu a tu, como si nunca hubiesen cambiado las cosas desde 1789. Llegó incluso a tener una tremenda trifulca con Napoleón que intentó presionar a Lefebvre para divorciarse de ella y casarle con otra mujer más refinada; en el curso de la discusión, ésta le recordó que le adeudaba aún todas las facturas impagadas de la lavandería desde tiempos de la Revolución. Napoleón acabó por pagar su deuda: 3 Napoleones!

La admirable Catherine Hubscher fallecería quince años después de su enamorado esposo, en 1835.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada